Fotógrafo capta el océano en sus múltiples estados de ánimo: “La persona más afortunada del mundo”

"El océano es un tema vivo, que respira, y así lo trato", dice el fotógrafo
Por Anna Mason
19 de Septiembre de 2022 2:13 PM Actualizado: 19 de Septiembre de 2022 2:14 PM

Estas asombrosas imágenes de las olas del mar revelan la verdadera majestuosidad de la naturaleza. Pero detrás de las gloriosas tomas hay una historia humana de sufrimiento transformado en alegría, contada nada menos que por el genio que las tomó, el fotógrafo oceánico Ray Collins.

“El océano es todo lo que he conocido. Aprendí muchas de las lecciones de la vida del mar: lecciones de paciencia, humildad, respeto y cómo ‘seguir la corriente'”, dijo Collins, de Thirroul en Nueva Gales del Sur, Australia, a The Epoch Times. “Solo tenemos una oportunidad en este hermoso regalo de la vida, así que no sigas posponiéndolo. El cambio es duro, pero si es para mejorar, siempre vale la pena”.

Al hablar de lo que le llevó a la fotografía oceánica, Collins recordó un día fatídico, que resultó ser una bendición disfrazada. Estaba trabajando en una mina de carbón subterránea en 2007 cuando se lesionó la rodilla. A más de media milla de profundidad, a través de una serie de túneles oscuros, no podía estar más lejos de la belleza del mar abierto.

“Estar tirado en el suelo, en el barro, a kilómetros de distancia de cualquiera, fue uno de los puntos más bajos de mi vida”, dijo Collins, que ha publicado su obra en dos libros de mesa de café, “Found At Sea” y “Water & Light“.

El accidente hizo que lo sacaran en una ambulancia especial y lo operaran, lo que le dejó mucho tiempo libre. “No pude caminar ni conducir durante semanas y necesitaba mantenerme ocupado, así que me compré una cámara de fotos”, dijo. “No tenía ni idea de lo que significaba ninguno de los diales y botones, pero parecía profesional, así que la compré”.

Y el resto es historia.

(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)

Collins se dedicó a aprender el oficio utilizando a su fiel perro como sujeto. A medida que avanzaba su rehabilitación, su médico le sugirió que nadara. Como había crecido en la playa, el fotógrafo en ciernes estaba encantado de poder volver al agua.

Con su nueva amiga, una cámara con carcasa subacuática, Collins empezó a fotografiar a sus amigos haciendo surf. Todo le resultaba muy familiar, dice, y en pocos meses sus imágenes aparecían en revistas de surf de todo el mundo.

La grandiosidad de la obra de Collins refleja la forma en que el antiguo minero ve el océano.

“El océano es un tema vivo, que respira, y yo lo trato así, como si lo retratara en sus múltiples estados de ánimo”, dice Collins.

A menudo, esos estados de ánimo son potencialmente peligrosos.

(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)

Collins se aventura con frecuencia en la hora dorada de la fotografía, la breve ventana de tiempo justo después del amanecer o justo antes del atardecer. Esto significa que la mayoría de las mañanas sale a nadar en la oscuridad, esperando a que salga el sol.

“Muchas de las olas que documento no se encuentran en las típicas playas de fácil acceso”, dice. “A menudo, tengo que escalar acantilados o nadar en medio de la nada para encontrar estos extraños y furiosos bultos de agua rompiendo”.

Lo que busca son arrecifes poco profundos rodeados de agua profunda. Así, la ola que viaja se levanta de repente como reacción al arrecife poco profundo. Situándose allí, Collins captura sus mágicas tomas. El agua y la luz son los dos ingredientes esenciales que hacen que sus imágenes sean tan especiales, junto con la textura, la composición y el contraste.

Para encontrarlos, Collins camina por una fina línea entre el orden y el caos. “Los errores de posicionamiento suelen ser aterradores. Mi estudio se derrumba a mi alrededor, y me arrastra hacia atrás y hacia delante”, dice.

Collins es daltónico, y es increíble pensar que funciona como artista visual de esta manera; su teoría es que la deficiencia ha “potenciado” otras partes de su visión, ayudando a que su fotografía sea única.

(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)

La forma en que Collins pasa sus días ahora está totalmente en desacuerdo con su existencia anterior. Viajar por todo el mundo, de cerca y en persona con una de las expresiones más impresionantes de la madre naturaleza, le ha dado una vida que nunca podría haber soñado. Collins comparte regularmente su trabajo en Instagram y Facebook, y también distribuye impresiones artísticas a una clientela mundial.

“Si le dijera al joven Ray que esto sería su vida, ni siquiera habría sido capaz de asimilar el concepto: no había solicitudes de empleo para esto”, dice. “Tengo que pellizcarme para recordar que esto es real”.

Para este artista creativo, estar en la naturaleza es vital para vivir una vida plena.

Dice: “Solo con estar allí, escuchando y sintiendo el poder y la majestuosidad de lo que ocurre alrededor, a veces me siento la persona más afortunada del mundo. A veces, grito a pleno pulmón, sin que haya un alma más a la vista”.

Son los momentos que echa de menos los que le hacen volver en busca de más. Dijo que, por supuesto, es un reto crear constantemente, ya que a veces, la duda se arrastra y está ese monólogo interno, o están las historias que nos seguimos contando a nosotros mismos. “Es gratificante, pero es difícil”, dijo.

“Acepta todo lo que eres, porque tus experiencias y circunstancias únicas son las que te diferencian de los demás. No te preocupes por impresionar a extraños que no tienen nada que ver con tu vida. Si no estás contento con tu situación en algún aspecto, puedes cambiarlo”.

Vea más trabajos de Ray Collins a continuación. ¡Que lo disfrute!

(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)
(Cortesía de Ray Collins)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.