Graham quiere entrevistas con 17 funcionarios del DOJ y FBI sobre el caso de abuso de FISA

Por Jack Phillips
14 de Febrero de 2020 Actualizado: 14 de Febrero de 2020

El presidente del Comité Judicial del Senado, el senador Lindsey Graham (R-S.C.), dijo que buscará el testimonio de los funcionarios del Departamento de Justicia y del FBI que estuvieron involucrados en la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones a raíz del informe de un inspector general que detallaba numerosos errores en la autorización de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) para vigilar al exasistente de Trump, Carter Page.

Graham envió una carta (pdf) al Fiscal General William Barr el viernes pidiéndole que ponga a disposición a 17 funcionarios para entrevistas frente a su panel.

“Como sabe, el comité continúa investigando asuntos relacionados con el manejo de la investigación Crossfire Hurricane llevada a cabo por el Departamento de Justicia y el FBI, incluyendo la solicitud y la renovación de una orden de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera [FISA] para Carter Page”, escribió Graham en la carta.

Muchos de los funcionarios solo están identificados por sus títulos, pero algunos se identificaron, incluido Bruce Ohr, el Fiscal General Adjunto Asociado y exdirector de la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado. El presidente Donald Trump ha hecho referencias a Ohr en Twitter, alegando que fue parte de una “estafa” y “cacería de brujas” para socavar su presidencia.

Su comité “además se contactará directamente con exfuncionarios del Departamento para programar entrevistas transcritas”, escribió Graham.

También nombra al agente especial Stephen Laycock, a la agente especial Jennifer Boone, al asesor general de la Oficina Federal de Investigaciones, Dana Boente, y más.

A principios de semana, Graham le dijo a CBS News que está trabajando para obtener declaraciones privadas del exdirector del FBI James Comey, el exsubdirector del FBI Andrew McCabe, el exfiscal general adjunto Sally Yates y el exfiscal general adjunto Rod Rosenstein. El actual director del FBI, Christopher Wray, quien no participó en las órdenes de FISA de Page FISA, también podría testificar, dijo.

“Voy a llegar al fondo del proceso de trabajo de FISA porque fue un abuso de poder del Departamento de Justicia y el FBI”, dijo Graham a CBS. Durante la entrevista, dijo que “puede prometerle al presidente y a sus televidentes que llamaré a testigos”.

El Departamento de Justicia también descubrió recientemente que dos de las órdenes de vigilancia eran “no válidas” y están bajo revisión. El tribunal de la FISA también determinó que el Departamento de Justicia también encontró que “no había suficiente predisposición para establecer una causa probable para creer que [Carter] Page estaba actuando como un agente de una potencia extranjera”.

El inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, en un extenso informe publicado en diciembre, concluyó que se encontraron al menos 17 “errores y omisiones importantes” en las aplicaciones de FISA para vigilar a Page entre 2016 y 2017.

Carter Page, excolaborador de la campaña Trump, participa en un debate en Washington
Carter Page, excolaborador de la campaña Trump, participa en un debate en Washington en una fotografía de archivo de mayo de 2019. (Chip Somodevilla/Getty Images)

En el mismo informe, Horowitz descubrió que las presentaciones de FISA utilizaron información de un expediente no verificado compilado por el exespía británico Christopher Steele, quien fue contratado por la firma de investigación de oposición Fusion GPS. La firma fue contratada por la campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata en 2016 a través de un bufete de abogados.

Wray tocó el tema la semana pasada en la Cámara, describiendo los hallazgos recientes como “completamente inaceptables” y que su agencia ha “aceptado (…) todos los hallazgos en el informe del inspector general, incluidos algunos que son extremadamente dolorosos para nosotros como institución”.

Tras el testimonio del jefe del FBI, el presidente Trump llamó la atención sobre el testimonio en una publicación de Twitter al escribir que Wray “acaba de admitir que las órdenes de FISA y [la vigilancia] de mi campaña eran ilegales” antes de agregar que el informe del abogado especial Robert Mueller y las acusaciones sobre las interferencias rusas en las elecciones fueron “un engaño acordado”.

Graham hizo promesas similares de llamar a los funcionarios que firmaron las órdenes de FISA a fines de diciembre aproximadamente una semana después de la publicación del informe de Horowitz.

“Vamos a analizar detenidamente el abuso de FISA”, dijo, y agregó que “estoy analizando [con el director del FBI] Christopher Wray para despedir a alguien del FBI”. Luego agregó que “alguien tiene que ir a la cárcel, y estoy analizando con [el Fiscal Federal John Durham] para responsabilizar penalmente a las personas por las leyes que violaron”.

El exdirector del Buró Federal de Investigaciones, James Comey, abandona el edificio de oficinas de Rayburn House después de testificar ante los comités de la Cámara de Justicia y de Supervisión y Reforma del Gobierno en Capitol Hill en Washington el 7 de diciembre de 2018. (Chip Somodevilla/Getty Images)

El año pasado, Comey dijo a los periodistas que fue “retirado de siete capas” de la operación para vigilar a Page, y antes de eso, defendió el uso que hizo el FBI de los tribunales de FISA durante la investigación sobre la campaña de Trump. Pero, en la entrevista de diciembre, hizo una mueca cuando Horowitz publicó sus hallazgos.

“Tiene razón, me equivoqué”, dijo Comey a Fox News Sunday en el momento en que el FBI manejó la solicitud de orden antes, y agregó que “estaba demasiado confiado como director en nuestros procedimientos”.

Los comentarios recientes de Graham a la CBS se producen luego de que el Departamento de Justicia desestimara un caso separado contra McCabe sobre acusaciones de que pudo haber mentido a los investigadores.

“Según la totalidad de las circunstancias y toda la información conocida por el gobierno en este momento”, decía una carta del Fiscal General de los Estados Unidos Timothy Shea, “consideramos que este asunto está cerrado”. Ahora, según los funcionarios, “no se presentarán cargos contra él en función de los hechos subyacentes al informe de abril de 2018 de la Oficina del Inspector General”.

Video relacionado

Los 3 pasos hacia la justicia en el escándalo de Spygate

TE RECOMENDAMOS