Fotógrafo del año de la Vía Láctea revela panoramas galácticos en lugares “mágicos”, meteoros y más

Por Michael Wing
08 de Junio de 2022 3:43 PM Actualizado: 08 de Junio de 2022 3:43 PM

Los astrofotógrafos, una extraña raza humana, son conocidos por salir corriendo de sus casas a las montañas en plena noche al oír la primera noticia de una nevada.

Nick Faulkner, de Nueva Zelanda, se abrigó, tomó su equipo y se tomó un café por el camino, y recorrió las carreteras secundarias en la oscuridad a través de varios pueblos rurales, pasando entre miles de ovejas por el camino, hasta que llegó a Castle Hill, situado en el corazón de North Canterbury.

Faulkner, un autoproclamado “entusiasta de los cielos oscuros”, se encontró en un lugar solitario salpicado de cientos de tors de piedra caliza erosionada —enormes rocas con forma de “serpentina”— que sobresalen de la tierra. Éstos constituirían un impresionante y fotogénico elenco secundario para complementar su elemento principal —las verdaderas estrellas del espectáculo— la Vía Láctea en todo su esplendor, un impresionante arco estelar colgado en el cielo nocturno, cuyo centro galáctico es la joya de la corona del espectáculo. Esta iba a ser su imagen.

“Esta región alpina es uno de mis lugares favoritos para fotografiar las estrellas”, dijo Faulkner. “Si le añades una nevada de finales de invierno, no hay nada mejor”.

Su foto posterior la bautizó acertadamente como “Soledad” y la presentó al concurso del Fotógrafo del Año de la Vía Láctea de 2022, que reúne imágenes de todo el mundo y presenta 25 de las mejores como ganadoras cada año. Faulkner y otras dos docenas de astrofotógrafos de 14 nacionalidades diferentes, que han tomado imágenes en todas partes, desde Nueva Zelanda hasta Japón, desde Estados Unidos hasta España, desde Egipto hasta Australia, y más allá, han sido elegidos este año.

“Soledad” – Nick Faulkner. (Cortesía de Nick Faulkner vía Capture the Atlas)
“La era del hielo” – Alvin Wu. (Cortesía de Alvin Wu vía Capture the Atlas)

A 5070 metros de altura, el fotógrafo Alvin Wu captó una escena surrealista a temperaturas bajo cero: un lago azul congelado en un paisaje tibetano. Casi se puede oír cómo el hielo se resquebraja a traición bajo sus pies. La deslumbrante constelación de Orión cuelga por encima invocando un mundo de fantasía, mientras que una solitaria figura central vestida con pieles lleva una lámpara, cuyo cálido brillo se refleja en la fría superficie azul del lago. Wu bautizó acertadamente esta joya como “La era del hielo”.

“Me sentí muy feliz de tener a las estrellas como compañeras en esta noche mágica”, dijo Wu.

La mayoría de estas fotografías utilizan una técnica que consiste en fotografiar las estrellas y el primer plano por separado utilizando cámaras diferentes, lo que permite al fotógrafo emplear un rastreador de estrellas con una cámara —para capturar la luz de las estrellas con una exposición más larga (y por tanto mayor detalle) y menos movimiento (más nitidez)— mientras que la cámara del primer plano se centra en los detalles de los objetos que están más cerca.

Es imprescindible planificar las sesiones fotográficas para las noches sin luna en las que la contaminación lumínica artificial es mínima. Por lo tanto, a menudo se prefieren los lugares aislados. Otro de los retos a los que se enfrentan los astrofotógrafos es la sincronización de la posición de las estrellas, a menudo procurando encuadrar el centro galáctico de forma destacada. Incluir una figura en la toma, para dar una sensación de escala, añade aún más dificultad.

Para Uroš Fink, seis meses de planificación dieron como resultado una lluvia de meteoros de las Perseidas, que “iluminaron la noche” en la parte más alta de los Alpes en Eslovenia— todo ello con un telón de fondo galáctico.

“Solo hay que estar en el lugar adecuado en el momento adecuado”, dijo. “Al final, la experiencia no me decepciona en absoluto”.

“El monte Fuji y la Vía Láctea sobre el lago Kawaguchi” – Takemochi Yuki. (Cortesía de Takemochi Yuki vía Capture the Atlas)
“Alumbrando la Vía Láctea” – Jinyi He. (Cortesía de Jinyi He vía Capture the Atlas)

En otras presentaciones, Jinyi He fotografió la Vía Láctea entre formaciones de colinas erosionadas en los desiertos de Xinjiang, China; Rubén Vela fotografió nuestra galaxia en las montañas totalmente solitarias del norte de España en invierno, donde la nieve profunda hizo casi imposible el senderismo incluso con raquetas de nieve; Spencer Welling fotografió formas terrestres irreales en las tierras baldías de Utah, donde en las noches sin luna es tan oscuro que las propias estrellas proyectan sombras perceptibles en el suelo. El monte Fuji, los campos de lavanda surrealistas, los castillos españoles rústicos, las cuevas oceánicas y las lluvias de estrellas también hicieron su aparición, y la Vía Láctea siempre fue la protagonista.

Los ganadores del concurso no solo se basan en la calidad de la imagen, sino también en una historia convincente de cómo se tomaron y la inspiración general que hay detrás de ellas. El concurso pretende “acercar nuestra galaxia para que todo el mundo pueda aprender y descubrir más sobre nuestra Vía Láctea”.

Aquí tiene más ganadores del Premio al Fotógrafo del año 2022 de la Vía Láctea:

“Lluvia de meteoros de las Perseidas en el monte Mangart” – Uroš Fink. (Cortesía de Uroš Fink vía Capture the Atlas)
“Aguja estrellada” – Spencer Welling. (Cortesía de Spencer Welling vía Capture the Atlas)
“Casa de la lavanda” – Benjamin Barakat. (Cortesía de Benjamin Barakat vía Capture the Atlas)
“Kiwi galáctico” – Evan McKay. (Cortesía de Evan McKay vía Capture the Atlas)
“Camino al pasado” – José Manuel Galván Rangel. (Cortesía de José Manuel Galván Rangel vía Capture the Atlas)
“Arco de la Vía Láctea en las horas matinales de la primavera” – Egor Goryachev. (Cortesía de Egor Goryachev vía Capture the Atlas)
“Secreto” – Marcin Zajac. (Cortesía de Marcin Zajac vía Capture the Atlas)
“La Vía Láctea arqueándose sobre el desierto de los Pináculos” – Trevor Dobson. (Cortesía de Trevor Dobson vía Capture the Atlas)
“Noches egipcias” – Burak Esenbey. (Cortesía de Burak Esenbey vía Capture the Atlas)
“Las rocas” – Rachel Roberts. (Cortesía de Rachel Roberts vía Capture the Atlas)
“El camino de la sal” – Alexis Trigo. (Cortesía de Alexis Trigo vía Capture the Atlas)
“Cielo de invierno sobre las montañas” – Tomáš Slovinský. (Cortesía de Tomáš Slovinský vía Capture the Atlas)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.