Greta Thunberg: Una explicación viviente de lo que es la izquierda

Por Dennis Prager
01 de Enero de 2020
Actualizado: 01 de Enero de 2020

No es fácil entender lo que defiende la izquierda, a diferencia de los liberales.

Si usted le pregunta a un cristiano qué debe leer para aprender lo básico del cristianismo, le dirá que la Biblia. Si le pregunta a un judío (religioso), le dirá que la Biblia hebrea y el Talmud. Si le pregunta a un mormón, le dirá que la Biblia y el Libro del Mormón. Pregunte a un musulmán y le dirá que es el Corán.

Pero si le pregunta a un izquierdista sobre uno o dos libros que debe leer para entender el izquierdismo, cada izquierdista le dará una respuesta diferente, o necesitará algún tiempo para pensarlo. Pocos, si es que hay alguno, sugerirán “El Capital” de Karl Marx, porque casi ningún izquierdista lo ha leído y porque usted no terminará el libro o lo rechazará por incoherente.

Entonces, ¿cómo se puede entender lo que significa el izquierdismo?

La verdad es que es casi imposible. ¿Qué izquierdista en la historia se habría imaginado que para ser izquierdista habría que creer que los hombres pueden dar a luz o tener períodos, o que es justo para las mujeres tener que competir en los deportes con hombres por sexo biológico que se identifican como féminas?

Hay dos razones principales por las que es tan difícil, si no imposible, definir el izquierdismo. Una es que en última instancia representa el caos:

– Fronteras abiertas.
– Géneros “no binarios”.
– “Arte” sin sentido y escatológico.
– “Música” sin tonalidad, melodía o armonía.
– Horas de cuentos de Drag Queens para niños de 5 años.
– Rechazo del concepto de civilizaciones mejores o peores.
– Rechazo del concepto de arte mejor o peor.
– Eliminación del retrato de Shakespeare de un departamento de inglés de una universidad porque era un hombre blanco.
– El fin de todo uso de combustibles fósiles, incluso en el transporte (según la reciente recomendación del jefe de la Organización Meteorológica Mundial de la ONU).
– El desmantelamiento del capitalismo, el motor económico que ha sacado a miles de millones de personas de la pobreza extrema.
– Y mucho más.

La otra razón principal por la que es imposible definir el izquierdismo es que se basa en las emociones. El izquierdismo consiste en causas que dan a aquellos que de otra manera carecen de sentido, algo a lo que aferrarse para encontrar un significado.

Dos cosas sobre Greta Thunberg, la Persona del Año 2019 de la revista Time, encarnan estas explicaciones.

Con respecto al caos, aquí está lo que Thunberg escribió a principios de mes: “La crisis climática no se trata sólo del medio ambiente. Es una crisis de derechos humanos, de justicia y de voluntad política. Los sistemas de opresión coloniales, racistas y patriarcales la han creado y alimentado. Tenemos que desmantelarlos a todos”.

Thunberg, como todos los izquierdistas, busca desmantelar casi todo. Como dijo el expresidente Barack Obama cinco días antes de las elecciones de 2008: “Estamos a cinco días de transformar fundamentalmente a los Estados Unidos de América”.

En cuanto a la emoción y el significado, The Guardian informó de una entrevista de la BBC al padre de Thunberg: “El padre de Greta Thunberg se abrió sobre cómo el activismo ayudó a su hija a salir de la depresión… cómo el activismo había cambiado la perspectiva de la adolescente, quien sufrió de depresión durante ‘tres o cuatro años’ antes de que comenzara su protesta de huelga escolar frente al Parlamento sueco. Ahora estaba ‘muy feliz’, dijo…’Dejó de hablar… dejó de ir a la escuela’, comentó acerca de la enfermedad [de su hija]”.

El mundo post-judeo-cristiano creado por la izquierda ha dejado sin sentido a un gran número de ciudadanos occidentales, especialmente a un número cada vez mayor de jóvenes. Este agujero del tamaño del Gran Cañón está lleno de causas izquierdistas.

El hecho es que la vida es mejor, más segura, más próspera y ofrece más oportunidades para más gente que nunca antes en la historia. Casi todas las personas maduras y emocionalmente estables deberían estar caminando por Occidente casi delirando por su buena fortuna. Los estadounidenses, en particular, deberían sentirse así. Pero los izquierdistas (de nuevo, a diferencia de muchos liberales) no suelen ser emocionalmente estables y ciertamente no son maduros.

Es por eso que la depresión entre los jóvenes estadounidenses (y tal vez los suecos) está en los niveles más altos jamás registrados. Así que, como Greta, buscan en las causas de la izquierda para encontrar el significado y la satisfacción emocional. Hasta que abrazó el activismo por la crisis climática —una oportunidad, según ella, de salvar literalmente el mundo— Thunberg estaba tan deprimida que “dejó de hablar”. Pero gracias al activismo climático y a otros activistas de izquierda, ahora está “muy feliz” (una valoración que sospecho que a muchos observadores les cuesta creer).

El feminismo y la “lucha contra el patriarcado” (en una época en la que las mujeres en Estados Unidos tienen más oportunidades que nunca y más oportunidades que las mujeres en casi cualquier otra parte del mundo), la lucha contra el racismo (en la sociedad multirracial menos racista de la historia), la lucha contra la supremacía blanca (que casi ha desaparecido de la vida americana), y la lucha en nombre de otras innumerables causas de izquierda —en otras palabras, la transformación fundamental de la sociedad— da sentido a las personas sin sentido.

Nada de eso es moral o racionalmente coherente. Pero es muy satisfactorio emocionalmente.

Sólo pregúntale al padre de Greta Thunberg.

Dennis Prager es un conductor y columnista de un programa de radio sindicado a nivel nacional.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de The Epoch Times.

***

¿Sabía?

‘No hay emergencia climática’: científicos piden un debate razonado

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS