Gastos de consumo e ingresos personales en EE.UU. aumentan en septiembre más de lo esperado

Por TOM OZIMEK
30 de Octubre de 2020
Actualizado: 30 de Octubre de 2020

El gasto de los consumo y los ingresos personales en Estados Unidos aumentaron más de lo esperado en septiembre, con salarios más altos, un crecimiento en las ganancias comerciales operadas por los propietarios y la ayuda remanente para la pandemia, contribuyendo en este aumento.

El Departamento de Comercio dijo a través de un comunicado el viernes que los gastos de consumo personal (PCE), un reflejo de los gastos de los hogares en bienes y servicios, aumentaron en USD 201,400 millones en septiembre, o un 1.4 por ciento del mes a mes. Los economistas encuestados por Reuters habían predicho que el gasto de los consumidores aumentaría un uno por ciento en septiembre.

El gasto de consumo, que en agosto aumentó un 1 por ciento después de tres meses consecutivos de crecimiento, representa más de dos tercios de la actividad económica de los EE.UU..

Los consumidores estadounidenses gastaron más en septiembre tanto en bienes (USD 109,900 millones) como en servicios (USD 61,000 millones). Los principales artículos que contribuyeron a los gastos relacionados con los bienes fueron las compras de vehículos y piezas de repuesto nuevos, así como la ropa y el calzado. La mayor parte del incremento del gasto relacionado con los servicios se destinó a la atención de la salud, con los servicios ambulatorios a la vanguardia. También hubo contribuciones significativas de los servicios de recreación, encabezados por los clubes de miembros, centros deportivos, parques, teatros y museos.

Los ingresos personales, a su vez, aumentaron en septiembre en USD 170,300 millones, o un 0.9 por ciento mes a mes, siendo que los economistas encuestados por The Wall Street Journal habían pronosticado un menor aumento, del 0.5 por ciento. Las ganancias de septiembre siguen a una fuerte caída del 2,7 por ciento en los ingresos en agosto.

El aumento de los ingresos personales reflejó un aumento en la compensación a los empleados, ingresos por alquiler y los ingresos de los propietarios, que es el exceso de ingresos sobre los costos de producción en los negocios operados por los propietarios. Si bien los beneficios sociales del gobierno cayeron en modo general en septiembre, con un aumento en el programa de Pagos Suplementarios de Salarios Perdidos, más el suplemento federal de USD 300 semanales a los beneficios estatales de desempleo autorizado por un memorando presidencial que desembolsó USD 275,600 millones.

En septiembre, la Asistencia para el Desempleo por la Pandemia se redujo en USD 23,300 millones, los Pagos de Compensación por Desempleo por la Pandemia se redujeron en USD 221,900 millones y los desembolsos de sueldos y salarios del gobierno disminuyeron en USD 7400 millones, mientras que los sueldos y salarios aumentaron en USD 86,200 millones y las ganancias de la industria privada se incrementó en USD 82,000 millones, lo que refuerza la opinión de que es principalmente la actividad del sector privado la que ha impulsado el aumento de los ingresos y gastos.

La tasa de ahorro, que era del 14.3 por ciento en septiembre, disminuyó en 0.5 punto porcentual en comparación con el 14.8 por ciento en agosto, lo que sugiere que más estadounidenses dependieron de los ahorros para apoyar los gastos de consumo.

El informe de ingresos y gastos surge tras el anuncio del Departamento de Comercio del jueves de que, tras una caída récord, la economía estadounidense se expandió a una tasa anualizada del 33.1 por ciento en el tercer trimestre, registrando la recuperación más fuerte de la historia. El crecimiento del tercer trimestre reflejó un fuerte ritmo de expansión en el consumo, la vivienda y la inversión empresarial.

El economista y columnista de Epoch Times, Stephen Moore, señaló que el crecimiento fue impulsado por la actividad del sector privado.

“Añadiendo a la buena noticia es que todo este crecimiento fue el crecimiento del sector privado —nada de esto vino del ‘estímulo’ del gobierno. El gobierno en realidad se redujo ligeramente en el tercer trimestre. El gasto privado aumentó un 40 por ciento y la mejor noticia de todas fue que la inversión privada se disparó en un 83 por ciento”, escribió en un blog.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

TE RECOMENDAMOS