Granjero pensaba que su vaca estaba preñada de gemelos ¡pero no esperaba un caso de 1 en 700.000!

Por Daksha Devnani - La Gran Época
01 de Mayo de 2019 Actualizado: 01 de Mayo de 2019

Se dice que la probabilidad de que una vaca dé a luz a terneros cuatrillizos es de una en 700.000. Las probabilidades de mantener a los cuatro con vida son de una en 11,2 millones.

El granjero Chuck Beldo tuvo suerte cuando una de sus vacas entregó inesperadamente cuatro terneros en la granja familiar de Chuck y Deb Beldo, cerca de Sebeka, en el centro de Minnesota.

Lo que es más sorprendente, los terneros negros, dos machos y dos hembras, gozaban de salud.

“Estuve rodeada de vacas toda mi vida y nunca vi nada igual”, dijo Deb, la esposa de Chuck, a WCCO.


Coincidentemente, el raro nacimiento en la granja chocó con el nacimiento de la nueva nieta de Chuck y Deb.

Ese día, la pareja fue a visitar al nuevo miembro de su familia. Cuando regresaron a su granja más tarde en la noche, ciertamente no esperaban ver a una de sus vacas entrando en labor de parto.

La vaca ya había dado a luz a solo un ternero, pero esta vez, parecía que iba a tener gemelos.


Hablando con la radio pública de Minnesota, la hija de los Beldos, Jamie Belz, comentó: “Mamá notó que era grande, pero no le dio mucha importancia. Los gemelos son bastante comunes”.

Chuck y Deb pensaron que la vaca tendría gemelos al principio. Pero entonces el tercero y cuarto becerros recién nacidos salieron de su madre que mugía.

Deb publicó la emocionante noticia en Facebook, escribiendo: “Un evento muy inusual ayer. Una vaca dio a luz a cuatrillizos. Todos están bien. La vaca mamá se veía un poco aturdida, pero los había limpiado a todos. Por lo que sabemos, la probabilidad de que una vaca dé a luz a cuatro terneros es de una en 11,2 millones”.

Las crías eran realmente pequeñas y negras. Por lo general, un ternero pesa entre aproximadamente 23 a 32 kilos, pero estos cuatrillizos pesan alrededor de 11 kilos cada uno.

Fueron separados de su madre porque no podían alimentarse adecuadamente debido a su tamaño tan pequeño.

La publicación pronto se hizo viral, acumulando más de 82.000 acciones, llegando a usuarios de las redes sociales de todos los Estados Unidos e incluso de Australia.


Después del raro nacimiento, Chuck y Deb tuvieron las manos ocupadas alimentando a los terneros con biberón casi todo el día y toda la noche, aproximadamente una vez cada cuatro horas.

“Estamos buscando voluntarios para esa comida de medianoche”, bromeó Chuck Beldo a Duluth News Tribune.

Chuck y Deb estaban tan ocupados alimentando a los terneros que finalmente instalaron porta biberones para que no tuvieran que sujetar los biberones con la mano.

“Son como cualquier otro bebé. Se alimentan, les da sueño y se acuestan”, explicó Deb.

De hecho, los cuatrillizos son un caso raro y curioso.

“Es una novedad, pero espero que alguien más pueda tener la próxima experiencia porque una vez es suficiente”, señaló Chuck Beldo.

Por si acaso te estás preguntando cómo les fue a las dos becerras y a los dos terneros, en agosto de 2018, Deb actualizó en Facebook, “Tienen casi dos meses de edad. Están comiendo grano y heno y están bien”.

Mira el video a continuación:

Asombroso rescate de una vaca atrapada en un gran agujero

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS