Perrita fue enterrada viva y llegó a 15.000 dólares la recompensa para quién encuentre al culpable

Por La Gran Época
04 de Julio de 2019 Actualizado: 05 de Julio de 2019

Una perrita chow chow brown, fue encontrada enterrada viva hasta la nariz, cerca de Atlanta en junio de 2017. Sin embargo, debido a los traumas y heridas recibidas falleció al día siguiente de su rescate.

Mucho tiempo después del incidente el caso sigue sin resolverse, por lo que ahora la PETA (Personal para el Tratamiento Ético de Animales) ha duplicado la recompensa que ofrecían, según anunció PETA en su sitio web. Asimismo otra asociación se acercó a contribuir, elevando la recompensa a 15 mil dólares.

Fue rescatada aún con vida por Eric Purdue, un residente del condado de DeKalb. Él, la encontró en Tucker, Georgia, Estados Unidos, donde los funcionarios creen que fue enterrada y abandonada por lo menos tres días.

Érick, relató que estaba cortando unos arbustos cuando escuchó un ruido a unos 25 metros. Al seguir los gritos, llegó a la “fuente” y casi pisó su hocico, ya que sólo se podían ver sus ojos y nariz.

¡Había un perro enterrado vivo! La tierra en la que estaba enterrado estaba muy apretada y el animalito era incapaz de moverse, ya que solo sobresalían los ojos y la nariz. “Básicamente la cabeza sobresalía de un agujero del tamaño de una toronja”, dijo Erick.

Apenas Eric Purdue vio la nariz polvorienta y negra y los dos ojos azules cansados ​​que lo miraban, cayó de rodillas y comenzó a cavar en la tierra con las manos desnudas, hasta que su hijo y su sobrino llegaron a ayudarlo en un proceso que duró 30 minutos.

“Está bien bebé, vamos a sacarte. Vamos a sacarte bebé”, le repetía mientras cavaba para sacarla. La lluvia y el cielo nublado la habían mantenido con vida, dijo Erick,  ya que se trataba de una perrita.

También mencionó que el cuerpo y la cara de la perrita estaban llenos de hormigas cuando la envolvió con una manta para llevarla al refugio de animales.

La llevaron a su casa y junto con su familia la bañaron y mantuvieron en estrecha vigilancia, llenándola de caricias y desde ese momento la nombraron Lulú. Erick ya se había hecho a la idea de que Lulú viviría con su familia pues había planeado adoptarla.

Más tarde, Lulú fue internada en un hospital local de animales, pero a pesar del esfuerzo de los veterinarios por intentar salvarla, había llegado demasiado tarde y tristemente falleció.

El personal de PETA dijo que están esperando que alguien les brinde información. “Alguien debe saber de dónde es y quién la enterró con vida, dejándola sufrir terriblemente durante días”, informó la organización en un blog. “PETA está instando a cualquier persona con información sobre este perro o su verdugo a presentarla inmediatamente”.

Para Erick y su familia han sido tiempos difíciles. Todavía pasa por el lugar todos los días y dice que Lulú siempre está en su mente. El agujero, dice, sigue ahí y pronto irá a taparlo.

“Pero también hay un agujero aquí”, dice señalando su pecho. “Todos en mi familia tienen un agujero en el corazón debido a esto… todos se sintieron traumatizados por esto”.

Sin embargo, Erick señala que la perrita fue amada más allá de toda medida durante sus últimas 24 horas. Y en su afán por encontrar al culpable del hecho, suplica al público “si reconocen a esta perrita, pónganse en contacto, así podremos encontrar a la persona que hizo esto”.

Según Erick, algunos testigos informaron a la policía que habían visto una SUV verde deambulando por el lugar en el que había estado enterrada la perrita. “Simplemente no puedo creer que alguien se tomara tanto tiempo para hacerle algo tan terrible a un perro”.

“Alguien torturó a esta perrita empacándola en tierra, donde no podía moverse, beber o escapar del terror de ser enterrada viva”, dijo Colleen O’Brien, vicepresidenta de PETA.

“PETA exhorta a cualquier persona con información sobre este caso a que se presente de inmediato para que, quienquiera que haya enterrado a este perro, pueda ser responsabilizado y evitar que lastime a nadie”.

Esto es sencillamente inhumano. Esperemos que la labor que están haciendo los grupos de derechos de animales sirva para hacer entender que someterlos a esta crueldad es absolutamente inaceptable.

Mira el rescate de estos animales enterrados en la nieve

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS