Gansa mira triste mientras operan a su compañero herido, desde la ventana del hospital de animales

Por Louise Bevan
30 de Julio de 2021
Actualizado: 30 de Julio de 2021

Una leal gansa canadiense, preocupada por su compañero mientras se sometía a una operación, sorprendió a los médicos veterinarios cuando se presentó en la clínica. Golpeando la puerta de cristal, se quedó observando hasta que su compañero se despertó de los sedantes y se reunió con él en la puerta.

Fue la primera vez que el personal del refugio New England Wildlife Center, en Cape Cod, vio a un animal intentar reunirse con otro en la puerta.

Nunca antes habían visto que un animal intentara acompañar a un paciente en la cirugía. Llevándolos a hacer una excepción a su regla de “no visitas”.

Imagen ilustrativa. (S. Hermann & F. Richter / Pixabay)

El paciente, un ganso canadiense apodado “Arnold”, había vivido con su pareja durante varios años en un estanque cercano a las instalaciones de Barnstable, Massachusetts.

“Son totalmente silvestres y normalmente se mantienen solos cuando hay gente cerca”, explicó Cape Wildlife en un posteo de Facebook. “Pero ayer nuestro personal se dio cuenta que Arnold había desarrollado una notable cojera y se caía continuamente”.

El equipo logró llevar al ganso al interior para realizarle un examen médico, identificando dos fracturas abiertas en su pata.

(Cortesía de New England Wildlife CenterCape Wildlife Center)

“Esto significa que el tejido y la piel se han desprendido, dejando el hueso expuesto”, explicaron. “Nuestra principal hipótesis es que una tortuga mordedora u otro depredador lo atacó mientras nadaba”.

Con la esperanza de salvar la pata de Arnold y darle la mejor oportunidad de tener una vida larga y cómoda, el equipo planeó suturar la herida abierta y amputar el dedo dañado. Arnold recibió antibióticos y medicamentos para el dolor, y lo mantuvieron en el interior, sin comida, para prepararlo para la cirugía.

Al día siguiente, cuando Arnold estaba a punto de ser operado, el equipo escuchó unos golpecitos en la puerta.

(Cortesía de New England Wildlife CenterCape Wildlife Center)
(Cortesía de New England Wildlife CenterCape Wildlife Center)

“Dimos la vuelta y vimos que su compañera se había acercado a la puerta e intentaba entrar en nuestra clínica”, relataron los miembros del personal. “Lo había localizado de alguna manera y estaba agitada por no poder entrar”.

La fiel compañera de Arnold se mantuvo alerta durante todo el procedimiento, observando el trabajo de los médicos. Cuando Arnold se despertó, con las heridas cerradas y vendadas, el equipo se aseguró de reunir al paciente con su compañera en la entrada.

“Abrimos la puerta y le dimos a Arnold su flujo de oxígeno en la entrada”, explicaron. “Su compañera se calmó inmediatamente y empezó a acicalarlo a través de la puerta”.

Notaron que ambos gansos estaban visiblemente aliviados por la presencia del otro.

(Cortesía de New England Wildlife CenterCape Wildlife Center)

Con el tratamiento en marcha, el equipo de Cape Wildlife espera que Arnold se cure bien. Pasará unas semanas en el entorno estéril del hospital de animales y luego podrá reunirse con su pareja en el estanque.

El equipo de cuidados tiene previsto realizar todos los tratamientos y cambios de vendas delante de la puerta para que la gansa pueda comprobar el estado de su compañero.

“Haremos todo lo posible para que vuelva a salir rápidamente”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS