Gato callejero que estuvo cerca de la muerte y comió caucho para sobrevivir fue rescatado

Por Louise Bevan
12 de Diciembre de 2020
Actualizado: 12 de Diciembre de 2020

A un gato callejero hambriento que comió caucho en su desesperación por sobrevivir se le dio una segunda oportunidad en la vida.

Félix, de 6 años, fue llevado al refugio de animales de Holly Hedge el 20 de septiembre después de que los rescatistas lo localizaron vagando por las calles de Bristol, en el suroeste de Inglaterra, débil, deshidratado y con un peso inferior a 2 kilos.

“Félix estaba en muy mal estado cuando llegó al refugio”, dijo a Bristol Live la recaudadora de fondos de Holly Hedge, Hannah Goodwin-Sharman. “Vomitaba trozos de caucho que creemos que había comido porque estaba desesperadamente hambriento”.

(Cortesía de Holly Hedge Animal Sanctuary)

“Tenía una valoración corporal de uno sobre nueve”, continuó, “y estaba tan delgado que tenía una abolladura en la nariz, lo que es una señal de que no le quedaban reservas de grasa en su cuerpo”.

Hannah afirma que si no lo hubieran recogido, “habría muerto en unas pocas horas”.

Holly Hedge recibió un dato de que Félix tenía una hermana, pero no se pudo encontrar a la hembra perdida.

Félix fue llevado a los veterinarios de Vale en Portishead, donde fue sometido a una cirugía inmediata. “No solo tenía el estómago lleno de caucho, sino también una hernia en su abdomen y sus órganos internos estaban en su cavidad torácica”, explicó Holly Hedge en una publicación de Facebook.

(Cortesía de Holly Hedge Animal Sanctuary)

“Este tipo de lesión se ve a menudo cuando se patea a los gatos en el estómago”, continuó, “así que creemos que el pobre Félix, que no tiene ningún conocimiento de la calle, se acercó a alguien pensando que podrían ayudarle, y en su lugar le dieron una patada”.

Los trozos de caucho fueron retirados de su estómago y los veterinarios realizaron la complicada tarea de devolverle sus órganos a su sitio. Afortunadamente, Félix sobrevivió a la cirugía contra todo pronóstico.

Luego se fue a casa con Hannah para recuperarse de la cirugía. Sin embargo, debido a la severidad de su experiencia, las cosas empeoraron antes de mejorar. Después de 11 días de estancia, Félix desarrolló dificultades respiratorias, y los veterinarios identificaron líquido alrededor de sus pulmones.

El ritmo respiratorio de Félix fue entonces monitoreado de cerca durante los siguientes días. Luego se tomó la decisión de llevarlo al veterinario de Langford para hacerle más pruebas, y se encontró que tenía un conducto biliar dilatado, anemia y líquido en el abdomen.

Más tarde se decidió no someter a Félix a más pruebas, y entonces se volvió a la recaudación de fondos.

(Cortesía de Holly Hedge Animal Sanctuary)

Holly Hedge lanzó una recaudación de fondos en JustGiving con la esperanza de cubrir las altísimas facturas médicas de Félix, decidida a financiar una segunda oportunidad para el necesitado vagabundo que vivió en las calles durante dos meses. Necesitaban 5400 libras (USD 7134); con las recaudaciones de fondos en persona canceladas debido a la pandemia, el refugio está luchando.

“[Félix] quiere vivir de verdad”, suplicó el equipo. “Por favor, ayúdanos a darle la mejor oportunidad posible de una vida larga y feliz”. En el momento de escribir este artículo, el fondo tiene acumulado el 92 por ciento de su objetivo.

Desde una dieta de caucho y una muerte casi segura hasta un amoroso hogar de adopción con Hannah, Félix se está fortaleciendo día a día. “Es el gato más adorable del mundo”, dijo Hannah a Bristol Live. “Me da golpecitos en la cara cuando quiere comida y un abrazo”.

Hannah también compartió el progreso de Félix por correo electrónico con The Epoch Times. Ella ha pagado para que Felix vea a su propio veterinario, bromeando que ha advertido a su familia que no esperen ningún regalo de Navidad, y reportó que el análisis de sangre del gato de 6 años es normal. Además, se sabe que ya no hay líquido alrededor de sus pulmones y también está disminuyendo alrededor de su abdomen.

“Todavía es difícil de diagnosticar”, explicó, “pero lo más probable es que haya tenido una pelea con otro gato y que mientras vivía en condiciones terribles haya contraído algunos parásitos desagradables”.

“Está un poco nervioso por nuestro gato [excallejero] Bobbo”, admitió, “pero se está haciendo más valiente al aprender que ver a Bobbo significa que se acobarda”.

Lo mejor de todo, Hannah reveló que está considerando quedarse con Félix.

Nos encantaría escuchar sus historias! Puedes compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí 

A continuación

Cristianos se unen a otras creencias contra la persecución religiosa en China

 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS