Funcionarios estadounidenses se preparan para la “probable” propagación del nuevo coronavirus

Por Zachary Stieber
21 de Febrero de 2020
Actualizado: 21 de Febrero de 2020

Estados Unidos está trabajando en la preparación para la propagación del nuevo coronavirus en todo el país, dijo un alto funcionario de salud el viernes, calificando como “probable” la posible propagación comunitaria del virus.

La Dra. Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dijo a los periodistas en una llamada telefónica el viernes que las autoridades federales de salud se están preparando para que el coronavirus se convierta en una pandemia.

“No estamos viendo la propagación de la comunidad aquí en los Estados Unidos todavía, pero es muy posible, incluso probable, que eventualmente suceda”, dijo. “Nuestro objetivo sigue siendo frenar la introducción del virus en los Estados Unidos. Esto nos da más tiempo para preparar a nuestras comunidades para más casos y posiblemente una propagación sostenida”.

Treinta y cuatro pacientes dieron positivo con el virus en los Estados Unidos, pero 21 estaban en cuarentena en bases militares luego de ser repatriados desde Japón y China, dijeron el viernes funcionarios. Se esperan más casos confirmados entre los cientos evacuados del crucero Diamond Princess.

“El hecho de que hayamos podido mantener este número bajo es una buena noticia, especialmente teniendo en cuenta lo que estamos viendo entre algunos países de Asia que están comenzando a experimentar una difusión comunitaria”, dijo Messonnier.

Una ambulancia que transporta a un ciudadano surcoreano repatriado de Wuhan, China, que ha mostrado síntomas parecidos a los de la gripe durante el examen en vuelo para detectar un nuevo coronavirus, sale del aeropuerto de Gimpo el 31 de enero de 2020 en Seúl, Corea del Sur. (Chung Sung-Jun/Getty Images)

La propagación de la comunidad significa que se están confirmando casos en la comunidad, pero se desconoce la fuente de las infecciones. La difusión comunitaria se está produciendo en algunos países fuera de China, incluidos Corea del Sur, Malasia y Japón.

El número de casos en los Estados Unidos podría no informarse debido a problemas con los kits de prueba que los CDC enviaron a los 50 estados. Los laboratorios estatales descubrieron problemas con los kits y solo tres, Nebraska, Illinois y California, actualmente pueden realizar pruebas locales para detectar el virus a partir del viernes, dijo la Asociación de Laboratorios de Salud Pública a The Epoch Times. Messonnier dijo que los CDC están trabajando con la Administración de Drogas y Alimentos para rehacer los reactivos para tratar de solucionar los problemas.

No hay retraso en este momento en las pruebas realizadas en los CDC, que es donde los otros 47 estados envían sus pruebas.

El nuevo virus surgió en China a fines del año pasado y ha infectado a decenas de miles de personas, matando a miles, principalmente en China. Han surgido nuevos grupos de casos solo esta semana en Irán, Italia y Corea del Sur, además de las nuevas infecciones entre los pasajeros de Diamond Princess. El virus, que se propaga principalmente a través del contacto cercano, no tiene una vacuna o medicamento específico para tratarlo. Se esperan resultados preliminares para dos ensayos clínicos en China el próximo mes.

Los funcionarios de salud de EE.UU. están tomando y continuarán tomando medidas sin precedentes para reducir el impacto que el virus tendrá en los estadounidenses, incluida la coordinación con los departamentos de salud estatales y locales “para preparar a nuestra fuerza laboral de salud pública para responder a los casos locales” y prepararse para una pandemia, o un rápido aumento en el número de casos, dijo Messonnier a los periodistas.

Los pasajeros son asistidos mientras cargan las bolsas en un taxi después de desembarcar del crucero Diamond Princess en cuarentena, atracado en el muelle Daikoku el 20 de febrero de 2020 en Yokohama, Japón. (Tomohiro Ohsumi/Getty Images)

“Estamos trabajando más de cerca con los sistemas de salud en todo el país para planificar las oleadas de personas que buscan y requieren atención”, dijo. Los CDC también están trabajando con socios de la cadena de suministro, como empresas, hospitales, farmacias y fabricantes.

Las autoridades ahora están revisando todos los materiales pandémicos y adaptando los existentes al brote actual, incluido un conjunto de pautas emitidas originalmente en 2017 para tratar la gripe.

Las pautas incluyen intervenciones no farmacéuticas, que pueden ayudar a retrasar la transmisión de un virus en las comunidades, especialmente antes de que una vacuna esté ampliamente disponible. Una vacuna para el nuevo virus tardará al menos un año en llegar al mercado, dijo un alto funcionario de los CDC la semana pasada.

Las intervenciones incluyen medidas comunitarias destinadas a aumentar el distanciamiento social, como hacer que los trabajadores trabajen de forma remota, cerrar escuelas y posponer o cancelar reuniones masivas. Las medidas de limpieza ambiental como la limpieza rutinaria de superficies frecuentemente tocadas y las medidas de protección personal como la cuarentena voluntaria en el hogar de los miembros expuestos del hogar también son efectivas.

En algunos países donde las infecciones han aumentado, los pueblos o ciudades ya han cerrado negocios y escuelas. “Puede llegar el día en que necesitemos tomar tales medidas en los Estados Unidos”, dijo Messonnier.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS