Fu Xi, el enviado de los dioses para impartir la cultura china

17 de Agosto de 2015 Actualizado: 17 de Agosto de 2015

Según la historia china, los dioses vinieron de los Cielos para impartir la cultura directamente a los chinos creados por Nü Wa. Los dos seres divinos más conocidos son Fu Xi y Shen Nong, quienes fueron enviados a la Tierra para enriquecer las habilidades del pueblo chino, mejorar su conocimiento de la naturaleza y enseñarle a la gente comportamientos básicos y modos de vida.

Durante cierto período, estos dioses coexistieron con los seres humanos, por eso China era llamada la tierra divina.

Antes los chinos pensaban que la vida era muy simple: buscaban comida cuando tenían hambre y botaban lo que quedaba cuando estaban satisfechos. Fu Xi enseñó a los antiguos chinos cómo hacer redes para pescar peces, de esta forma la gente mejoró su productividad inmensamente.

Fu Xi también les enseñó a domesticar animales y este fue el origen de la ganadería. Además Fu Xi trajo el sistema del matrimonio a la sociedad china. Mucho antes de que Fu Xi viniera a la Tierra, la gente se unía con familiares cercanos y los niños vivían con su madre, sin conocer a su padre.

Fu Xi cambió completamente la forma de relacionarse, e institucionalizó el sistema del matrimonio y la etiqueta en las bodas.

Aparte de las enseñanzas arriba mencionadas, Fu Xi creó el “Shu Qi” para reemplazar el anterior “conteo Quipu” que contaba objetos con nudos. También estableció las leyes de los humanos y el sistema de gobierno, y nombró funcionarios para que estuvieran a cargo de la administración pública y el gobierno. Este ha sido el modelo de referencia para las siguientes generaciones.

Fu Xi es considerado el fundador de los trigramas mediante los cuales los chinos entienden los fenómenos celestiales, y estableció la filosofía de obediencia a los arreglos de los dioses. En cuanto a esto último, los chinos tradicionales veneraban al Cielo y a la naturaleza con absoluto respeto, porque creían que su cultura fue otorgada por los dioses y manifiesta la cultura divina en su forma y contenido.

Según la tradición, fue Shen Nong quien enseñó a los chinos cómo hacer implementos para las fincas, reclamar la tierra y cultivar los campos; él vino después.

Con la asistencia de los dioses, la calidad de vida de los antiguos chinos mejoró y pudieron lidiar con la naturaleza y establecer normas básicas de comportamiento humano. De esta forma los chinos se volvieron gradualmente más fuertes y la sociedad evolucionó hacia una civilización primigenia.

TE RECOMENDAMOS