Fiscal General de Florida presenta un escrito de amicus sobre vacunación obligatoria

Por Jannis Falkenstern
14 de Septiembre de 2021
Actualizado: 14 de Septiembre de 2021

PUNTA GORDA, Fla.–El presidente Joe Biden ordenó la semana pasada a la Administración Federal de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) que elabore reglas que obliguen a las empresas estadounidenses con 100 empleados o más a exigir vacunas a sus trabajadores si se niegan a hacerse la prueba. El lunes, el gobernador de Florida Ron DeSantis prometió luchar contra la vacunación obligatoria y defender la ley de Florida que prohíbe la prueba de vacunas.

En una conferencia de prensa en Newberry, Florida, DeSantis apoyó a los empleados de los gobiernos locales que perdieron sus trabajos o están en peligro de perderlos debido a las vacunas obligatorias y han presentado una demanda contra la ciudad de Gainesville.

El gobernador hizo su anuncio en el condado de Alachua, donde los trabajadores de la ciudad de Gainesville, principalmente los socorristas, han presentado una demanda por la vacunación obligatoria en esa ciudad.

La fiscal general Ashley Moody presentó en nombre de esos trabajadores un escrito amicus que los respalda, la mayoría de los cuales son socorristas, y solicitó al tribunal que otorgue ayuda de emergencia. El escrito en defensa de los trabajadores desafía los requisitos de vacunas para todos los empleados municipales. Moody dijo que la decisión de despedir a cualquier empleado socorrista provocará una escasez de oficiales de policía y otros trabajadores de emergencia.

Como esposa de un socorrista, Moody dijo que despedir a personas en estas profesiones debido a una vacuna es “alarmante”.

El gobernador sostiene que los mandatos de Biden van en contra de la ley de Florida, ya que firmó un proyecto de ley en mayo que prohíbe a las entidades gubernamentales “exigir prueba de vacunación o recuperación posterior a la infección para obtener acceso, entrada o servicio de sus operaciones”. Además, la ley podría imponer una multa de USD 5000 por día a cualquier entidad que solicite dicha prueba de vacunación.

“Se trata del control”

DeSantis en la conferencia de prensa del lunes dijo que las vacunas obligatorias “no se tratan sobre la ciencia”, sino del “control”.

“Esto es político, se trata de usar el poder del gobierno para controlar. Vamos a proteger estos trabajos, protegeremos los medios de vida y protegeremos a las familias”, dijo DeSantis. “Estos grandes mandatos gubernamentales eliminan los derechos de las personas a tomar la mejor decisión por sí mismas, pero vamos a proteger a los residentes de Florida de la extralimitación del gobierno federal y local. Los residentes de Florida, no cualquier entidad gubernamental, son responsables de hacerse cargo de su salud personal”.

La representante Kat Cammack (R-Fla.)–quien se autodenominó como la legisladora “menos favorita” de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.)–dijo a la multitud que cuando la COVID-19 apareció por primera vez, los socorristas eran considerados héroes “que se apresuraron a ayudar a los enfermos y moribundos” y en ese momento no estaban vacunados porque la vacuna no existía entonces. Ella dijo que ahora están siendo “descartados”.

“Nuestros socorristas son héroes que corren hacia el peligro y arriesgan sus vidas para salvar a otros. Su servicio desinteresado garantiza la seguridad de nuestras comunidades, pero exigir vacunas u obligar a nuestros socorristas a dejar sus trabajos hace exactamente lo contrario de proteger a nuestros ciudadanos; en cambio, ignora los mismos sacrificios que estos héroes hacen todos los días”, dijo.

Maria Bernard, bombera del departamento de bomberos del condado de Orange, estuvo de acuerdo, y está preocupada por la seguridad de su comunidad.

“Perder potencialmente a cientos de bomberos afectará directamente la seguridad de nuestros ciudadanos y nuestra comunidad”, dijo Bernard. “No serán solo los no vacunados los que se verán afectados”.

Bernard, una socorrista de 17 años, dijo que ha tomado decisiones que salvan vidas para la gente de su condado y que “se le confía esa responsabilidad”. Recordó una cita reciente del alcalde del condado de Orange.

“Y cito: ‘El objetivo del gobierno a veces es proteger a las personas, incluso de sí mismas’. Esta cita se me quedó grabada”, dijo en la reunión abierta. “Soy bombera y paramédica desde hace 17 años tratando a pacientes y tomando decisiones que les salvan vidas, y se me confía esa responsabilidad”, dijo. “Esta declaración implica que debo ser incompetente porque necesito que el gobierno me proteja de mí misma”.

Ella le dijo a la multitud que si alguien se desmayara durante la conferencia de prensa, ella y cualquiera de los otros socorristas que estuvieran presentes entrarían en acción sin importar si estuviesen o no vacunados.

“Espero que tengan fe en saber que cualquiera de los bomberos que estamos aquí actuaría de inmediato”, dijo. “Pondríamos nuestras habilidades y años de conocimiento en acción y haríamos todo lo posible para salvar su vida. Si podemos tomar esas decisiones, les puedo asegurar que sabemos cómo protegernos”.

Ella continuó diciendo que, colectivamente, los socorristas saben cómo “sopesar el riesgo frente a los beneficios” y no necesitan la “extralimitación del gobierno”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS