Grandes olas superan al malecón de La Habana y provocan inundaciones

22 de Diciembre de 2018 Actualizado: 22 de Diciembre de 2018

Grandes olas se estrellaron sobre el malecón de La Habana el 21 de diciembre inundando en algunos puntos hasta un kilómetro al interior.

Los fuertes vientos de un sistema de tormentas que azotaron la costa sureste de Florida y La Habana alcanzaron velocidades entre 75 a 111 km/hora, informó la agencia AFP, empujando con fuerza las ondas a la isla caribeña.

Centenares de personas fueron evacuadas. Las autoridades emitieron una alerta para que las personas en áreas bajas se trasladaran. El agua entró en promedio unos 500 metros, informó Hispan TV.

El 21 de diciembre de 2018, personas transportaron sus pertenencias a través de una calle inundada en La Habana. (AMIL LAGE / AFP / Getty Images)

Un informe de la televisión indicó que en alguna área el agua entró hasta un kilómetro y mostró a equipos de rescate trasladando a los pobladores  a lugares más seguros, reportó Escambray.

Varios turistas también fueron evacuados.

En las redes sociales muchas personas comentaron que tuvieron que salir “con el agua hasta la ingle”, y que los negocios estaban cerrados.

Miembros de la Cruz Roja llevan a una mujer en una camilla a través de una calle inundada en La Habana, el 21 de diciembre de 2018. – (YAMIL LAGE / AFP / Getty Images)

“Aquellos de nosotros que vivimos en la parte inferior (pisos) tenemos que subir más. Pero todavía no. Lo que hemos hecho hasta ahora es mover nuestras pertenencias a pisos más altos y si el agua sube más arriba, tendremos que mudarnos”, dijo Abdel Suárez a Reuters, desde uno de los edificios de la costa.

Casa en una calle inundada de La Habana el 21 de diciembre de 2018. Las fuertes ráfagas de vientos que fluctuaban entre 75 y 111 km por hora causaron olas intensas que inundaron las áreas urbanas de La Habana, no se han reportado víctimas. (YAMIL LAGE / AFP / Getty Images)

El Instituto de Meteorología anunció que las condiciones climáticas adversas persistirán durante la noche de hoy y se extenderán hasta la mañana del sábado, cuando comenzarán a disminuir gradualmente.


La última grave inundación que sufrió la Habana, con importantes daños materiales, fue  en septiembre de 2017.

“Son problemas climáticos que no podemos resolver, solo tenemos que esperar … Soy un creyente. Deje que Dios decida qué sucede. Y solo tenemos que esperar”., dijo Omaida Travieso a Reuters, otra residente de La Habana.

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.”

TE RECOMENDAMOS