Ginseng siberiano para energizarse y obtener resistencia

10 de Noviembre de 2015 Actualizado: 10 de Noviembre de 2015

Adaptógeno es un término usado para describir a las hierbas que ayudan al cuerpo para adaptarse al estrés. Hoy en día, varias hierbas entran en esta categoría, pero el nombre le  fue dado primero al ginseng siberiano.

En 1947 un científico soviético inventó el término mientras estudiaba las acciones del ginseng siberiano como parte de una investigación durante la Guerra Fría con el fin de buscar hierbas que puedan fortalecer a los soldados soviéticos. Los científicos tuvieron éxito con respecto  al ejército, por eso el ginseng siberiano también les fue dado a cosmonautas rusos y atletas olímpicos soviéticos para así incrementar su vigor y resistencia.

Ginseng siberiano es el nombre con el que todo el mundo lo conoce, pero hoy, sólo se puede encontrar la hierba bajo su nombre botánico: Eleuterococo o eleuthero. Una disposición de la ley agrícola de 2002 impidió que las etiquetas del producto utilizaran el término “ginseng” con cualquier planta fuera del género Panax. Ginseng siberiano es un pariente, pero no muy cercano.

Ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus) es una hierba adaptógena que puede identificarse por su racimo de bayas oscuras. (Stanislav Doronenko/Wikimedia Commons)
Ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus) es una hierba adaptógena que puede identificarse por su racimo de bayas oscuras. (Stanislav Doronenko/Wikimedia Commons)

Ginseng siberiano es un nombre que a esta hierba se le dio cuando fue primero comercializada al oeste, hace unas décadas. Se encuentra en Asia oriental y se ha utilizado en China por lo menos en 2.000 años. Pero como la mayoría de la investigación moderna salió de Rusia, se le agregó el nombre de siberiano.

La mitad del nombre ginseng sirvió a los consumidores como una marca de confianza. El ginseng siberiano tiene características similares al Panax ginseng, una raíz con silueta de hombre de una larga reputación por traer fuerza y vitalidad al débil y al viejo. Sin embargo, Panax ginseng es una de las hierbas más reverenciadas y más costosas en la medicina tradicional china, mientras que el ginseng siberiano, comparativamente es barato y fácil de conseguirlo.

Hojas de Eleutherococcus senticosus. (Stanislav Doronenko/Wikimedia Commons)
Hojas de Eleutherococcus senticosus. (Stanislav Doronenko/Wikimedia Commons)

En la medicina tradicional china, el ginseng siberiano es conocido como “ci wu jia” — un nombre patrón referente a la planta de cinco pétalos y de tallos espinosos. Ci wu jia no puede disfrutar del mismo rango que el ginseng verdadero, pero todavía se lo considera un medicamento valioso. Los herbolarios chinos lo utilizan para aquellos síntomas asociados con la deficiencia de yang del bazo y el riñón: falta de apetito, fatiga, dolor de espalda y debilidad general.

El reconocido médico Li Shizhen de la dinastía Ming, recomendó el ginseng siberiano para curar hernias, tendones débiles y retardar  los efectos del envejecimiento.

Estudios modernos han encontrado más usos para esta planta. En Alemania, a menudo se la utiliza para ayudar a pacientes de cáncer sometidos a radiación y quimioterapia. En Rusia, el ginseng siberiano fue dado a personas que vivían cerca del lugar al accidente de Chernobyl, para contrarrestar los efectos del envenenamiento por radiación. Otros estudios sugieren que el ginseng siberiano es bueno para prevenir los brotes de herpes e infecciones por levaduras.

La Comisión E, una agencia reguladora alemana que evalúa a la medicina botánica — apruebó el uso de ginseng siberiano para el agotamiento. A menudo la hierba es usada para reducir al mínimo los efectos de las enfermedades crónicas, como el síndrome de fatiga crónica u otras enfermedades caracterizadas por el agotamiento. Aquellos sin enfermedad crónica lo utilizan al ginseng siberiano para mejorar el rendimiento físico y mental, así como para la inmunidad.

Hojas de Eleutherococcus senticosus. (Stanislav Doronenko/Wikimedia Commons)
Hojas de Eleutherococcus senticosus. (Stanislav Doronenko/Wikimedia Commons)

Aunque a veces se lo incluye en fórmulas de hierbas para estimular el sueño, el ginseng siberiano realmente es como un estimulante lento. A diferencia de la fuerte subida y caída de energía asociada a la cafeína, la energía del ginseng siberiano puede tomárselo por semanas o meses para construir energía, pero los efectos son duraderos. La quemadura lenta de ginseng siberiano es útil para el tratamiento de síntomas asociados con las glándulas suprarrenales débiles y para el hipotiroidismo.

Una vez que se haya tomado ginseng siberiano durante un rato, dese un descanso. Debido a su carácter estimulante, los herbolarios recomiendan descansar por unas semanas después de un mes o dos de tratamiento. La Comisión E advierte no tener más de tres meses de uso continuo. Demasiado uso puede causarle nerviosismo, insomnio y un aumento en la presión arterial.

Busque productos estandarizados que contengan menos del 0,8% de eleu-terósidos. En general se recomienda dosis entre 100mg y 300mg por día, pero hay quienes con seguridad pueden tomar más. Redúzcalo si se siente demasiado tenso o nervioso.

Articulo original aquí 

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

Le recomendamos: China sin censura: régimen chino silencia documental viral sobre la contaminación

China sin censura: China es ahora una amenaza nuclear con su misil hipersónico WU-14

TE RECOMENDAMOS