Ginni Thomas le dice al panel del 6/1 que nunca influyó en jurisprudencia de su marido, Clarence Thomas

Por Emily Miller
30 de Septiembre de 2022 11:40 AM Actualizado: 30 de Septiembre de 2022 11:40 AM

Ginni Thomas, la esposa del juez de la Corte Suprema Clarence Thomas, le dijo al comité de la Cámara del 6 de enero que no ha influido en las decisiones judiciales de su esposo.

Cerca del final de su declaración de apertura ante el panel el 29 de septiembre, Thomas dijo que “es ridículo que cualquiera que conozca a mi esposo piense que yo podría influir en su jurisprudencia: El hombre es independiente y obstinado, con fuertes rasgos de carácter de independencia e integridad”.

The Epoch Times obtuvo la declaración el jueves por la noche. Ginni Thomas testificó desde la mañana hasta la tarde y respondió a todas las preguntas que le hicieron los miembros del comité, según fuentes en la sala. Los miembros del comité de la Cámara del 6 de enero son todos demócratas, excepto los representantes Liz Cheney (R-Wyo.) y Adam Kinzinger (R-Ill.), quienes participaron por Zoom, según una fuente familiarizada con los procedimientos.

Activistas políticos han estado instando a los legisladores a impugnar al juez Thomas, designado por George H.W. Bush y el miembro más antiguo del tribunal, debido a las acciones de su esposa tras las elecciones presidenciales de 2020. Una petición de moveon.org, creada para impulsar un “Juicio Político a Clarence Thomas”, tiene 1.2 millones de firmas; su autor dice que Ginni Thomas “estaba instando activamente a la Casa Blanca a anular los resultados de las elecciones”, lo que deja al juez con “conflictos de intereses”.

Mensajes de texto hechos públicos por los medios de comunicación y no rebatidos por Ginni Thomas muestran que después de las elecciones de 2020, ella discutió las reclamaciones de fraude electoral, incluyendo la afirmación de que boletas con marcas de agua fueron utilizadas en más de una docena de estados por Trump y el ejército como una “operación de trampa de sombrero blanco”, o una operación diseñada para atrapar a los defraudadores. “No concedan”, dijo en un mensaje el 6 de noviembre de 2021.

Los textos fueron enviados a Mark Meadows, el jefe de gabinete de la Casa Blanca en ese momento.

Sin embargo, Thomas dijo en su declaración de apertura que sus actividades “poselectorales” eran “mínimas”. Ella testificó que no habló con su esposo “sobre ninguna de las impugnaciones legales a las elecciones de 2020, ya que yo no estuve involucrada en esas impugnaciones de ninguna manera”.

El representante Pete Aguilar (D-Calif.), miembro del panel, les dijo a los periodistas en Washington que los miembros querían preguntarle a Ginni Thomas sobre sus conversaciones con Meadows y con el abogado John Eastman, uno de los académicos que creía que el entonces vicepresidente, Mike Pence, podría rechazar los votos electorales de ciertos estados. Pence no estuvo de acuerdo.

Ginni Thomas les dijo a los miembros del panel que su esposo “no estaba al tanto” de los mensajes de texto que ella le envió a Meadows hasta que los publicaron los medios de comunicación mientras el juez Thomas estaba en el hospital.

Un portavoz del panel se negó a hacer comentarios al respecto.

Ginni Thomas les dijo a los miembros que el trabajo de su esposo no está “dentro del alcance de la jurisdicción de este comité”. Ella dijo que su esposo nunca le habló sobre los casos pendientes ante la corte, y lo calificó como “una regla férrea en nuestro hogar”. También dijo que él “no está interesado en la política”.

“Por lo general, no hablo con él sobre mi trabajo diario en política, los temas en los que estoy trabajando, a quién llamo, envío correos electrónicos, mensajes de texto o reuniones”, agregó.

A continuación, la declaración completa de Ginni Thomas al Comité del 6 de enero:

Primero, quiero agradecer al Comité por su paciencia mientras me recuperaba de la cirugía de reemplazo de cadera.

En segundo lugar, estoy aquí voluntariamente para responder preguntas sobre mis actividades con respecto a las elecciones de 2020, las cuales, creo que encontrarán, fueron mínimas y convencionales.

Sin embargo, como ha expresado mi abogado, me preocupa que pueda haber más de unas pocas preguntas sobre el trabajo de mi esposo, que no creo que esté dentro del alcance de la jurisdicción de este comité.

Desde que era presidente republicana del Nebraska College cuando tenía veinte años, mucho antes de conocer a mi esposo en 1986, he estado activa en el trabajo político y de políticas públicas.

Además, si bien tengo una licenciatura en derecho, no tengo licencia para ejercer la abogacía, ni he ejercido nunca la abogacía, ni he trabajado en ningún litigio en la Corte Suprema ni en ningún tribunal por esa materia. Yo trabajo sólo en el carril político.

Como dijo el juez Breyer esta semana pasada, es 2022 y las mujeres pueden tener carreras profesionales y separadas de sus cónyuges judiciales.

Desde que se convirtió en juez en 1990, mi esposo solo ha trabajado en el ámbito legal, no en la política.

Puedo garantizar que mi esposo nunca ha hablado conmigo sobre casos pendientes en la Corte. Es una regla de hierro en nuestro hogar.

Además, no le interesa la política. Y, por lo general, no hablo con él sobre mi trabajo diario en política, los temas en los que estoy trabajando, a quién llamo, envío correos electrónicos, mensajes de texto o con quien me reúno.

Con respecto a las elecciones de 2020, no hablé con él en absoluto sobre los detalles de mis actividades de campaña voluntaria. Y no hablé con él para nada de los detalles de mis actividades postelectorales, que en todo caso fueron mínimas. Estoy segura de que nunca hablé con él sobre ninguno de las impugnaciones legales de las elecciones de 2020, ya que no estuve involucrada en esas impugnaciones de ninguna manera.

Y sé que él desconocía por completo mis mensajes de texto con Mark Meadows hasta que este Comité los filtró a la prensa mientras estaba en una cama de hospital luchando contra una infección.

Permítanme agregar también que es ridículo que cualquiera que conozca a mi esposo piense que yo podría influir en su jurisprudencia: El hombre es independiente y obstinado, con fuertes rasgos de carácter de independencia e integridad.

Ahora estoy encantada de responder a las preguntas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.