Fuentes sorprendentes de inflamación corporal

Si no está atento, la respuesta inmunitaria de su cuerpo puede volverse contra usted
Por LYNN JAFFEE
05 de Marzo de 2021 9:26 PM Actualizado: 05 de Marzo de 2021 9:26 PM

La inflamación es un caso en el que su cuerpo está en alerta máxima. Su sistema inmunitario lo activa cada vez que tiene algún tipo de daño, como un corte o una infección. Como respuesta, su sistema inmunitario envía glóbulos blancos y otras sustancias químicas al área dañada para reparar el tejido, combatir las bacterias u otros patógenos y promover la curación. Una vez curadas, otras células se mueven hacia el área afectada y eliminan las sustancias inflamatorias.

La inflamación es el sistema de defensa natural de su cuerpo cuando tiene una lesión aguda. La inflamación normal es algo bueno, pero la inflamación puede convertirse en un problema cuando no desaparece o el proceso permanece activado durante mucho tiempo. Entonces puede convertirse en un problema crónico. La inflamación crónica puede causar todo tipo de afecciones, como enfermedades autoinmunes, diabetes, enfermedades cardiovasculares, artritis reumatoide y cientos de otras enfermedades.

¿Por qué no se desactiva la inflamación?

Infecciones que no se han resuelto por completo. Las infecciones bacterianas o virales que continúan persistiendo pueden mantener su cuerpo en alerta máxima inflamatoria sin alivio. Las infecciones como el herpes simple, hepatitis C, el virus de Epstein Barr (el virus que está detrás del síndrome de fatiga crónica), H Pylori y la enfermedad de Lyme pueden desencadenar una inflamación crónica.

El estrés prolongado aumenta la inflamación. Cuando está estresado, su cuerpo sufre una serie de cambios, uno de los cuales es un aumento de la hormona del estrés cortisol. El cortisol le dice a su sistema inmunitario que se acelere para luchar o huir, lo que produce inflamación. En un mundo perfecto, el estrés es de corta duración, pero en muchos casos no es así. Un compañero de trabajo estresante, un refrigerador roto o problemas financieros pueden ser factores estresantes a largo plazo que hacen que la inflamación se mantenga. En la cultura tradicional china, se dice que sus emociones son la causa de un centenar de enfermedades. Cuando se trata de estrés, esto es realmente cierto.

La dieta puede empeorar la inflamación. En la medicina china, su dieta también es la fuente de su bienestar o enfermedad, y comer los alimentos equivocados o lo que se considerarían alimentos contaminados se considera una fuente de enfermedad. Esto es tan cierto hoy como en la antigüedad, aunque los ingredientes son diferentes. La naturaleza de nuestro suministro de alimentos ha cambiado drásticamente en los últimos 100 años para favorecer la conveniencia sobre la nutrición. Los alimentos procesados, el azúcar y los alimentos con aditivos impronunciables se han convertido en una parte habitual de nuestra dieta. Comer estos alimentos azucarados y cargados de químicos promueve la inflamación y la obesidad.

Los problemas intestinales pueden provocar inflamación. Lo bien que digiere su comida es clave para determinar el estado de su salud. Cuando se trata de su digestión, una condición llamada intestino permeable es una de las principales causas de la inflamación. El intestino permeable ocurre cuando la pared intestinal desarrolla grietas y aberturas que permiten que las bacterias y toxinas eludan el proceso digestivo y entren en el torrente sanguíneo. Una vez allí, estas sustancias se consideran invasores extraños que estimulan a su sistema inmunitario a acelerar el proceso inflamatorio. ¿Qué causa la permeabilidad intestinal? Algunos causantes son el azúcar, el alcohol, los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como la aspirina o el ibuprofeno, la ingesta baja de fibra, el estrés, las bacterias dañinas y una especie de crecimiento excesivo de hongos llamado cándida. Todos estos pueden dañar las bacterias buenas en su intestino y dañar sus paredes intestinales.

Las toxinas ambientales también son una fuente de inflamación crónica. Los plásticos, medicamentos, metales pesados, el humo, el smog e incluso los productos que se aplica en el cuerpo pueden ser tóxicos cuando se usan a largo plazo. El tabaquismo es uno de los principales responsables. Con suficiente exposición, su sistema inmunitario identifica estas toxinas como invasores externos y activa la respuesta inflamatoria, tal como lo haría con una bacteria o un virus. Con el tiempo y la exposición repetida a estos químicos tóxicos, su sistema inmunitario puede cambiar a alerta máxima y causar inflamación crónica.

La buena noticia es que hay una serie de pasos que puede seguir para reducir la probabilidad de inflamación. Trabajar para reducir su estrés (la acupuntura y la meditación pueden ayudar), comer una dieta libre de alimentos procesados ​​y azúcar, reducir su exposición a toxinas y obtener la atención que necesita cuando tiene cualquier tipo de infección, pueden ayudar a limitar su riesgo de inflamación crónica.

Lynn Jaffee es acupunturista con licencia y autora de “Pasos sencillos: el camino chino hacia una mejor salud”. Este artículo se publicó originalmente en Acupuncture Twin Cities.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.