Gobierno de EE. UU. sanciona a 7 miembros del régimen y 23 empresas de Venezuela por corrupción

Por Jesús de León – La Gran Época
08 de Enero de 2019 Actualizado: 08 de Enero de 2019

El departamento del tesoro de Estados Unidos sancionó a varias personas y empresas venezolanas involucradas en un importante esquema de corrupción diseñado para aprovechar las prácticas cambiarias del gobierno socialista de Venezuela, generando más de 2400 millones de dólares en ingresos corruptos.

La medida de la oficina de control de activos extranjeros (OFAC) se dirige a 7 personas, incluyendo a la extesorera nacional de Venezuela, Claudia Patricia Díaz Guillén y Raúl Antonio Gorrín Belisario, quienes sobornaron a la oficina nacional del tesoro (ONT) para realizar operaciones ilícitas de cambio de divisas en Venezuela.

Además de Díaz y Gorrín, OFAC designó o bloqueó a otros 5 individuos y 23 entidades, de conformidad con la Ordenanza 13.850, por sus funciones en el esquema de soborno, e identificó un avión privado como propiedad bloqueada.

“Los miembros del régimen venezolano saquearon miles de millones de dólares de Venezuela mientras que el pueblo venezolano sufre. El Departamento del Tesoro está apuntando a esta red de cambio de divisas, que era otro esquema ilícito que el régimen venezolano había utilizado durante mucho tiempo para robarle a su pueblo”, dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

Imagen del Departamento del Tesoro de EE. UU./Twitter

“Nuestras acciones contra esta corrupta red de cambio de divisas exponen otra práctica deplorable que los miembros del régimen venezolano han utilizado para beneficiarse a expensas del pueblo venezolano. Estados Unidos sigue comprometido con sancionar a los responsables del trágico declive de Venezuela, y continuará utilizando herramientas diplomáticas y económicas para apoyar los esfuerzos del pueblo venezolano por restaurar su democracia”, dice el texto de la medida.

Esquema de corrupción

Estos individuos ahora sancionados se aprovecharon de un sistema corrupto dentro de la oficina nacional del tesoro venezolana (ONT), robándole miles de millones de dólares al pueblo venezolano desde 2008, bajo la supervisión de dos tesoreros nacionales venezolanos, Alejandro José Andrade Cedeño y Claudia Patricia Díaz Guillén.

Andrade fue sentenciado el 27 de noviembre de 2018 por la Corte de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, a 10 años de prisión por aceptar más de mil millones de dólares en sobornos por su papel en este esquema.

La principal responsabilidad de la ONT es administrar las finanzas públicas del gobierno de Venezuela utilizando bolívares, la moneda venezolana.

La ONT mantiene activos en bonos del Reino Unido, dólares estadounidenses y bolívares, cuya suma total es igual al monto que la ONT tiene disponible para gastar en operaciones del gobierno venezolano. Cuando no había suficientes bolívares para los proyectos gubernamentales, Andrade utilizó una serie de casas de cambio para cambiar dólares por bolívares.

Como parte del esquema, las casas de cambio vendieron dólares por bolívares en los mercados paralelos a un tipo de cambio más alto en el mercado negro que el tipo de cambio oficial del gobierno.

Estas casas de cambio mantuvieron la diferencia entre la tasa del mercado negro y la tasa oficial del gobierno, resultando en ganancias masivas para las casas de cambio que proveen bolívares a la ONT.  Solo las casas de cambio aprobadas por el Gobierno de Venezuela, específicamente la ONT, tenían la capacidad de realizar intercambios de bolívares por dólares con el Gobierno de Venezuela. Como Tesorero Nacional, Andrade y más tarde Díaz tenían la autoridad para decidir qué casas de cambio recibían contratos gubernamentales.

Estos exfuncionarios e individuos del gobierno de Venezuela se enriquecieron al capitalizar transacciones de divisas favorables a través de casas de bolsa y ocultando sus ganancias en cuentas bancarias e inversiones en Europa y Estados Unidos.

Tanto Andrade como Díaz, mientras ocupaban el cargo de tesoreros nacionales, usaron sus posiciones oficiales para dar a Gorrin, un prominente empresario venezolano, acceso a las tasas de cambio preferenciales de la ONT, para así maximizar las ganancias en las transacciones de divisas que se movían a través de las casas de cambio.

Mientras Andrade era tesorero nacional, otorgó el negocio de cambio de la ONT a un número limitado de individuos, incluyendo a Gorrín y Leonardo González Dellán.

Red de corrupción

Desde el comienzo del esquema en 2008 hasta la actualidad, los miles de millones de dólares de ingresos corruptos generados a través de este esquema fueron invertidos en propiedades nacionales e internacionales, aviones, yates, caballos y otros bienes de lujo.

Para ocultar la propiedad de estos activos, estos individuos utilizaron una red de entidades y estructuras corporativas.

Tesoro identificó estas empresas y las bloqueó, por ser propiedad o estar controladas por los individuos mencionados anteriormente, y también bloqueó una aeronave que fue identificada como propiedad.

Como resultado de esta acción, todos los bienes e intereses en los bienes de las personas designadas, hoy en día sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos o en tránsito están bloqueados, y a las personas de los Estados Unidos se les prohíbe en general realizar transacciones con ellos.

Las siete personas designadas en la medida del Departamento del Tesoro de EE. UU., son responsables, cómplices o han participado directa o indirectamente en transacciones que involucran prácticas engañosas y corrupción en el Gobierno de Venezuela o en proyectos o programas administrados por el gobierno de Venezuela, o son familiares directos de dichas personas que poseían propiedades o poseían y/o controlaban compañías en nombre de esa persona.

***

Descubre a continuación:

El libro que está cambiando China

TE RECOMENDAMOS