Gobernadora de Oregon envía 1500 guardias nacionales en ayuda a hospitales por repunte de COVID-19

Por Ivan Pentchoukov
14 de Agosto de 2021 3:12 AM Actualizado: 14 de Agosto de 2021 12:39 PM

La gobernadora de Oregon, Kate Brown, desplegó el viernes hasta 1500 efectivos de la Guardia Nacional para apoyar a los hospitales del estado que se enfrentan a un aumento de los ingresos en los centros de salud en medio de un brote del virus del PCCh.

Un despliegue inicial de 500 guardias tendrá lugar el 20 de agosto, para ayudar a los hospitales de todo el estado con la logística, el manejo de materiales y equipos, la administración de los test de detección del virus y otras operaciones hospitalarias.

“Sé que este no es el verano que muchos de nosotros imaginábamos, con más de 2.5 millones de oregoneses vacunados contra COVID-19. La dura y frustrante realidad es que la variante delta lo ha cambiado todo. La variante delta es altamente contagiosa y debemos tomar medidas ahora”, dijo Brown en una declaración.

Oregon registró un récord de 635 hospitalizaciones por COVID-19 el 10 de agosto, lo que llevó a Brown a restablecer la obligación de utilizar mascarillas en todo el estado. El número de pacientes hospitalizados con el virus creció cada día desde entonces, llegando a 784 el 13 de agosto, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

La variante delta, que se convirtió en la variante dominante del virus del PCCh en julio, está impulsando el vertiginoso aumento de los casos en una serie de puntos críticos de todo el país. El virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como nuevo coronavirus, es el agente patógeno que causa COVID-19. Se calcula que esta variante constituyó el 97.4 por ciento de todos los casos de COVID-19 en Estados Unidos durante la semana del 1 al 7 de agosto, según el programa de vigilancia genómica de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Brown animó a los habitantes de Oregon a llevar mascarillas cuando salgan en público y a vacunarse contra el virus del PCCh, afirmando que la vacuna es “segura, eficaz y está ampliamente disponible”.

Según un nuevo estudio, la eficacia de las dos vacunas contra COVID-19 más utilizadas en Estados Unidos disminuyó considerablemente en julio.

Las vacunas de Moderna y Pfizer fueron muy eficaces para prevenir la transmisión del virus de la PCCh entre enero y junio, revelaron los investigadores de la Clínica Mayo y la empresa de análisis de datos Nference, con sede en Massachusetts.

Pero la eficacia de la vacuna de Moderna bajó al 76 por ciento en julio, y la de Pfizer se desplomó al 42 por ciento, según los autores del estudio.

El viernes, un panel consultivo de los CDC votó 11-0 para recomendar las dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 a las personas con sistemas inmunitarios débiles. La decisión se aplica únicamente a quienes hayan recibido dos dosis de las vacunas basadas en el ARN mensajero fabricadas por Moderna o Pfizer.

Casi 167.7 millones de estadounidenses, o algo más de la mitad, estaban totalmente vacunados contra el virus a la fecha del 13 de agosto.

No obstante, según los CDC, para el 12 de agosto, más del 81 por ciento de los condados de Estados Unidos informaron de altos niveles de transmisión del virus del PCCh.

Con información de Jack Phillips y Zachary Stieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.