Gobernador de Virginia responde sobre su decisión respecto a una planta Ford asociada con China

"Desarrollemos nuestra propia tecnología", dijo Youngkin
Por Terri Wu
19 de Enero de 2023 7:45 AM Actualizado: 19 de Enero de 2023 8:01 AM

Los demócratas criticaron el retiro de Virginia de la consideración de una nueva planta de baterías del fabricante de automóviles Ford, determinado por el gobernador republicano, Glenn Youngkin, argumentando que una planta de USD 3500 millones habría creado más de 2500 puestos de trabajo en el sur del estado. También cuestionaron si era legítima su preocupación por la seguridad nacional frente el socio de Ford, una compañía con sede en China.

El martes, el delegado David Reid (D-Condado de Loudoun), exoficial de inteligencia de la Marina, declaró en la Cámara de Delegados que “nadie en la comunidad de inteligencia ha insinuado ni remotamente que Ford fuera una empresa pantalla de los chinos”. También criticó a Youngkin por no cumplir los objetivos bipartidistas de “traer empleos bien pagados y desarrollo económico a Virginia”.

En diciembre, Youngkin pidió a la Asociación para el Desarrollo Económico de Virginia (VEDP) que retire a Virginia de la consideración para la ubicación de la planta de baterías de Ford y que no presente un paquete de incentivos.

Un acuerdo entre Ford y la empresa china Contemporary Amperex Technology Co. Ltd. (CATL), con sede en China, para suministrar baterías a los vehículos eléctricos de Ford, permitiría a CATL recibir lucrativos beneficios fiscales por la producción, en virtud de la nueva Ley de Reducción de la Inflación (IRA), según un artículo de Bloomberg, el que agrega que esto sería posible si el acuerdo convirtiera a Ford en propietario del 100 % de la planta, mientras que CATL poseería la tecnología y gestionaría las instalaciones.

“Aunque Ford es una empresa estadounidense emblemática, quedó claro que esta propuesta serviría de fachada al Partido Comunista Chino (PCC), lo que podría comprometer nuestra seguridad económica y la privacidad personal de los virginianos”, dijo Macaulay Porter, portavoz de Youngkin, en una declaración enviada por correo electrónico a The Epoch Times.

“Los virginianos pueden estar seguros de que las empresas con vínculos conocidos con el Partido Comunista Chino no recibirán una ventaja de los paquetes de incentivos económicos de la Mancomunidad”, agregó Porter. “Cuando se dieron cuenta de los efectos potencialmente perjudiciales del acuerdo, la propuesta de la planta nunca llegó a una fase final de discusión. En cada propuesta de negocio, el gobernador siempre busca el mejor resultado para los virginianos y la Mancomunidad”.

Youngkin también emitió una declaración en un acto de prensa previo, el 15 de enero. “Nos pareció que los recientes esfuerzos por presentar un plan que albergaría tecnología china para construir las baterías era, de hecho, representativo de eso”, refiriéndose a poner a las empresas estadounidenses en una posición dependiente de tecnología “propiedad de los chinos y dominada por ellos”.

“Por eso es que pensamos que lo correcto era no reclutar a Ford como fachada para China, en Estados Unidos. Nosotros desarrollamos nuestra propia tecnología”, añadió el gobernador.

Lazos de CATL con el Estado chino

La CATL es el mayor fabricante mundial de baterías para vehículos eléctricos y suministra baterías a fabricantes de automóviles como General Motors (GM), Ford y Tesla. El ascenso de CATL tiene mucho que ver con los programas de subvenciones del régimen chino. Según un informe de julio de 2018, de una publicación estatal china, The Time Weekly, Beijing proporcionó un subsidio de 59,000 millones de yuanes (USD 8600 millones) en 2015 y 83,000 millones de yuanes (USD 12,100 millones) en 2016, según datos incompletos del gobierno central y estimaciones de la publicación.

Un vehículo eléctrico llega a la estación de recarga de baterías más grande para vehículos eléctricos en China en Beijing, China, el 30 de mayo de 2012. (Feng Li/Getty Images)

En agosto de 2022, 16 republicanos del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, encabezados por el miembro republicano de mayor rango del comité, el representante James Comer (R-Ky.) y el representante Andy Biggs (R-Ariz.), escribieron una carta (pdf) al secretario de Transporte, Pete Buttigieg, advirtiéndole sobre la CATL.

“CATL es una empresa influyente en el gobierno chino, capaz de redactar de forma independiente normativas de seguridad y de dominar por completo el mercado de baterías para vehículos eléctricos con el apoyo del gobierno chino”, escribieron los representantes.

El presidente de la empresa, Zeng Yuqun, es también miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPC), el órgano asesor político del régimen.

En su discurso ante la Asamblea General, al comienzo de una nueva sesión legislativa de Virginia, Youngkin dijo que los riesgos relacionados con el PCCh son “de sentido común” y calificó al PCCh de “partido político dictatorial que solo tiene un objetivo: el dominio mundial a expensas de Estados Unidos”.

El gobernador explicó el equilibrio entre atraer negocios a Virginia e incurrir en riesgos para la seguridad nacional relacionados con el PCCh. “Ya he dicho antes que quiero que ‘Made in America’ (Hecho en Estados Unidos) signifique ‘Made in Virginia’. Pero que quede claro: ‘Made in Virginia’ no puede ser una fachada del Partido Comunista Chino”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.