Gatita herida y aterrada no quería ver a los humanos hasta que se acurruca con un bebé recién nacido

Por Jocelyn Neo - La Gran Época
07 de Septiembre de 2020
Actualizado: 19 de Octubre de 2020

Cuando una gata fue rescatada de las calles de Canadá y llevada a un santuario, estaba aterrorizada de todos, especialmente de los hombres. Sin embargo, después de varios días de esconderse y para sorpresa de los dueños del refugio, la minina cambió repentinamente.

La gatita siamesa estaba luchando por sobrevivir en las calles canadienses de Kingston, Ontario, cuando un vecino la rescató y la llevó a un veterinario, donde se descubrió que su pelvis estaba quebrada.

Después de que fue revisada, el veterinario le preguntó a Carla Reilly Moore, copropietaria del santuario “Granja de las colitas felices”, si quería acoger a la gatita. Carla, que normalmente no acepta animales domésticos, dijo que sí.

Una vez en el santuario, fue claro para ella y su marido que la pequeña gatita tuvo un comienzo difícil en su vida. También caminaba con una “cojera muy extraña”, dijo Carla a The Dodo.

Imagen Ilustrativa (Richard Revel/Pixabay)

“Pudo haber sido un auto, o pudo haber sido pateada, simplemente no lo sabemos”, dijo Carla. “Ha estado sufriendo sola en las calles durante dos semanas sin ningún medicamento para el dolor”.

Además, la felina “estaba muy asustada y acurrucada en el rincón de su jaula”, recordó Carla.

Decidieron darle su espacio y más tarde la llamaron Sapphire. Sin embargo, la situación no mejoraba. La pequeña gatita se negaba a tener contacto alguno, especialmente con hombres adultos.

Carla dijo, “cuando venía a echar un vistazo, corría cada vez que mi marido estaba cerca”.

En lugar de disfrutar de su libertad, Sapphire se escondía debajo de la cama y no salía durante días y días. Poco sabía la familia Moore que la gatita estaba a punto de cambiar.

“De la nada se subió a nuestra cama, muy incómodamente debido a su pelvis y fue directamente a ver a mi marido”, compartió Carla.

Imagen ilustrativa (Hans Braxmeier /Pixabay)

En los días siguientes, Sapphire también abrazó a Carla y a la hija recién nacida de la pareja, Mary. Sapphire incluso empezó a proteger y acurrucarse con la bebé todos los días.

Al principio, se sentaba cerca de la bebé.

“Ella mantenía su distancia, pero la vigilaba atentamente”, dijo Carla.

Se dieron cuenta de que “la pequeña gatita parecía empezar a proteger a la bebé“, relató Carla. “Nunca hemos visto a una gata hacer esto antes”, confesó, agregando que “su vínculo crecía cada vez más rápido. ¡Fue realmente increíble!”.

Carla también recordó que la gatita también empezó a abrazar a la bebé.

Sapphire se ha encariñado mucho con la bebé, y cuando no ve a la pequeña Mary por aquí, la llama y la busca”.

Fue reconfortante para Carla ver a Sapphire cambiar de la manera que lo hizo.

“Uno de los sentimientos más grandes es cuando observas a un animal superar el dolor y seguir adelante”, dijo Carla. “Es un momento muy especial. Es un momento en el que vuelven a confiar en los humanos”.

Imagen ilustrativa (Free-Photos/Pixabay )

Carla concluyó diciendo que algunos “pueden decir que esta gatita nos necesitaba, que se sintió atraída por nosotros porque pudimos ayudarla…. Pero nosotros decimos que la necesitábamos. No sabíamos que la necesitábamos, pero realmente la necesitábamos”.

Una historia de resiliencia animal que prueba que solo hay que juntar fuerzas para salir adelante y esperar el momento justo para volver a ver la luz del sol.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mire a continuación

“Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje”

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS