Fue al oculista por una molestia y le descubrieron una garrapata viva dentro del ojo

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
30 de Julio de 2019 Actualizado: 30 de Julio de 2019

Un ciudadano de Kentucky, Estados Unidos visitó a su oftalmólogo por una aguda molestia en el ojo y se encontró con la sorpresa que se trataba de una garrapata vida incrustada en el interior.

El hombre, Chris Prater, quedó horrorizado con la noticia. El médico tuvo que adormecer su ojo antes de que pudiera sacar con seguridad el molesto insecto, informó Tech Times el 19 de julio.

Prater dijo que trabaja en una compañía eléctrica local y que su ojo se irritó cuando algo le quedó atrapado después de trabajar en el Condado de Johnson, al momento de derribar un árbol para una línea eléctrica.

Explicó que trató de limpiar su ojo por su cuenta con alguna solución oftálmica, pero no funcionó. Como el problema se volvió tan incómodo fue a ver a su optometrista.

El médico le dijo que el ojo de Prater mostraba una mancha que al inspeccionarla en realidad era una pequeña garrapata de ciervo incrustada. Al principio pensó que sólo era una broma.

“El dijo:’Es una garrapata’. Fue entonces cuando me asusté un poco”, dijo Prater a los periodistas locales, según Tech Times.

“Me incliné y lo miré y le pregunté si estaba bromeando y me dijo:’No, tienes una garrapata de ciervo o algún tipo de garrapata'”, añadió.

El optometrista le quitó el incómodo insecto primero adormeciendo el ojo de Prater y luego usando un par de pinzas para atrapar a la criatura, dice el informe.

El paciente dijo que le recetaro unas gotas antiinflamatorias para el ojo y que tomara algunos antibióticos para prevenir la infección. También tendrá que ir a chequeos de seguimiento para asegurarse de haberse recuperado del todo.

Prater dijo en su Twitter que los niños tomen precausiones. “Hay muchos niños que van de excursión, acampan”.

Garrapatas que contagian la enfermedad de Lyme (CDC)

“Doctor, yo creo que tengo algo en el ojo”

La Academia Estadounidense de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology -AAO) describió en una publicación de 2011, caso de un hombre afectado por una garrapata dentro de su ojo.

Se trata de John Hardie, un suboficial naval de servicio activo de 28 años, quien visitó a su médico de atención primaria quejándose de irritación en su ojo izquierdo que aumentaba con el movimiento ocular. “Esto había persistido durante un día y medio, junto con lagrimeo y una sensación de cuerpo extraño, también en el ojo izquierdo”.

El Sr. Hardie en ese momento acababa de regresar de hacer senderismo y acampar en el Parque Nacional Shenandoah y pensó que podría haberse metido un insecto en su ojo.

El médico le encontró un área de hiperemia en su conjuntiva izquierda sin secreción purulenta, acuosa o con sangre e intentó desalojar el cuerpo extraño, que pensó era metálico, pero no tuvo éxito, por lo que remitió urgentemente al departamento de oftalmología.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: GiselaFotografie/Pixabay)

Con una visión más amplia los oftalmólogos vieron una pequeña laceración conjuntival y una hemorragia subconjuntival que rodeaba un cuerpo extraño, que con aumento se descubrió era una garrapata viva con un cuerpo translúcido. Su cabeza estaba incrustada en la conjuntiva, y se observaban apéndices móviles en la parte lagrimal.

Los oftalmólogos lograron retirar el insecto con anestecia local y los entomólogos navales en Norfolk, Virginia, lo identificaron como una garrapata en su etapa larval, específicamente una larva de l Amblyomma americanum.

Tipos de garrapatas más comunes (CDC)

Peligros de las picaduras de garrapatas

La pequeña garrapata, de acuerdo al informe de la AAO, fue enviada al Laboratorio de Enfermedades Transmitidas por Garrapatas en el Comando de Salud Pública del Ejército de Estados Unidos para descartar las siguientes enfermedades transmitidas por garrapatas: infección por Ehrlichia ewingii; ehrlichiosis monocítica humana con Borrelia spp; la infección o enfermedad de Lyme de la bacteria Borrelia burgdorferi y la enfermedad por erupción cutánea asociada a garrapatas del sur con la especie B. lonestari.

La enfermedad de Lyme, según el Centro de Control de Enfermedades CDC, de Estados Unidos, “es causada por la bacteria Borrelia burgdorferi y se transmite a los humanos a través de la picadura de garrapatas infectadas de patas negras”.

“Los síntomas típicos incluyen fiebre, dolor de cabeza, fatiga y una erupción cutánea característica llamada eritema migratorio. Si no se trata, la infección puede extenderse a las articulaciones, el corazón y el sistema nervioso”, añade la CDC.

Las personas que pasan una jornada en el campo si después sufren alguna erupción cutánea pueden consultar a su doctor.

La mayoría de los casos de enfermedad de Lyme se pueden tratar con éxito con unas pocas semanas de antibióticos si es diagnosticada a tiempo, sin embargo las garrapatas también transmiten otras enfermedades que se deben descartar.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Pumatokoh/ Shutterstock)

***

Te puede interesar

Cómo el comunismo en China hace 20 años intenta eliminar a 100 millones de chinos

TE RECOMENDAMOS