Gobernador de Texas anunció declaración de desastre para el estado después de las protestas

Por Jack Phillips
31 de Mayo de 2020
Actualizado: 31 de Mayo de 2020

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció una declaración de desastre en su estado luego de las violentas protestas que ocurrieron en varias ciudades por la muerte de George Floyd.

Abbott declaró un estado de desastre en todos los condados, citando “amenazas e incidentes de violencia en varias ciudades de Texas que han puesto en peligro la seguridad pública”.

“Todos los tejanos y todos los estadounidenses tienen derecho a protestar y animo a todos los tejanos a ejercer sus derechos de la Primera Enmienda”, dijo Abbott, según KBTX. “Sin embargo, la violencia contra otros y la destrucción de las propiedades es inaceptable y contraproducente”.

Las manifestaciones se han vuelto “violentas” en diferentes lugares de todo Texas, lo que significa que es “crucial que mantengamos el orden, mantengamos la seguridad pública y protejamos a las propiedades contra daños o pérdidas”.

“Al autorizar a agentes federales adicionales, para que actúen como oficiales de paz en Texas, ayudaremos a proteger la seguridad de las personas, al mismo tiempo aseguraremos que los manifestantes pacíficos puedan continuar haciendo oír su voz”, dijo.

La declaración de desastre se produce un día después del despliegue de la Guardia Nacional de Texas y del envío, por parte del Departamento de Seguridad Pública, de más de 1500 oficiales para ayudar a los departamentos de policía locales.

El sábado, el gobernador escribió en un comunicado que la Guardia Nacional y los oficiales estaban siendo enviados a Dallas, Houston, San Antonio y Austin.

“Texas y Estados Unidos lloran la pérdida sin sentido de George Floyd, las acciones que llevaron a su muerte son reprensibles y deberían condenarse en los términos más enérgicos posibles”, dijo Abbott en un comunicado. “A medida que Texas ejerce sus derechos de la Primera Enmienda, es imperativo que se mantenga el orden y se proteja la propiedad privada”.

Floyd murió la semana pasada mientras estaba bajo la custodia de la policía de Minneapolis. Un vídeo viral mostró a un oficial con la rodilla en el cuello de Floyd mientras este decía que no podía respirar.

Pero las protestas pacíficas del sábado, que involucraron a decenas de miles de personas, dieron paso en algunos lugares a disturbios, saqueos y violencia, con vehículos de la policía incendiados, tiendas vacías y objetos arrojados a los oficiales.

Tanto la policía como los manifestantes pacíficos abogaron por detener la violencia, diciendo que [los actos violentos] solo obstaculizaban los llamados a la justicia y a reformas.

A Minneapolis, la ciudad donde comenzaron las protestas, la policía, los policías estatales y los miembros de la Guardia Nacional se trasladaron poco después de las 8 p.m. El toque de queda entró en vigencia el sábado para terminar las manifestaciones. La demostración de fuerza se produjo después de tres días en que la policía evitó, en gran medida, involucrar a los manifestantes, y después de que el estado enviara más de 4000 tropas de la Guardia Nacional a Minneapolis. Las autoridades dijeron que ese número pronto aumentará a casi 11,000.

Associated Press contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Qué es el comunismo y cuáles países son comunistas?

TE RECOMENDAMOS