Fotógrafo captura ardillas jugando con dinosaurios de juguete en una adorable serie

Por Louise Chambers
27 de Mayo de 2022 12:15 PM Actualizado: 01 de Junio de 2022 12:46 PM

Combinando sus dos amores, las ardillas rojas y los dinosaurios, un fotógrafo afincado en Bélgica ha producido una adorable serie fotográfica que muestra a las ardillas robando nueces a temibles reliquias del tamaño de un juguete.

El fotógrafo autodidacta Niki Colemont, de 36 años, ha pasado 3200 horas a lo largo de seis años fotografiando y observando ardillas rojas. Los ingredientes clave para capturarlas, según él, son el tiempo, la paciencia y la perseverancia.

(Cortesía de Niki Colemont)

Para Colemont, todo comenzó con su primer encuentro en 2016.

“Cuando vi mi primera ardilla en el jardín de la abuela de mi novia, compré un alimentador de ardillas para tenerlas en el mismo árbol cada día”, dijo a The Epoch Times. “Fui a una tienda local de animales y compré nueces peladas para colocarlas en el comedero. Coloqué una cámara silvestre con detección de movimiento y esperé dos meses; entonces ocurrió la magia”.

Tras observar en la cámara salvaje cómo la primera ardilla aprendía a abrir el comedero, cinco días después vio cómo dos nuevas ardillas lo hacían. Entusiasmado por ello, se compró entonces una tienda de campaña para la observación de animales salvajes y un teleobjetivo para su cámara Nikon D5200 como regalo de 30 años, lo que, según él, le abrió un “nuevo mundo lleno de oportunidades”.

(Cortesía de Niki Colemont)

A continuación, Colemont construyó un montaje natural para las ardillas y colocó comida en lugares estratégicos, con la esperanza de atraerlas a poses especiales sin necesidad de utilizar Photoshop.

“Mi cerebro ardía y empezaron a surgirme ideas”, dijo. Empezó a pensar en cosas que a nadie se le habían ocurrido antes.

El 10 de octubre de 2021, en un bosque privado cercano a su casa en la localidad belga de Diepenbeek, Colemont tomó su serie más superlativa hasta la fecha.

Colocó nueces dentro de la boca de un dinosaurio de juguete, y luego esperó pacientemente a una distancia de tres metros a que las ardillas cogieran las nueces. Tardaron tres días en armarse de valor, pero a partir de ese momento ya no se contuvieron. Siete ardillas se unieron a la fiesta.

(Cortesía de Niki Colemont)

“Puse al dino en una rama y tuve que estabilizar sus patas, porque las ardillas rojas pueden ser muy dominantes y rudas… las ardillas hicieron todo lo que tenía en mente. Lo más difícil fue esperar a que llegara el momento”, dijo Colemont.

Compartiendo más sobre su experiencia fotografiando a estas ardillas en acción, Colemont dijo: “Cogían las nueces y las enterraban en el suelo lejos de mí. Podía colocar una nueva, y ellas seguían volviendo… Podría hacer esto todo el día”.

También intentó arañar con una nuez pelada los dientes del dinosaurio para que las ardillas le mordieran la boca. Todo esto dio lugar a “imágenes muy divertidas”.

Colemont compartió que encontró el dinosaurio de juguete que protagoniza su serie de fotos “por casualidad” mientras ojeaba una juguetería, notando que tenía el tamaño perfecto para usarlo con las ardillas rojas.

(Cortesía de Niki Colemont)

El talentoso fotógrafo considera a las ardillas “los modelos perfectos”, por su ternura, curiosidad, persistencia, inteligencia y capacidad de hacer muchas cosas que los humanos pueden hacer. A través de sus fotos, espera convencer a los demás de lo que se puede conseguir sin edición fotográfica, y alegrar a los espectadores de sus fotografías, “aunque sea durante dos segundos”.

Su equipo para esta sesión fue una cámara Nikon Z6II y un objetivo sigma 150-600mm. Para el posprocesamiento, Colemont comparte que suele optar por Lightroom.

(Cortesía de Niki Colemont)

Colemont fue adoptado por una pareja belga cuando era niño, escapando de una Ruanda devastada por la guerra antes del genocidio de 1990. De niño, se fomentó su afición por los dinosaurios. Tenía dinosaurios hinchables para montar y una enciclopedia para alimentar sus conocimientos.

Ahora, como adulto, trabaja en la industria del automóvil fabricando aislantes de salpicadero insonorizados para coches.

(Cortesía de Niki Colemont)

La espectacular serie fotográfica de Colemont sobre los dinosaurios y las ardillas ha recibido grandes comentarios del público.

“Por ejemplo, un padre comentó que su hijo disfrutó con las fotos de los dinosaurios; para mí esto es maravilloso, porque creo que mi trabajo es maravilloso para los niños, y a veces yo mismo soy un niño pequeño”, dijo.

Colemont, que comparte su trabajo en Instagram y vende impresiones en línea, espera inspirar a otros a salir más al exterior y disfrutar de la naturaleza, con o sin cámara.

(Cortesía de Niki Colemont)
(Cortesía de Niki Colemont)

A los fotógrafos principiantes, les aconseja: “Puedes empezar a experimentar en tu propio jardín. Cada pequeño objeto de tu propia casa puede ser un tema interesante para empezar; solo hay que dar vida a la imaginación”.

Vea el video:


(Cortesía de Niki Colemont)


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.