Gran remolino de polvo sorprendió la celebración del equinoccio en la pirámide Kukulkán

Por La Gran Época
23 de Marzo de 2019 Actualizado: 24 de Marzo de 2019

Los turistas que se encontraban este lunes esperando que los rayos de luz desciendan creando una sombra por la escalinata de la pirámide maya Kukulkán, también llamada Templo El Castillo de Chichén Itzá en México, observaron un inusual remolino que llenó de polvo a los visitantes.

El cono ascendió a gran altura mientras se movía al pie de la pirámide.

Algunos lo llamaron Diablo de polvo otros dijeron que eran los aluxes, o duendes mayas, que enviaron vientos para proteger el territorio.

Lo cierto es que este fenómeno estaba ahí mientras miles de personas celebraban el primer día después del equinoccio de primavera, esperando ver el fenómeno de luz y sombra en la escalinata.

Algunas voces voces han hecho creer a la población que el descenso de la luz y sombra por la escalinata en esta fecha corresponde a la serpiente emplumada o Kukulkán en lengua maya, que llega a fertilizar la tierra e impulsar una cosecha próspera.

El Kukulkán está enojado”, se puede escuchar mientras ven moverse el “diablo de polvo”.

“¿Manifestación energética? Puede ser, aunque locales aseguran que es algo normal en estas fechas”, dice una usuaria al compartir el vídeo en Youtube.

“Otros opinan que fueron los aluxes (duendes mayas), que envían extraños vientos para proteger su territorio”, agrega.

Los visitantes estaban asombrados y no sabían a qué atribuirlo.

Cada año, cientos de mexicanos y turistas de varias nacionalidades se dan cita en la zona arqueológica del municipio de Tinum, en el estado de Yucatán y rodean las escalinatas de la pirámide para presenciar el inicio de la primavera en el hemisferio norte.

Este marzo llegaron unas 14.000 personas para celebrar las fiestas, reportó Infobae.

La opinión de los residentes es que los visitantes pueden observar el fenómeno desde dos días antes hasta dos días después del equinoccio de primavera, que en 2019 coincidió con la tarde del 20 de marzo.

La celebración se hizo popular en épocas modernas cuando el especialista en antropología Luis Arochi anunció el fenómeno en 1974; dijo a la agencia Efe Alfredo Barrera Rubio, investigador del Instituto de Antropología e Historia (INAH) en Yucatán.

“Arochi realizó una serie de libros para divulgar el fenómeno de luz y sombra y a partir de ahí empezó a fluir gente para disfrutar la bajada de Kukulkán cada 21 de marzo, que coincide con la efeméride del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, y con el equinoccio de primavera”, dijo el investigador.

La gente rodea la Pirámide de Kukulkán en el sitio arqueológico maya de Chichén Itzá en el estado de Yucatán, México, durante la celebración del equinoccio de primavera el 21 de marzo de 2019. (HUGO BORGES/AFP/Getty Images)

Previamente el investigador francés Jacques Rivard, publicó lo que se manifestaba cada equinoccio en la revista Katunoob de 1971, añadió Barrera Rubio.

En el año 1566, Diego de Landa describió que los mayas celebraban en el día 16 del mes Xul19​ la ida de Kukulkán, a quien tenían como un dios.

Registros históricos indican que el templo El Castillo fue construido en el siglo XII por los mayas itzaes en su capital, Chichén Itzá, fundada en el siglo VI en une época en que la impresionante cultura maya estaba en sus siglos de declino.

Una cabeza de serpiente con plumas remata la escalinata de la piramide. (Wikimedia)

La grandiosa obra arquitectónica cuenta con nueve niveles, que para algunos pueden significar nueve niveles de cielo hasta llegar a lo alto, una plataforma con un templete. En sus cuatro fachadas hay una escalinata central.

***

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS