FBI realiza una redada de madrugada a la casa de un orador católico provida

Por Rita Li
26 de Septiembre de 2022 8:20 AM Actualizado: 26 de Septiembre de 2022 8:20 AM

El FBI arrestó la madrugada del viernes al escritor y activista católico provida, Mark Houck, en una redada a su casa rural, de acuerdo a los informes.

Houck, de 48 años, de Kintnersville, Pensilvania, fue el blanco más reciente de una serie de redadas y arrestos de grupos especializados SWAT, patrocinados por el Departamento de Justicia. En el evento, a las 7:05 a.m. del 23 de septiembre, al menos dos docenas de agentes federales invadieron su propiedad en el condado de Bucks con alrededor de 15 vehículos, informó LifeSite News.

“Los niños estaban todos gritando”, dijo la esposa de Houck, Ryan-Marie, al portal de noticias en línea. “Fue todo muy aterrador y traumático”.

El padre de siete hijos también es cofundador y presidente de The King’s Men, un grupo sin fines de lucro que promueve la cura de las víctimas de la adicción a la pornografía. Todos los miércoles, Houck conduce dos horas hacia el sur hasta Filadelfia para asistir durante seis a ocho horas a foros callejeros en la vereda de dos centros de aborto diferentes, según su esposa.

La esposa describió un incidente en el que su esposo “empujó” a un activista a favor del aborto lejos de su hijo de 12 años, después de que el hombre lanzara comentarios “groseros… inapropiados y repugnantes” a los Houck y entrara al “espacio personal” de su hijo. ” El hombre, que no resultó herido, intentó demandar a Houck. Ryan-Marie le dijo a LifeSite que la Corte de Distrito de Filadelfia desestimó una cargo de violación este verano, pero que el Departamento de Justicia lo tomó de alguna manera.

El Departamento de Justicia acusó a Houck de haber agredido dos veces a un escolta de una clínica de salud reproductiva, identificado en una acusación formal como “B.L.”, en violación de la Ley de Libertad de Acceso a las Entradas de las Clínicas, que convierte en delito federal el uso de la fuerza con la intención de dañar, intimidar e interferir con cualquier persona porque esa persona es un proveedor de atención de la salud reproductiva.

Si es declarado culpable de los cargos, Houck se enfrenta a un máximo de 11 años de prisión, tres años de libertad supervisada y multas de hasta 350,000 dólares, según un comunicado de prensa del 23 de septiembre.

Rifles

Los 25 a 30 oficiales totalmente armados estuvieron golpeando la puerta y gritando a pesar de los intentos pacíficos de Houck por aplacarlos.

“Por favor, yo voy a abrir la puerta, pero, por favor, mis hijos están en el hogar. Tengo siete bebés en la casa”, dijo Houck, según su esposa. Cuando él abrió la puerta, “ellos llevaban grandes y enormes rifles que apuntaban a Mark y me apuntaban a mí y apuntaban por toda la casa”, dijo Ryan-Marie Houck a LifeSite.

“Uno realmente no sabe qué sucede cuando uno ve armas apuntando a tu papá y a tu mamá en tu casa cuando te despiertas por la mañana”, dijo la esposa al medio de prensa.

Después de que Ryan-Marie Houck acusó al FBI de secuestrar a su esposo, los agentes le proporcionaron la primera página de la orden de allanamiento y dijeron que llevarían a su esposo al “edificio federal en el centro de Filadelfia”.

“El FBI se ha convertido en la fuerza de policía secreta de Biden”, escribió Ronny Jackson (R-Texas) en Twitter el 24 de septiembre. “Enviar un pequeño ejército de agentes fuertemente armados para asaltar la casa de Mark Houck debería asustar a TODOS los estadounidenses. ¡El FBI que usa tácticas de miedo e intimidación para perseguir a los conservadores debe TERMINAR!”.

El Departamento de Justicia y el FBI no respondieron de inmediato una solicitud de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.