Gobernador de Nueva York promete no revelar datos de indocumentados: “Sobre mi cadáver”, dijo

Por Anastasia Gubin
24 de Febrero de 2020
Actualizado: 24 de Febrero de 2020

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, respondió a la solicitud del director interino del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), Matthew Albence, quien pidió el 20 de febrero en una conferencia de prensa con 30 agentes del orden público que se enmiende la Ley de Luz Verde (Green Light Act) que entró en vigor en diciembre del 2019.

Con esta ley, el estado permite a los inmigrantes ilegales obtener licencias de conducir y también evita traspasar todos los datos del Departamento de Vehículos Motorizados DMV al ICE y a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

“En respuesta a las declaraciones del director interino del ICE, quiero aclarar nuevamente mi posición: he dicho desde el día 1 que nunca permitiremos que la base de datos del DMV se use con fines de inmigración”, comunicó Cuomo en la página web de su oficina, el 21 de febrero.

“Sobre mi cadáver”, agregó más tarde en una entrevista radial WAMC al confirmar su respuesta, según El DiarioNY.

El gobernador argumentó en el comunicado que el ICE usaría los datos para “la deportación de familias indocumentadas inocentes que acatan la ley”.

“Cada situación que han planteado yo la he respondido. Podemos proporcionar información de viaje confiable. Podemos proporcionar información a la industria de exportación de automóviles. Lo que realmente quieren y lo que no podemos proporcionar es el uso de los datos del DMV para fines de inmigración. Punto. Su extorsión e intimidación no funcionará en Nueva York”, añadió.

Por su parte, Albence dijo el 20 de febrero que la Ley de Luz Verde de Nueva York está poniendo a la gente en peligro. “No hay un propósito razonable de seguridad pública detrás de esta ley”.

Según Albence, “Esta ley existe porque los políticos han elegido poner su interés político sobre su seguridad y bienestar y sobre la seguridad y el bienestar de nuestros oficiales de la ley”.

Además advirtió que el 91 por ciento de aquellos inmigrantes ilegales a los que el ICE ha arrestado inicialmente en el interior del estado y posteriormente expulsados, tenían condenas penales o cargos penales pendientes en el momento del arresto. Cuomo, en cambio, ha  defendido la ley, sosteniendo que la solicitud de ICE podría poner a los inmigrantes ilegales en riesgo de deportación. “Simplemente quieren a indocumentados que viven pacíficamente, que no han cometido ningún delito, que no son violentos, de modo que puedan perturbar a las familias”.

La administración del presidente Donald Trump respondió a la nueva ley de Nueva York rechazando a todos los neoyorquinos a las futuras inscripciones en los programas de revisión rápida de seguridad y aduanas en los aeropuertos conocidos como Global Entry y Trusted Traveler. Cuomo al respecto dice que esta medida son parte de “amenazas de mantener a los neoyorquinos como rehenes de su demanda”, según el comunicado.

“Los intentos crecientes de la administración Trump de extorsionar el cumplimiento del Estado de Nueva York incomodando a los ciudadanos que respetan la ley no serán efectivos. Nunca permitiré el uso de la base de datos del DMV para acciones de inmigración”, añadió, anunciando a la vez cambios en el uso de la base de datos.

“Dado que muchas agencias policiales nacionales, estatales y locales actualmente tienen acceso a nuestra base de datos del DMV y el potencial de acceso subrepticio a la base de datos es muy real, estoy explorando alternativas para minimizar el daño causado por el uso no autorizado de nuestra base de datos. como la eliminación de los números de seguridad social, que podrían usarse para evidenciar el estado indocumentado, y aumentar la penalización por el uso no autorizado de la base de datos del DMV”, agregó.

A continuación

¿Cuántos países realmente comunistas hay en el Mundo?

TE RECOMENDAMOS