Gobierno mexicano ve necesidad de reforma fiscal para recaudar más impuestos

Por EFE
21 de Agosto de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

El subsecretario mexicano de Hacienda y Crédito Público, Gabriel Yorio, reconoció este miércoles la necesidad de modificar la estructura fiscal para lograr una mayor recaudación a mediano plazo, pese a la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador de no aumentar impuestos.

Durante su participación en un foro económico organizado por el Grupo Financiero Banorte, Yorio indicó que el paquete económico para 2020, que incluye el presupuesto de egresos y la ley de ingresos, tiene por objetivo lograr un superávit primario (más ingresos totales que gastos totales, antes del pago de intereses).

“Hay una discusión de si ese superávit primario se debe relajar o no. Existe una iniciativa de algunos congresistas al respecto. Lo que sí pensamos en la Secretaría de Hacienda es que este superávit primario debe ser positivo, porque de lo contrario estaríamos usando deuda para pagar intereses. Eso es lo que normalmente saca a un país de la senda de la sostenibilidad fiscal”, apuntó.

Señaló que el paquete, que será entregado al Congreso el 8 de septiembre, también reflejará una recomposición de los egresos, “reduciendo el gasto corriente del Gobierno para tratar de dirigirlo a gasto en infraestructura pero también a esta red social que nos ayuda a proteger a los ciudadanos más vulnerables”.

“Es un paquete que va a ser prudente fiscalmente, conservador, y vamos a tratar de que sea realista”, expuso.

Indicó que un objetivo clave en la formulación del paquete es lograr un endeudamiento sostenible.

“El presidente es bastante responsable en ese sentido; ha dicho que el nivel de endeudamiento se tiene que controlar. Y ese va a ser el techo de gasto, y el techo de gasto va a tener que ser priorizado, escogido de forma tal que pueda generar el mayor impacto en la economía”, indicó.

A mediano plazo, dijo, el objetivo es “fortalecer el marco fiscal”.

El funcionario explicó que actualmente se cuenta con el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) para compensar desajustes que pudiera sufrir el presupuesto y así poder cubrir el gasto planeado.

“Más allá de eso, estamos más interesados en fortalecer las reglas fiscales, transformar el Fondo de Estabilización, el cual está bien diseñado pero es perfectible, tratar de tener un fondo contracíclico y una política contracíclica”.

Señaló que el Fondo de Estabilización prácticamente no tiene una estrategia de fondeo y depende de los ahorros que se logren en el gasto.

Asimismo, dijo que se van a realizar esfuerzos para utilizar estos recursos y distribuirlos en el gasto de manera que generen un “buffer” (amortiguador) en la economía.

Otro tema en la agenda del Gobierno, dijo, es la necesidad de realizar una reforma fiscal en vista de que se prevé que los ingresos no sean suficientes para cubrir los gastos.

“Hay una estructura que es necesario reformular y creemos que con criterios de equidad y de impacto en la economía tenemos que establecer una nueva estructura de impuestos”, expuso.

Yorio señaló que López Obrador “ha sido muy claro que en este momento no podemos incrementar impuestos”.

“Él quiere mandar un mensaje de que el Gobierno va a hacer un esfuerzo, y con este esfuerzo podemos generar este ejemplo y después tratar de hacer una potencial identificación de reformas que pudiéramos ayudarnos a recaudar más”, ahondó.

Adelantó que en los próximos dos o tres años el Gobierno se enfocará en combatir la evasión fiscal, y que existe una iniciativa a este respecto que está siendo discutida en el Congreso.

“Tenemos este claro mandato. Lo vamos a ejecutar y vamos a ir de manera paralela discutiendo cuáles son las potenciales acciones que podríamos llevar al Congreso para una potencial reforma fiscal”, puntualizó.

López Obrador reiteró el pasado 14 de agosto su compromiso de no aumentar impuestos “en términos reales” y no crear nuevos impuestos no solo este año sino también en 2020, un objetivo ya previsto en la Ley de Ingresos para el próximo año.

A continuación

Cómo Brasil escapó por poco de ser un desastre socialista como Venezuela

TE RECOMENDAMOS