Filman a un pulpo de anillos azules brillantes y una mordedura mortal en la costa australiana

Por Cat Bolton - La Gran Época
29 de Marzo de 2019 Actualizado: 29 de Marzo de 2019

El pulpo de anillos azules de Nueva Gales del Sur es de una belleza fascinante.

Pero no te encariñes demasiado. El veneno en el cefalópodo es lo suficientemente fuerte como para causar insuficiencia respiratoria en un humano con una sola mordedura, y éste es un pulpo que no teme atacar si se siente amenazado.

Estas mortíferas pero hermosas criaturas viven en piscinas de marea y arrecifes de coral, donde los humanos en ocasiones pueden verlas durante inmersiones de aventura e incursiones bajo las olas alrededor de los océanos Pacífico e Índico.

Sin embargo, para aquellos que no están particularmente dispuestos a salir por su cuenta a echar un vistazo, National Geographic compartió este mes un video de los impresionantes y aterradores habitantes del océano en las redes sociales – en ambos sentidos atrayendo la atención y recordando a los espectadores cuán mortal y venenosos pueden ser los pulpos.

©Shutterstock | SChantra

Siendo una de las cuatro especies de pulpos increíblemente venenosos que se encuentran en Oceanía, este pulpo de anillo azul fue filmado cerca de la costa de Kiama, una ciudad de Nueva Gales del Sur, Australia.

A primera vista, el pulpo no parece del todo amenazador. Esta especie en particular por lo general no supera los 30 centímetros de largo y los vibrantes anillos azules solo aparecen en la superficie de su piel cuando han sido provocados. Desaparecen una vez que el pulpo deja de tensar sus músculos, permitiendo que la criatura en miniatura llegue a camuflarse en el coral del arrecife.

Incluso los propios anillos pueden parecer más hermosos que aterradores, por si fuera poco. Brillan como si hubiera una luz dentro del pulpo, haciendo que sus cuerpos se vean como algo salido de una caricatura bellamente dibujada.

Sin embargo, esta dócil apariencia es engañosa. A pesar de alimentarse principalmente de pequeños crustáceos en las piscinas de marea, no temen atacar a los humanos si son provocados; ha habido, según National Geographic, tres muertes atribuidas a pulpos solo en Australia.

De hecho, su brillante y llamativa apariencia es un rasgo común de las criaturas que habitan en el océano. Al igual que los insectos y las serpientes con armaduras de colores brillantes, los peces y otras criaturas marinas que se jactan de su vibrante apariencia tienden a ser los más mortíferos; aunque siempre hay algunas especies que imitan las advertencias venenosas para mantener a raya a los depredadores, siempre es más seguro mantenerse alejado de cualquier cosa que destaque bajo las olas.

Sin embargo, como explica la oceanógrafa Jenny Hofmeister, hay una forma bastante sencilla para evitar una mordedura de pulpo de anillos azules: dejarlo en paz.

“Como la mayoría de los animales, solo atacan a un humano si sienten que sus vidas están en peligro. Siempre es por defensa propia y no por agresión”, explicó.

La mayoría de las mordeduras no son sufridas por humanos que se ocupan de sus propios asuntos, continuó, sino por aquellos que han tratado de recolectar lo que ellos creen que es una concha vacía pero que contiene un pulpo que no espera ser molestado.

Estos sorprendentemente pequeños amigos de ocho brazos pueden ocultar sus anillos azules, así que lo mejor es dejar a la mayoría de las criaturas del océano en paz cuando estés explorando.

Sin embargo, ver a uno de estos no significa que tengamos que huir, siempre y cuando mantengamos una distancia segura. Puede ser fácilmente una oportunidad para observar uno de los trucos más ingeniosos de la naturaleza y apreciar un poco de belleza en el proceso.

***********************************

Puede interesarte:

Se revela el secreto del negocio multimillonario de China

“Los militares están ganando dinero de esto, los hospitales están ganando dinero de esto, los intermediarios están ganando dinero de esto y hablando de dinero, se trata de una operación multimillonaria”.

TE RECOMENDAMOS