Gobierno de Biden apoya a Florida en caso de importación de medicamentos desde Canadá

Por Tom Ozimek
29 de Mayo de 2021
Actualizado: 29 de Mayo de 2021

La administración Biden ha presentado una moción en un tribunal federal para desestimar una demanda, presentada por un grupo de presión farmacéutica, contra el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS). La demanda busca bloquear las importaciones de medicamentos recetados de Canadá.

Con la moción de desestimación, la administración Biden esencialmente se pone del lado de Florida y Nuevo México, los únicos dos estados que han solicitado la aprobación de las importaciones canadienses de medicamentos.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo en una conferencia de prensa en Lakeland, el viernes, que importar medicamentos recetados de Canadá ahorraría a los floridanos entre USD 80 y USD 150 millones en costos de medicamentos en un año, según ClickOrlando. La solicitud de Florida que busca la aprobación del HHS para importar medicamentos canadienses ha estado bajo revisión durante aproximadamente seis meses.

“Nos dijeron que, si no se negó la semana pasada, deberíamos asumir que se aprobará, pero ustedes saben que queremos obtener esa aprobación final, porque una vez que lo hagamos, todo esto se pondrá en marcha”, dijo DeSantis, según el informe.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, se marcha después de promulgar el Proyecto de Ley del Senado 7072, en la Universidad Internacional de Florida, en Miami, el 24 de mayo de 2021. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

La moción de la administración Biden, presentada el viernes en el Tribunal de Distrito Federal para el Distrito de Columbia y obtenida por The Epoch Times, pide que se desestime la demanda por motivos de legitimación y “madurez”, que es la idea de que la demanda se presentó demasiado pronto, antes de que los demandantes sufrieran un perjuicio real.

“Debido a que los demandantes no pueden establecer una legitimación o madurez, el Tribunal no puede decidir el caso”, escribieron los abogados James Harlow y Kimberly Stephens, argumentando que, dado que “el caso no demuestra ni idoneidad ni dificultad, no está maduro. El curso prudente y legalmente requerido es aplazar la revisión”.

La moción se relaciona con una demanda presentada por Pharmaceutical Research & Manufacturers of America (PhRMA), un grupo comercial que representa a empresas de la industria farmacéutica de EE.UU. En noviembre de 2020, el grupo presentó una demanda en la que impugnaba una norma final emitida por el HHS y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que, según PhRMA, permitía a “los farmacéuticos y los mayoristas importar ciertos medicamentos recetados de Canadá a los Estados Unidos sin la autorización o la supervisión de los fabricantes de medicamentos, lo que presentaba importantes riesgos de seguridad”.

Al promulgar la norma, que entró en vigor en noviembre del año pasado, la FDA dijo que su objetivo era “lograr una reducción significativa del coste de los productos cubiertos para el consumidor estadounidense, sin que ello suponga un riesgo adicional para la salud y la seguridad del público”.

La regla debía ser implementada por los Programas de Importación (SIP) de la Sección 804 por tiempo limitado, y los solicitantes debían especificar los medicamentos elegibles, que la FDA describió como “aquellos que podrían venderse legalmente en el mercado canadiense o en el mercado estadounidense con un etiquetado adecuado”.

También requería que los importadores de EE.UU. llevaran a cabo u organizaran pruebas de los medicamentos recetados elegibles para verificar su autenticidad y degradación, y asegurarse de que cumplan con las especificaciones y estándares existentes.

PhRMA argumentó en su queja (pdf) que había “riesgos inherentes a la importación fuera del control del fabricante de medicamentos” y que era probable que “tal importación produjera poco o ningún ahorro para los consumidores estadounidenses”.

El grupo también argumentó que la regla violaba los derechos de la Primera Enmienda de los fabricantes y “plantea serias dudas en virtud de la Cláusula de expropiación de la Quinta Enmienda”, que es la idea de que la propiedad privada no se puede tomar para uso público sin una justa compensación.

En su presentación, los abogados que representan a la administración Biden proporcionaron una serie de argumentos en apoyo a las medidas de seguridad inherentes a las aplicaciones SIP. También argumentaron que, dado que la norma nunca se ha aplicado, los demandantes no han demostrado que su perjuicio sea “real o inminente, no conjetural o hipotético”.

Después de que se presentó la demanda, el vicepresidente ejecutivo y consejero general de PhRMA, James Stansel, argumentó que los recursos de la FDA se agotaron para responder a la pandemia y que la administración estaba exponiendo a los estadounidenses a riesgos.

“Es alarmante que la administración haya optado por aplicar una política que amenaza la salud pública al mismo tiempo que luchamos contra una pandemia mundial”, dijo Stansel en un comunicado.

“La FDA ha notado que está luchando por mantenerse al día con la aprobación de medicamentos mientras trabaja las 24 horas del día para apoyar la terapéutica COVID-19 y el desarrollo de vacunas. A pesar de esto, la administración está dispuesta a desviar los valiosos recursos de la FDA de estos esfuerzos y exponer a los estadounidenses a los riesgos que conllevan los esquemas de importación de medicamentos”, agregó.

El expresidente Donald Trump respaldó el plan canadiense de importación de medicamentos como una forma de obtener medicamentos más baratos.

DeSantis fue el primer gobernador estatal en presentar una propuesta bajo el plan.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS