Fiestas taurinas dejan tres muertos en dos días en España

16 de Agosto de 2015 Actualizado: 16 de Agosto de 2015

Tres hombres murieron en las últimas 48 horas en España tras recibir cornadas en festejos taurinos populares celebrados en diversas localidades del país. El suceso más reciente tuvo lugar en la mañana de ayer, cuando un toro alcanzó a un hombre de 34 años en la localidad de Peñafiel, en la provincia de Valladolid (centro-norte), durante una suelta de toros (encierro).

El afectado, el concejal socialista del Ayuntamiento de Traspinedo José Alberto Peñas, de 34 años de edad, murió horas después en el hospital a consecuencia de las graves heridas provocadas por el animal.

El concejal fallecido tomaba parte de las fiestas de Nuestra Señora y San Roque de Peñafiel. La víctima falleció en el Hospital Clínico de Valladolid tras ser operado de las heridas provocadas por asta de toro. La cornada se produjo cuando uno de los animales que iba a acceder a la Plaza del Coso de Peñafiel tras el recorrido del encierro, giró y comenzó a desandar su trayectoria, lo que provocó que dos corredores se chocaran entre sí y finalmente uno de ellos fuera corneado en el recorrido. En el encierro también sufrió contusiones otro corredor, aunque en este caso las heridas no revistieron gravedad y fue atendido en el mismo municipio.

Otro hombre de 32 años murió el viernes por la noche tras ser sorprendido por un toro en la localidad de Museros, cercana a Valencia (este). El suceso tuvo lugar durante el transcurso de los llamados “bous al carrer” (toros en la calle), un encierro popular que se celebra en varias localidades del este de España.

El siniestro aconteció sobre las 20 en la calle Mariano Benlliure de esa población de 5.500 habitantes de la comarca de L’Horta Nord, próxima a la ciudad de Valencia. La suelta de toros en las calles formaba parte del programa de festejos organizados en honor a San Roque. En un momento determinado, el toro sorprendió un aficionado de 32 años que no tuvo tiempo de refugiarse detrás de las barreras. El herido fue trasladado al Hospital Clínico de Valencia, a donde llegó sin apenas signos vitales. Aunque se le realizó una reanimación cardíaca, el hombre falleció.

La tercera víctima, de 53 años, falleció el viernes tras ser hospitalizada a consecuencia de varias cornadas sufridas el día anterior en otro encierro taurino en el pueblo de Blanca, en la provincia de Murcia (sureste).

Rafael Ibáñez Miñano, de 53 años, natural de Blanca había sufrido seis cornadas en distintas partes del cuerpo. El percance se produjo nada más iniciarse el encierro. Una de las cornadas le alcanzó en la arteria femoral. Tras ser intervenido ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos en estado crítico. Poco después de la medianoche del viernes falleció,

Desde principios de julio, son ya seis las personas fallecidas en festejos de este tipo en España. Dos hombres han fallecido en julio y cuatro en la primera quincena de agosto. El domingo 9, otro hombre, de 32 años, falleció tras ser corneado en el cuello en un encierro en Villaseca de la Sagra (Toledo). La víctima grababa con su celular la corrida de toros y no se percató de que un animal se acercaba.

En julio se registraron otros dos fallecimientos con pocos días de diferencia. El 5 un hombre de 54 años recibió una cornada en los festejos taurinos de las fiestas de Sant Pere que se celebran en el barrio del Grau, en Castellón. Los servicios médicos del recinto le realizaron una primera asistencia de urgencia en el lugar del suceso, y fue trasladado al hospital General de Castellón con pronóstico grave, donde falleció pocas horas después. Y el 14, en Pedreguer (Alicante), un turista francés de 44 años perdió la vida tras ser corneado por un toro durante los espectáculos taurinos municipales

Artículo original, aquí.

TE RECOMENDAMOS