Gobernador de Texas propone penas más severas para los alborotadores

Por Zachary Stieber
24 de Septiembre de 2020
Actualizado: 24 de Septiembre de 2020

El gobernador de Texas, Greg Abbott, reveló el jueves una lista de propuestas legislativas que aumentarían las penas por estar involucrado en o ayudar financieramente a los disturbios, incluyendo una sentencia automática de cárcel de al menos seis meses para aquellos que golpeen a los agentes de las fuerzas de seguridad.

“Hoy, estamos anunciando más propuestas legislativas para hacer aún más para proteger a nuestros agentes de las fuerzas de seguridad, así como hacer más para mantener nuestra comunidad segura”, dijo Abbott, un republicano, en una conferencia de prensa.

Aunque la Constitución garantiza el derecho de reunión pacífica, no prevé el derecho a los disturbios, dijo el gobernador.

“Texas siempre defenderá el derecho de la Primera Enmienda a protestar pacíficamente, pero Texas no va a tolerar la violencia, el vandalismo o los disturbios”, añadió.

Las propuestas harían que causar lesiones o destruir la propiedad en un disturbio, bloquear las entradas o salidas de los hospitales o usar fuegos artificiales durante las protestas o disturbios, sea un delito grave con pena de cárcel obligatoria.

Golpear a un policía durante un motín haría que el delincuente fuera condenado a una pena de prisión obligatoria de al menos seis meses. Las personas condenadas por usar láseres contra las fuerzas de seguridad se enfrentarían a una pena de prisión obligatoria.

Ayudar o instigar disturbios con fondos o asistencia organizativa conllevaría una pena de prisión obligatoria. Esa propuesta también le daría al fiscal general del estado el poder de aplicar sanciones civiles contra personas y grupos.

Abbott señaló los disturbios que tuvieron lugar en Dallas en mayo y junio y el reciente bloqueo de la entrada de un hospital en Los Ángeles luego que dos ayudantes del sheriff fueran disparados en un tiroteo no provocado.

El tiempo de cárcel obligatorio evitaría que las personas que cometen delitos sean liberadas y vayan a cometer más, según los funcionarios.

“Los criminales acusados de estos delitos deben permanecer en la cárcel, al menos hasta su primera comparecencia en la corte”, dijo Abbott.

“Esto evitará la burla de los arrestos de entrada y salida que vimos en Dallas durante los disturbios que ocurrieron a principios de este año, y asegurará que estos peligrosos alborotadores no sean liberados inmediatamente de nuevo en las calles para participar en más disturbios sin tener que ir primero a una corte”.

Manifestantes marchan cerca de un coche de la policía de Dallas durante una protesta contra la brutalidad policial y el racismo en Dallas, Texas, el 6 de junio de 2020. (Cooper Neill/Getty Images)

El gobernador anunció las propuestas con la policía y los líderes políticos, incluyendo a Michael Amato, presidente de la Asociación de la Policía de Dallas, y el presidente de la Cámara de Representantes de Texas, Dennis Bonnen, un republicano.

“Lo que el gobernador Abbott expone hoy trae honor, dignidad y respeto a la causa. Cuando alguien protesta de forma pacífica, respetuosa y apasionada, no debería hacer que esa creencia sea destruida por personas que tienen malas intenciones, por personas que quieren lanzar un ladrillo a un agente de las fuerzas de seguridad que intenta mantener el orden para que se escuche la voz de los manifestantes”, dijo Bonnen a la prensa.

Amato dijo que no estaba seguro de cuándo “los servidores públicos se convirtieron en enemigos públicos”.

Hay malos policías, pero la gran mayoría arriesga su vida por sus comunidades, añadió.

“¿Tenemos que cambiar nuestra profesión? ¿Hay cosas que tenemos que arreglar? Absolutamente. Pero tienen que hacerse de manera constructiva”, dijo.

“Si vamos a aceptar dinero de los departamentos de policía, no deberíamos aceptar dinero porque alguien esté gritando y llorando, diciéndonos que deberíamos hacerlo. Si vamos a arreglar los problemas, arreglemos los problemas de la gente sin hogar. Arreglemos los problemas de la adicción a las drogas. Arreglemos los problemas de alcoholismo, de salud mental. Estos son los problemas con los que los policías tienen que lidiar y para los que no estamos entrenados, no lo suficientemente bien. Arreglemos esos problemas. Y si van a usar dinero, usen el dinero directamente para esas causas”.

Un policía se encuentra entre los asistentes al mitin de apreciación a la policía y los contramanifestantes en el ayuntamiento de Houston, Texas, el 18 de junio de 2020. (Mark Felix/AFP vía Getty Images)

Los republicanos tienen el control tanto del Senado estatal como de la Cámara de Representantes, así como de la oficina del gobernador en Texas.

Abbott propuso el mes pasado congelar los impuestos de propiedad a las ciudades que votan para desfinanciar a la policía o cortar los fondos a los departamentos de policía.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, un republicano, reveló una lista de propuestas similares el lunes, incluyendo un proyecto de ley que retendría los fondos del estado de las ciudades que desfinancian a la policía.

DeSantis también reveló una legislación que aumentaría las penas para aquellos que se dirigen a las fuerzas del orden o participan en manifestaciones violentas.

“Nuestro derecho a reunirnos pacíficamente es uno de los más apreciados como estadounidenses, pero en todo el país hemos visto que ese derecho es aprovechado por agitadores profesionales, empeñados en sembrar el desorden y causar caos en nuestras ciudades”, dijo el gobernador en una declaración. “No permitiré que este tipo de violencia ocurra aquí en Florida. La legislación anunciada hoy no sólo combatirá los disturbios y los saqueos, sino que también protegerá a los hombres y mujeres de las fuerzas del orden que se levantan cada día para mantenernos seguros. Espero trabajar con la Legislatura de Florida en la próxima sesión para convertir esta propuesta en ley.”

Florida es un estado trifecta; los republicanos tienen el cargo de gobernador y mayorías en ambas cámaras legislativas del estado.

Mientras que los demócratas de Texas no parecían reaccionar a las propuestas de Abbott, los demócratas de Florida hablaron en contra de los planes de su gobernador.

“El gobernador se está apegando a la propaganda de Donald Trump y fabricando una crisis de ley y orden inexistente en Florida”, dijo el líder demócrata del Senado Audrey Gibson. “Es un temor político para reforzar la reelección del presidente”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

El comunismo promueve la “justicia social” para incitar la división y el odio

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS