Galgos británicos explotados y desechados son exportados a China para ser convertidos en carne

Por Simon Veazey
13 de Noviembre de 2019 Actualizado: 14 de Noviembre de 2019

Los entrenadores de galgos británicos e irlandeses están aprovechando los perros de carreras viejos para exportarlos a China, donde se enfrentan a ser hervidos vivos por su carne.

Estas son las afirmaciones de la activista Kerry Elliman, quien hasta 2017 llevaba rescatados más de 758 perros de carrera en sus dos centros, uno en Birmingham y el otro en Beijing.

Otras organizaciones de campaña hicieron hallazgos similares.

El uso de la carne de perro para la alimentación humana en China, y la crueldad hacia los animales es bien conocido por muchos amantes de los perros que viven fuera de China.

Sin embargo, no hay leyes británicas que prohíban exportar a China, por lo que una vez que los galgos ya no pueden dar ganancias en carreras o como reproductores, los dueños los venden a China, señala la defensora de perros.

carne de perro en restaurante en china
La carne de perro en un restaurante en Yulin, en la región de Guangxi, al sur de China, el 21 de junio de 2017. (Becky Davis/AFP/Getty Images)

“Es muy perturbador, pero no podemos escondernos de la realidad de lo que le sucede a estas criaturas apacibles mientras hacemos la vista gorda”, apuntó.

Kerry dice haber visto videos “donde los perros están siendo hervidos vivos. Vi uno el otro día cuando un carro de carnicería estaba siendo lavado con agua caliente hervida con los perros todavía dentro. Podías oírlos gritar”.

La ubicación del lugar donde se ha criado un perro se puede identificar por medio de tatuajes en las orejas y, si todavía existen sus papeles.

Kerry había publicado en su página, una foto de un perro llamado Frankie que estaba a la venta junto con ocho de sus cachorros.

Lamentablemente, cuando Frankie fue rescatado por Candy Cane Rescue, su centro en Beijing, cuatro de los cachorros fueron encontrados muertos junto a ella.

“Fue salvada por el rescate de Candy Cane, ya que estaba a la venta por una cantidad de dinero irrisoria”, escribió en el posteo.

Los papeles de Frankie revelaron que ella provenía de criadores irlandeses, según Kerry.

“Espero que estas personas viles y codiciosas estén satisfechas con lo que hicieron, con los problemas y sufrimientos que generaron para estos nobles perros. Ya es hora que la industria de las carreras (de galgos) caiga”.

Frankie fue uno de los nueve galgos rescatados de Beijing, según publicó Mirror en diciembre de 2017. Los nueve fueron reducidos a piel y hueso e infectados con virus como la sarna.

Costó alrededor de 12.000 dólares hacer volar nueve perros a París.

Tres de los cachorros que trajo al Reino Unido tienen herencia británica o irlandesa, agregó Kerry.

“Me molesta que los animales allí (China) sean tratados con tan poco respeto”, le dijo la activista a Mirror. “Pero, ¿por qué tenemos que participar en eso? Los entrenadores afirman que están siendo exportados a países con bienestar animal”.

Según Kerry, “se supone que el Reino Unido es una nación amante de los animales, pero los perros están siendo enviados a un destino tan cruel”.

Otra organización, Caged, hizo una petición en Change. org para prohibir todas las exportaciones de galgos que todavía se puede firmar.

Destacaron que, tras una investigación realizada en mayo de 2017, habían identificado 30 galgos que habían sido exportados a China desde el Reino Unido.

“Los criadores chinos están publicitando a estos perros como sementales por hasta 6000 yuanes, lo que equivaldría a alrededor de 1050 dólares. Debido a que China no tiene ninguna política de bienestar animal y tampoco para contrarrestar el incremento de galgos encontrados dentro del comercio de la carne de perro, por este motivo es que estamos extremadamente preocupados por cualquier perro que haya sido exportado allí”, argumentó en una declaración en su sitio web.

“Cuando ya no son más aptos al estándar de la raza (debido a la edad, lesiones, etc.) los perros se vuelven sobrantes a las necesidades, resultando en que muchos de ellos sean envenenados, apaleados, colgados, o incluso cocidos a fuego lento hasta la muerte, ya que los galgos se encuentran actualmente en el comercio de carne de perro chino”, anuncia el texto de su petición pidiendo que se prohíban todas las exportaciones.

Pero mientras que algunos de los perros pueden ser recuperados y rescatados por tan solo 20 dólares, algunos de los mejores perros pueden alcanzar un precio de 400.000 dólares, remarcó Kerry.

¡Cuánta nobleza tienen algunas personas en su corazón para ver el sufrimiento de otro ser y rescatarlo! Lo hacen sin esperar recompensa ni reconocimiento.

¿Crees que tus amigos pueden no saber sobre esto? Compártelo para mantenerlos actualizados y ayudar a apoyar el periodismo independiente. Gracias

Sigue a Simon en Twitter: @SPVeazey

                                      *******

Descubre

Mujer en EE.UU. recibe desesperada nota de SOS de un chino encarcelado en campo de trabajo forzado

TE RECOMENDAMOS