Gary Sinise le obsequia una casa inteligente a un soldado que perdió sus piernas en Afganistán

Por Michael Wing - La Gran Época
13 de Junio de 2019 Actualizado: 18 de Junio de 2019

Mientras que hay algunos miembros del servicio militar que hacen el máximo sacrificio por su país, hay otros que sobreviven, pero cuyas vidas cambian para siempre por una lesión.

Historias como estas demuestran que los espíritus de estos guerreros siguen siendo fuertes, después de abandonar el campo de batalla. Este fue el caso del sargento retirado del ejército de los EE.UU. Stefan LeRoy.

Desplegado en Afganistán en 2012, Stefan tenía solo 21 años cuando perdió ambas piernas, mientras llevaba a un soldado herido, un artefacto explosivo improvisado detonó y le arrancó las piernas en un instante. Una fue cortada por encima de la rodilla, y la otra por debajo.

Después de regresar a casa y recuperarse de la amputación que le cambió la vida (aprender a caminar usando prótesis) Stefan se negó a ser derribado por su difícil situación. En vez de eso, decidió mantenerse activo, lo que le dio algo por lo que vivir.

“Fue genial tener una salida porque fácilmente podía haberme sentado, bebido y sentido lástima por mí”, le dijo el ex soldado al diario The Palm Beach Post. “Pero en vez de eso hice deportes adaptativos.”

Stefan participó en el Maratón de Boston, que corrió cuatro veces y dos veces en bicicleta y dos veces más en los Juegos Invictus, una competencia deportiva internacional para ex militares heridos.

El soldado rehabilitado recorrió un largo camino desde sus días de despliegue. Aún con menos de 30 años, Stefan tiene muchos años por delante. Desde entonces conoció a la mujer que se convirtió en su esposa, Katie Smith, se casaron en 2014 y esperaban su primer.

Sin embargo, no era adecuado para Stefan vivir en su apartamento mientras estaba confinado a una silla de ruedas, maniobrando en su pequeña habitación con muebles y en pasillos estrechos donde a menudo se chocaba contra las paredes por accidente.

Fue esta lucha por recuperar su independencia en la vida diaria lo que llevó a Stefan a la Fundación Gary Sinise. El conocido actor que desempeñó el papel de Teniente Dan es desde hace mucho tiempo un partidario de los veteranos militares. El programa Restaurando la independencia apoyando el empoderamiento (RISE) seleccionó a Stefan y a su familia para que recibieran un nuevo hogar inteligente.

Las casas ofrecen instalaciones adaptadas de vanguardia con hasta el último detalle, totalmente pagadas y entregadas por la fundación a veteranos militares que resultaron gravemente heridos y a sus familias. El objetivo es simple: Darles una mejor calidad de vida.

El ex soldado herido fue suficientemente valiente.

“Puedo ser yo mismo dentro de la casa y cuando salgo, me adaptaré al resto del mundo”, comentó Stefan al diario The Palm Beach Post.

Actualmente, la casa inteligente de tres habitaciones de los LeRoys se está construyendo cerca de la comunidad de Abacoa, en Júpiter, Florida. Los nuevos padres piensan que es un gran lugar para criar una familia. Ellos esperan mudarse en otoño.

Entre otras cosas, la casa contará con amplios pasillos para sillas de ruedas, un banco especial en la ducha, así como tecnología personalizada para acceder a los contenidos de los armarios de la cocina.

(Crédito:© Getty Images / Paul morigi)

La mejor noticia de todas: Todo estará libre de hipotecas para la familia.

Eso le deja mucha libertad a Stefan para concentrarse en las cosas que más le importan.

“Estar presente y participar en la crianza de mi hija, creo que eso es lo más importante”, aseguró Stefan.

Pero ese no fue el primer hogar inteligente regalado por el patriótico actor…

Gary Sinise le da un hogar inteligente a un ex boina verde que perdió ambas piernas en Afganistán

Un nativo de Tucson y ex boina verde que perdió ambas piernas en Afganistán sabe lo que es recuperarse después de una caída. Sin embargo, lo que este ex soldado no esperaba después de regresar a casa fue la increíble ayuda de una famosa celebridad.

El Sargento de Primera Clase Caleb Brewer se alistó en la Reserva del Ejército de los Estados Unidos en 2005 y se unió a los Boinas Verdes en 2012. Durante un despliegue en Afganistán en 2015, fue gravemente herido en combate y le amputaron las dos piernas. Sufrió infecciones, coágulos de sangre y una lesión cerebral traumática. A pesar de todas sus heridas, el soldado sobrevivió y se retiró en 2016.

El ex soldado, que ahora tiene 31 años, regresó a Tucson, donde se enfrentó todos los enormes desafíos de vivir sin sus piernas.

Mientras tanto, un conocido partidario de las familias militares, el actor Gary Sinise, se dio cuenta y se aseguró de que una vivienda adecuada no sería una preocupación para Caleb.


La estrella de Hollywood, famosa por su personaje, el Teniente Dan de “Forest Gump”, es partidario de los veteranos de guerra desde los años 70. Después de los ataques del 11 de septiembre en Nueva York, su compromiso se incrementó y estableció la Fundación Gary Sinise para apoyar a las familias militares en 2011.

Después de que Gary se enteró de la situación de Caleb, la fundación se puso en contacto para darle una mano. Lo alentaron a postularse al programa RISE (Restoring Independence Supporting Empowerment), cuyo objetivo es construir casas inteligentes especialmente adaptadas, así como vehículos adaptados, para los veteranos heridos.

Antes que Caleb y su familia lo supieran, habían sido aprobados para una nueva casa inteligente en Tucson, completamente equipada con modificaciones especiales para ayudar a Caleb a hacer frente a su discapacidad. La casa fue terminada el 6 de febrero de 2019.

La casa adaptada cuenta con funciones controladas por un teléfono inteligente, ya sea para comprobar quién está en la puerta, ajustar el volumen del equipo estéreo o abrir las persianas, un simple dispositivo portátil sería todo lo que se necesitaba. También se instalaron espejos inclinados y puertas corredizas para sillas de ruedas.


“Es increíblemente abrumador en el buen sentido”, destacó Caleb. “No parece real. Nunca lo hubiera esperado ni en un millón de años”. Caleb, su esposa Ashley y sus dos hijas Emily y Evelyn enfrentarían menos preocupaciones gracias al firme compromiso de la Fundación Sinise.

Caleb progresó a pasos agigantados en sus esfuerzos de rehabilitación. Aprendió a caminar usando prótesis cuatro meses después de su lesión.

Hoy en día, cuenta con una sala de ejercicios especializada para ayudar en su terapia física, se entrena para su propia salud y ayuda a otros hombres y mujeres discapacitados a reconstruir sus cuerpos y su confianza.

La fundación declaró en un comunicado de prensa: “Una casa inteligente especialmente adaptada aumentará su capacidad para realizar las funciones diarias necesarias”.


La Fundación Gary Sinise también inició otros proyectos para ayudar a los veteranos militares y a sus familias. Recientemente, el programa de Alivio y Resistencia de la Fundación apareció en los medios de comunicación. Su programa llamado el Expreso Bola de Nieve ayuda a las familias militares que perdieron a sus seres queridos proporcionando retiros terapéuticos a lugares emocionantes para los niños y los padres sobrevivientes.

Recientemente, Gary llevó a más de 1000 hijos de soldados caídos a Disney World en Orlando, Florida.

Mira el video a continuación:


Un papá militar le da una linda sorpresa a sus hijos en la escuela/p>

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!<

TE RECOMENDAMOS