Fortalecen la seguridad de presidente Ivan Duque tras detener a venezolanos con armas de precisión

Por La Gran Época
02 de Enero de 2019 Actualizado: 02 de Enero de 2019

El gobierno de Colombia dijo que la seguridad del presidente de la República Ivan Duque “fue fortalecida con inteligencia y con medidas adicionales que son parte de la reserva”, después que las agencias del país detuvieron a tres venezolanos relacionados con un complot para asesinarlo.

Todas las agencias de inteligencia están trabajando en este tema”, dijo el ministro de Defensa Nacional, Guillermo Botero, en declaraciones del 30 de diciembre.

El complot fue descubierto por los servicios de inteligencia nacionales. Los servicios de inteligencia habían estado monitoreando los posibles planes para asesinar al presidente “durante meses” y arrestaron a tres venezolanos descubiertos con las “armas de combate”,  dijo el ministro de Relaciones Exteriores Carlos Holmes, en un mensaje de vídeo el 29 de diciembre.

Las detenciones aumentan aún más las preocupaciones que se tenían, dijo el Canciller.

“Doy parte de tranquilidad sobre la seguridad del presidente de la República Iván Duque”, destacó a su vez el Ministro Botero.

El presidente de Colombia, Ivan Duque Márquez, se dirige a la Asamblea General de las Naciones Unidas el 26 de septiembre de 2018 en la sede de la ONU en Manhattan. (John Moore/Getty Images)

El Ministro de Defensa informó que el pasado 21 de diciembre fueron capturados en Valledupar “los ciudadanos venezolanos José Vicente Gómez Ríos y Pedro José Acosta Ovalle, los dos de 22 años de edad, mientras se realizaba una requisa rutinaria por parte de la Policía Nacional en vías del Cesar”.

A esto se suma la captura de otra persona en Barranquilla, “que portaba una subametralladora y una granada, también de nacionalidad venezolana, el pasado 26 de diciembre”.

“A las primeras personas se les encontraron dos fusiles calibre 5.56, con tres proveedores y el punto de mira delantero. Ese es un armamento de altísima precisión y desconocemos los propósitos oscuros que tendrían  (…). Las investigaciones continúan bajo reserva, pero doy un parte de tranquilidad sobre la seguridad del Presidente. Estamos estudiando todos los factores que la puedan alterar. Estoy satisfecho con la labor de la Fuerza Pública”, aseguró Botero

Una estación de radio local informó que el plan coincidiría con la segunda inauguración del presidente venezolano Nicolás Maduro el 10 de enero, y que probablemente contaría con el respaldo de grupos armados en Colombia. No está claro sobre qué fuentes se basaron las denuncias.

Ni Holmes ni Botero han revelado detalles sobre cómo se detectaron los planes, o cómo estos se vinculan a las tres personas detenidas.

Al respecto del procedimiento con los presuntos delincuentes, Botero dijo que “se les sigue un proceso normal por porte ilegal de armas privativas de las FF. MM. y concierto para delinquir. Se les imputarán los delitos y serán llevados ante un juez de garantías y este tomará las medidas del caso”.

Holmes a su vez agradeció a naciones extranjeras por ayudar a investigar el complot de asesinato contra el líder conservador. Según un reporte de la agencia Reuters, Israel, el Reino Unido y Estados Unidos son algunos de los países que están colaborando con las investigaciones.

El secretario de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Mike Pompeo, visita Colombia este 2 de enero en medio de las crecientes tensiones entre las dos naciones andinas. Junto con la estrategia diplomática, también se espera que esté en la agenda, un medio para enfrentar la crisis migratoria de Venezuela.

Mensaje de la Cancillería a Venezuela

Las relaciones entre Colombia y Venezuela, naciones vecinas, han sido particularmente agrias en los últimos meses ya que ambos países expulsaron a los funcionarios de cada país, y el régimen de Nicolás Maduro anunció el 10 de diciembre el aterrizaje de aviones bombarderos rusos con capacidad nuclear.

La Cancillería colombiana comunicó el 31 de diciembre un reporte relacionado al presunto plan de atentados de venezolanos al presidente Duque y dijo que “el canal diplomático con Venezuela sigue abierto a través del encargado de negocios de Colombia en Caracas y, naturalmente, a través del encargado de negocios de Venezuela en Bogotá”.

“La posición de Colombia de cara al 10 de enero de 2019, fecha en la que se iniciará un nuevo período de Nicolás Maduro, se tomará conjuntamente con los cancilleres del Grupo de Lima en una reunión que tendrá lugar en esa capital el próximo 4 de enero”, advirtió el Gobierno de Colombia en dicho escrito.

“Colombia, en cumplimiento de los deberes que tiene como firmante de la Carta de la Organización de Estados Americanos y de la Carta democrática interamericana, dos instrumentos jurídicos vinculantes, continuará actuando mediante medios políticos y diplomáticos conjuntamente con otras naciones Democráticas para contribuir a que se creen condiciones que den lugar a que el hermano pueblo de Venezuela pueda vivir nuevamente en democracia y libertad”, dijo la Cancillería.

El ministro Holmes concluyó que “Colombia seguirá obrando de conformidad con la legalidad internacional en defensa de la paz, seguridad y estabilidad internacional, y sin ánimo belicista alguno”.


El régimen de Nicolás Maduro es acusado de violaciones de derechos humanos ampliamente denunciadas.

Maduro por su parte ha atribuido el deterioro de las condiciones con sus vecinos a la intervención planificada de otros países, y ha alegado que Colombia junto con Estados Unidos está conspirando para expulsarlo a él y a su gobierno. Duque en cambio ha rechazado continuamente la legitimidad de la última elección de Maduro, a quien llama un “dictador”.

“Es muy probable que las tensiones entre Colombia y Venezuela vayan a aumentar, especialmente con la inauguración de Maduro en el horizonte”, dijo Sergio Guzmán, un consultor de riesgo político en Bogotá.

Guzmán dice que puede ser prematuro vincular los arrestos con el gobierno venezolano o con cualquier organización en particular.

“Las armas con las que fueron atrapados estos individuos no son infrecuentes en Colombia, por lo que va a ser muy difícil establecer los motivos o el grupo detrás de esto. Es muy temprano para incitar un incidente diplomático con la información en la mano “, agregó Guzmán.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha respondido desde entonces a los reclamos, ofreciéndose a apoyar las investigaciones.

“Hemos estado tratando de contactarlo para ofrecerle la cooperación policial y de inteligencia necesaria para investigar su queja sobre supuestos planes para amenazar la vida de Iván Duque”, escribió Arreaza en Twitter a su homólogo colombiano.

Aunque por primera vez parecía intentar reconstruir puentes, Arreaza no perdió la oportunidad de avivar las llamas diplomáticas.

“Esperamos que esta necesaria cooperación policial también sirva para que las partes responsables del frustrado intento de asesinato contra el presidente Nicolas Maduro el 4 de agosto, sean investigadas y detenidas”, agregó.

Más de 3 millones de venezolanos han huido hacia otras naciones latinoamericanas a medida que se profundizan sus crisis económicas y políticas, y se estima que más de la mitad ha encontrado refugio en Colombia.

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS