Funcionario del Departamento de Estado niega “quid pro quo”, dice que esa afirmación es “hipotética”

Por Jack Phillips
01 de Diciembre de 2019 Actualizado: 01 de Diciembre de 2019

El secretario de Estado adjunto interino de Estados Unidos para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Philip Reeker, rechazó las afirmaciones de que el presidente Donald Trump retuvo el dinero de la ayuda a Ucrania para presionar sobre las investigaciones sobre Joe Biden y su hijo, Hunter Biden.

El representante Adam Schiff (D-Calif), presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, le hizo a Reeker una serie de preguntas en una declaración a puerta cerrada el 26 de octubre. Una transcripción de esa entrevista se publicó a finales de la semana pasada (pdf).

“Déjeme preguntarle de esta manera, embajador[Reeker]: ¿Estaría de acuerdo en que presionar a un aliado para que lleve a cabo investigaciones políticas que serían útiles para la campaña de reelección de un presidente, reteniendo una reunión en la Casa Blanca o reteniendo la ayuda militar, estaría mal?”, le preguntó Schiff.

Reeker respondió: “Iba a responder. Recuerdo esto de mi época, realmente [es] una pregunta hipotética (…) me pide usted que comente algo que no sé si es cierto”.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han alegado que Trump abusó de su poder al retener la ayuda a Ucrania a cambio de investigaciones, algo que él ha negado. Los funcionarios ucranianos también lo han negado, incluido el Presidente ucraniano. Los Biden también han negado las denuncias de corrupción.

“En realidad no es para nada hipotético. Pero, como funcionario del Departamento de Estado durante décadas, ¿está de acuerdo con que estaría mal retener la ayuda militar a un aliado que lucha contra los rusos por favores políticos en una campaña de reelección presidencial?”, también le preguntó Schiff a Reeker.

“Una vez más, dependería del contexto exacto de eso y de las decisiones que se tomen con algo así. Así que no me siento cómodo dando una respuesta definitiva a eso”, dijo Reeker.

“Así que cree que bajo ciertas circunstancias, está bien retener…” dijo Schiff.

“Eso no es en absoluto lo que dije, señor”, dijo Reeker, interrumpiéndolo.

“Usted me está pidiendo que dé una respuesta definitiva a una pregunta hipotética”, añadió.

Más tarde, Schiff le hizo a Reeker una pregunta similar sobre si Trump presionó a Ucrania para que investigara al exvicepresidente y a su hijo a cambio de una reunión en la Casa Blanca o de ayuda.

“No recuerdo eso específicamente, no”, contestó Reeker.

El abogado de los demócratas en la Cámara, Daniel Goldman, también le preguntó si creía que Trump presionó a Ucrania para que investigara a los Bidens.

“No llegué a ese entendimiento”, dijo Reeker. “He oído eso. Lo vi en la prensa, las insinuaciones”.

El presidente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (D-Calif.), habla durante las primeras audiencias públicas del impeachment en Washington el 13 de noviembre de 2019. (Jim Lo Scalzo / Pool / AFP a través de Getty Images)

Reeker también testificó que hubo “calumnias y ataques escandalosos” contra Marie Yovanovitch, la exembajadora en Ucrania que fue retirada de su puesto. También declaró que el abogado de Trump, Rudy Giuliani, estaba dando al Presidente “muchas opiniones negativas” sobre Ucrania, que en el pasado ha sido conocida por su corrupción. Giuliani ha negado afirmaciones similares.

Hunter Biden había sido miembro de la junta directiva de Burisma Holdings, una empresa energética ucraniana fundada por un ejecutivo que actualmente está siendo investigado por corrupción. El joven Biden le dijo a ABC News que su puesto en la junta directiva no fue una decisión buena políticamente, pero que defendía su trabajo allí.

Algunos testigos del impeachment expresaron su preocupación de que su posición crearía la apariencia de un conflicto de intereses.

Ambos Bidens han defendido el trabajo de Hunter Biden en Ucrania, durante un tiempo en que su padre presionó a los funcionarios ucranianos para que realizaran ciertas acciones. Eso incluyó a Biden padre amenazando con retener 1000 millones de dólares en ayuda en 2016 a menos que el entonces presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, destituyera al principal fiscal del país, Viktor Shokin, que estaba investigando a Burisma, y luego se jactara de ello el año pasado, en un evento del Consejo de Relaciones Exteriores.

Shokin ha dado testimonio bajo juramento de que fue “removido a petición del Sr. Joseph Biden”. Los Bidens y otros exfuncionarios de la administración Obama han afirmado que el propio Shokin es corrupto.

El nuevo fiscal de Ucrania está revisando el caso Burisma y anunció recientemente que el fundador de Burisma es sospechoso de desviar fondos del gobierno.

***

A continuación

Trotskistas de Brasil y EE.UU. coordinan ataques contra Trump y Bolsonaro

TE RECOMENDAMOS