Granjeros chinos piden ayuda debido a cultivos de arroz arruinados por las inundaciones

Por Nicole Hao
27 de Septiembre de 2020
Actualizado: 27 de Septiembre de 2020

Después de que las graves inundaciones en el centro y el sur de China arruinaran los cultivos de arroz, muchos agricultores se han visto en dificultades.

Tras las fuertes lluvias de los últimos quince días, algunos cultivos de arroz comenzaron a germinar, lo cual significa que ya no se pueden cosechar.

Se prevé que en los próximos días lloverá más en el centro, el sur y el suroeste de China, y que algunas lluvias serán más intensas, según advirtió el Centro Meteorológico Nacional de China.

“No se puede producir arroz con granos de arroz germinado (…) Realmente quiero llorar, pero mis lágrimas están secas”, dijo Chen, un agricultor del condado de Poyang, ciudad de Shangrao en la provincia de Jiangxi, al este de China, en una entrevista telefónica con la edición en chino de The Epoch Times.

Chen y sus compañeros aldeanos plantan arroz, algodón y ajonjolí. Sus hijos adultos son trabajadores migrantes en las principales ciudades, pero no han podido ganar suficiente dinero debido al cierre de muchas fábricas durante la pandemia de virus del PCCh, dijo.

Los agricultores de Jiangxi suelen tener dos temporadas de siembra: una antes de mayo, para cosechar en julio, y otra antes de agosto, para cosechar en octubre. Sin embargo, las cosechas de la primera temporada se arruinaron por las inundaciones.

Pero mientras que los agricultores plantaron otra ronda de cultivos, con la esperanza de cosechar en septiembre, la segunda temporada de cosecha también se ha visto interrumpida.

“Mucho arroz cayó en el agua [de la tormenta]. Algo de arroz germinó. Los otros cultivos que aún están en pie en el campo están marchitos”, dijo Chen. “No podemos cosechar suficiente arroz”.

En otros lugares, los cultivos de arroz en la provincia de Guizhou también germinaron antes de que los granjeros pudieran cosecharlos, según un posteo de un ciudadano local en el portal web chino NetEase, el 20 de septiembre.

Chen plantó algodón y ajonjolí luego que las aguas de la inundación retrocedieran. Sin embargo, estos cultivos no crecieron bien.

“El algodón realmente necesita el sol. Sin sol, no podemos tener una buena cosecha”, añadió.

Las alteraciones han hecho que el precio del arroz y de otros alimentos básicos aumente considerablemente, especialmente el de la carne de cerdo. Mientras tanto, los aldeanos cuyas casas fueron destruidas por las inundaciones no han recibido ninguna ayuda del gobierno local, dijo Chen.

Los amigos y parientes de Chen que viven en la ciudad también la están pasando mal debido a la pandemia del COVID-19.

“Este año es muy duro. (…) Mis amigos que operan negocios de porcelana están todos en una mala situación”, dijo Chen. “Al menos la mitad de las tiendas de la ciudad de Jingdezhen han cerrado”.

Durante más de 1000 años, Jingdezhen ha sido conocida por producir la mejor cerámica de China.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Monje tibetano sufre las formas más brutales de tortura a manos del régimen chino. Esta es su conmovedora respuesta

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS