Gran tiburón blanco ataca un kayak y le deja dos dientes clavados en aterrador ataque

Por Richard Szabo
09 de Octubre de 2019 Actualizado: 09 de Octubre de 2019

Dos hombres de San Diego podrían considerarse la pareja más afortunada del mundo después de haber sobrevivido a un ataque de tiburón blanco en la costa del sur de California el 5 de octubre.

Bill Powers y Danny McDaniel estaban disfrutando de lo que comenzó como un fin de semana de campamento; buceo y kayak en el Campamento Emerald Bay en Santa Catalina Island, a 46 kilómetros al suroeste de Long Beach.

Mientras los hombres estaban en un típico viaje en kayak, uno de los tiburones más grandes que jamás habían visto los atacó repentinamente cerca de Ship Rock justo después de las 4:30 p.m. hora local.

“Un gran tiburón blanco de aproximadamente 4,5 metros de largo se agarró por la parte trasera del kayak de Danny [y] lo perforó, dejando una marca de mordedura muy ancha y dos dientes”, contó Powers al grupo de informes de buceo del condado de San Diego, en Facebook. “Tiempos emocionantes para los kayakistas”.

Powers confirmó que la marca de la mordedura medía 48 centímetros de largo y estaba “a pocos centímetros del trasero de Danny”, mientras que los dos dientes que la criatura marina dejó atrás eran cada uno de aproximadamente 0,63 y 1,9 centímetros de ancho.

“Basado en el tamaño de los dientes, el tiburón puede haber sido incluso más grande de lo estimado por los dos kayakistas”, dijo Powers en Facebook.

McDaniel estaba midiendo su ritmo cardíaco en ese momento y pudo identificar el momento en que el tiburón atacó como entre las 4:30 p.m. y las 4:32 p.m. basándose en el aumento repentino de sus pulsaciones a 132 latidos por minuto.

“Creo que identifiqué el momento exacto en que ocurrió en el tiempo”, dijo en Facebook. “[Aquí hay un] mejor gráfico con la hora exacta y la frecuencia cardíaca”.

Powers afirma que ninguno de los hombres agitó ni molestó deliberadamente al tiburón y que no llevaban ningún alimento.

“Fue una mordedura no solicitada y no provocada”, dijo en Facebook. “No había peces en el kayak ni colgados de él”.

McDaniel no vio ninguna evidencia que sugiriera que el tiburón estaba perturbado.

“[El tiburón no dijo] absolutamente nada”, comentó en Facebook. “Yo me dije a mí mismo, no te caigas al agua”.

En retrospectiva, Powers encontró que el ataque fue altamente inusual y aclaró que el tiburón no arrancó un pedazo del kayak.

“Una cosa sería que atacara el kayak y lo hiciera pedazos”, dijo. “Esta fue una mordida de prueba de aproximadamente cinco segundos, y luego se soltó rápidamente y se fue. Fue emocionante, pero no indicativo de un monstruo”.

Un usuario de Facebook ofreció convertir los dientes en colgantes con una cadena. Aún así, McDaniel tiene un gusto diferente por los accesorios.

“Agradezco la oferta, pero Jon Chambers va a hacer algo con cuero de venado”, dijo.

*****

Te puede interesar:

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

TE RECOMENDAMOS