Fluoruro chino en agua potable genera preocupación en comunidad de Michigan

"Dependemos de China para demasiadas cosas", dice el presidente de Village, Ray Mach, de Port Sanilac.
Por Steven Kovac
24 de Agosto de 2021
Actualizado: 24 de Agosto de 2021

LEXINGTON, Michigan—El descubrimiento de que la planta de tratamiento de agua potable de una ciudad de Michigan ha estado agregando fluoruro de fabricación china a su suministro de agua durante años ha molestado a algunos de sus residentes.

“Es absurdo”, dijo Steve Stencel, propietario de un restaurante desde hace mucho tiempo en Lexington, Michigan. “No es nada bueno comprar nuestros productos químicos para el tratamiento del agua potable de una nación comunista que es nuestro enemigo. Me sorprende que cualquier municipio comprara fluoruro para su agua potable de China. Nuestro país necesita saber que esto está sucediendo”.

El director de Lexington Village Utilities, Chris Heiden, dijo que la planta de agua ha utilizado fluoruro chino durante años sin ningún problema.

El fluoruro es una sustancia química que se agrega al agua potable para ayudar a reducir la caries dental.

La planta de agua de Lexington suministra agua potable a los residentes de la aldea y a varias comunidades vecinas. Tiene poco menos de 3000 clientes.

El propietario de una tienda de ropa en el centro de Lexington dijo que no tenía idea de que se estaba agregando fluoruro de fabricación china al suministro de agua.

Cuando se enteró, dijo que le preocupaba.

“Da miedo. No puedo evitar pensar en el ‘¿qué tal si?’”, dijo a The Epoch Times.

Un exempleado de la planta de agua le dijo a The Epoch Times: “Mientras trabajaba allí, vi el fluoruro chino en bolsas de plástico de 50 libras apiladas en el piso. Estaba sorprendido y consternado”.

Una bolsa de fluoruro de sodio granular fabricado en China, que se agrega al suministro de agua de la comunidad en Lexington, Michigan, el 2 de agosto de 2021. (Steven Kovac/Epoch Times)

Doug Varty, un desarrollador de bienes raíces residenciales cuya nueva subdivisión es atendida por Lexington Water, dijo: “Eso está mal. No me siento cómodo con fluoruro de fabricación china. Seguramente tenemos productos estadounidenses que pueden usar. Comprar a los estadounidense es la forma de resolver el problema. Si tienen una alternativa, deberían comprarla”.

El presidente de la aldea, Ray Mach, de Port Sanilac, Michigan, cuya comunidad planea comprar su agua potable de Lexington, dijo a The Epoch Times que el uso de fluoruro de fabricación china lo inquieta.

“Mira la COVID-19. Recuerden, hace unos años, cómo la fórmula para bebés se complementaba con melamina en la propia China”, dijo Mach. “Dependemos de China para demasiadas cosas. Ya ni siquiera podemos comprar una mascarilla quirúrgica hecha aquí”.

En 2008, se descubrió que los productos de fórmula para bebés fabricados en China se habían contaminado intencionalmente con melamina. El aditivo aumentó el contenido de nitrógeno de la leche diluida, haciendo que pareciera tener un mayor contenido de proteínas. De las 294,000 víctimas, 59,000 fueron hospitalizadas y seis bebés murieron de cálculos renales y daño renal.

Walt Badgerow, el supervisor del cercano municipio de Worth, quien compra su agua potable a Lexington, aprobó recientemente una resolución que prohíbe al gobierno del municipio comprar productos chinos si hay una alternativa disponible.

“Desde el momento en que me enteré del uso de fluoruro de fabricación china en la planta de agua de Lexington, me quedé consternado”, dijo. “A la luz del historial del PCCh [Partido Comunista Chino] de endosar comida para mascotas contaminada en nuestro país y vendernos juguetes coloreados con pintura a base de plomo, desconfío mucho de su control de calidad. No beberé agua que contenga químicos chinos”.

El centro de Lexington, Michigan, una ciudad turística que obtiene su agua potable del lago Huron, el 23 de agosto de 2021. (Steven Kovac/Epoch Times)

Badgerow se refería al escándalo de alimentos chinos para mascotas de 2007, durante el cual el alimento para mascotas contaminado con melamina enfermó y mató a gatos y perros en los Estados Unidos. Los juguetes hechos en China contaminados con plomo llegaron a Estados Unidos en 2018, a pesar de las medidas de protección implementadas por el Congreso.

Stencel dijo que en una actividad anterior, tuvo experiencia directa con el control de calidad chino. Una vez hizo una demostración de una máquina de prueba de resistencia a un proveedor de equipos para camiones del área de Detroit.

“Los ganchos de agarre hechos en China supuestamente inspeccionados y certificados que probamos fallaron antes de alcanzar la mitad de la carga de tensión para la que estaban certificados. Eso podría matar a alguien. No puedo confiar en lo que viene de China”, dijo.

El director de servicios públicos, Heiden, dijo que confía en un par de organizaciones de inspección internacionales independientes que someten a los productos químicos como el fluoruro de sodio que utiliza Lexington a pruebas rigurosas como parte del proceso de exportación.

“Es posible que podamos comprar fluoruro granular fabricado en Estados Unidos. No lo sé”, dijo Heiden. “Dondequiera que lo compremos, debe contar con la aprobación de la NSF”.

Un edificio que alberga la planta de tratamiento de agua potable en Lexington, Michigan, el 23 de agosto de 2021. Aquí es donde se agrega fluoruro granular de fabricación china al suministro de agua de la comunidad. (Steven Kovac/The Epoch Times)

Las dos organizaciones de pruebas independientes más grandes son la Fundación Nacional de Saneamiento (NSF) y Underwriters Laboratories Inc. (UL).

Los fabricantes estadounidenses producen fluoruro líquido, pero Lexington y el cercano Port Huron usan dos versiones secas diferentes del químico, que es más probable que se importen. Lexington usa una forma granular y Port Huron usa una forma en polvo de fluoruro.

Un trabajador de la planta de agua de Port Huron le dijo a The Epoch Times que habían estado usando fluoruro en polvo de fabricación china hasta que la cadena de suministro se volvió tan poco confiable que cambiaron a un fabricante belga.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), a partir de 2010, el fluoruro de sodio en polvo y granulado, como el que se usa en Lexington, constituía el 15 por ciento de los productos de fluoración del agua utilizados en los Estados Unidos. El fluorosilicato de sodio, otro producto de fluoración en polvo, constituía el 10 por ciento de los productos. El ácido fluorosilícico, un producto de fluoración del agua líquida, se utilizó en el 75 por ciento de los sistemas de agua del país.

Los mayores productores de ácido fluorosilícico se encuentran en la región de Asia-Pacífico, según ResearchAndMarkets.com. Algunos de esos productores son Solvay America, Inc., Honeywell International Inc., Napco Chemical Company, American Elements e IXOM.

Según Michele McRae, especialista en productos básicos del Centro Nacional de Información de Minerales, un puñado de plantas en los Estados Unidos producen ácido fluorosilícico: JR Simplot Co. en Wyoming, Nutrien en Carolina del Norte y Mosaic Co. en Florida y Louisiana.

Con la excepción del agua embotellada que se usa como bebida para el consumidor, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos no tiene jurisdicción sobre el agua potable (del grifo) de la comunidad. Dicha regulación se deja a las agencias estatales.

“Las personas en todo Michigan y en todo Estados Unidos deben ser conscientes de nuestra creciente dependencia de China en algunas de nuestras funciones más básicas y vitales, como nuestros sistemas de agua potable. No podemos confiar en el PCCh. Necesitamos saber qué están usando nuestras propias plantas de agua”, dijo Badgerow.

Lexington Village and Township Hall es el lugar de las oficinas del gobierno de la aldea y el municipio. También incluye el departamento de policía y el departamento de bomberos. 23 de agosto de 2021. (Steven Kovac/The Epoch Times)

PVS Nolwood, la empresa química con sede en Detroit que suministra fluoruro de fabricación china a la planta de agua de Lexington, no respondió a las reiteradas solicitudes de comentarios.

PVS Nolwood fue despojado recientemente de su certificación de la Fundación Nacional de Saneamiento por entregar cuatro tambores de ácido sulfúrico etiquetados erróneamente como fluoruro líquido a la planta de agua de New Baltimore, Michigan, a principios de este año. El error fue descubierto por un trabajador antes de que se agregara la sustancia al suministro de agua de la ciudad, pero el ácido dañó un tanque de almacenamiento de fluoruro y una bomba. Nadie salió herido.

Mike Bolf, del Departamento de Medio Ambiente, Grandes Lagos y Energía de Michigan, dijo a The Epoch Times que PVS Nolwood está operando actualmente bajo su certificación de Underwriters Laboratories, que Bolf dijo que “todavía está vigente y es válida”, lo cual permite que la empresa continúe haciendo negocios.

“Underwriters nos ha asegurado que han aumentado su vigilancia sobre la empresa y están monitoreando su plan de acción correctiva”, dijo Bolf.

New Baltimore dejó de hacer negocios con PVS Nolwood inmediatamente después del incidente.

Según Heiden, Lexington suspendió sus actividades comerciales con la empresa y está utilizando un proveedor interino.

“Necesitamos averiguar qué medidas correctivas están tomando (PVS Nolwood) para volver a cumplir con la NSF”, dijo.

Según los CDC, 6.6 millones de residentes de Michigan están recibiendo fluoruro a través del agua potable municipal. La gran mayoría del fluoruro está en forma líquida y probablemente se produce en los Estados Unidos.

Más de 207 millones de estadounidenses tenían acceso a agua fluorada en 2018, según los CDC.

Agregar fluoruro fabricado en China al agua potable de Estados Unidos es “por supuesto” un “vector de ataque” potencial para el régimen comunista, según Jeff Nyquist, autor y experto en tácticas de subversión y guerra sin restricciones del Partido Comunista Chino.

“Si el gobierno chino dice, ‘Oh, ¿fabrican fluoruro allí para el agua de los estadounidenses? Oye, tenemos una salsa secreta extra para tu fluoruro americano’. Es decir, eso es ciertamente posible”, dijo a The Epoch Times.

Una de las cosas que impide que el régimen lo haga es el riesgo de ser atrapado, dijo Nyquist.

“Sería un acto de guerra”.

¿El sistema de agua de su comunidad utiliza productos de fluoración del agua fabricados en China? The Epoch Times quisiera saberlo. Contáctese con steven.kovac@epochtimes.us.

Con información de Cara Ding, Ivan Pentchoukov y Petr Svab.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS