Grupo de periodistas denuncia represión del PCCh a los medios en los Juegos Olímpicos de Invierno

Por Michael Washburn
21 de Febrero de 2022 6:12 PM Actualizado: 21 de Febrero de 2022 6:12 PM

El Club de Corresponsales Extranjeros de China (FCCC) dijo el 21 de febrero que está “consternado” por la interferencia del régimen chino a los periodistas que cubrían los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, .

“La FCCC está decepcionada de que China haya endurecido las condiciones para la prensa, en contra del espíritu olímpico”, dijo la organización en un comunicado.

El grupo de reporteros señaló un caso en el que un funcionario de los Juegos Olímpicos impidió que un reportero extranjero entrevistara a un atleta de Hong Kong en la zona mixta después de un evento de esquí, a pesar de que se supone que las reglas de los Juegos Olímpicos internacionales se aplican en esas áreas.

Aunque el Comité Olímpico Internacional describió el incidente como un caso “aislado”, el FCCC dijo que las interferencias oficiales se produjeron “regularmente” a lo largo de los Juegos, y las describió como “un síntoma del difícil entorno operativo para los medios de comunicación extranjeros en China”.

Incluso antes de que comenzaran los Juegos Olímpicos, la preocupación por la vigilancia de Beijing y la interferencia de los medios extranjeros en los Juegos era tan grave que algunos periodistas decidieron usar teléfonos y computadoras portátiles “desechables” que podrían tirar al terminar su cobertura, para frustrar cualquier intento de utilizar un software de seguimiento que permitiera al régimen vigilar el contenido de los dispositivos.

Ha sido común que los funcionarios de seguridad y propaganda sigan, hostiguen y maltraten a los reporteros que intentan informar fuera de las instalaciones olímpicas, afirmó la FCCC. Como ejemplo, la FCCC cita el incidente criticado internacionalmente en la noche de la ceremonia inaugural, en el que un guardia que llevaba un brazalete rojo abordó y empujó al periodista de la televisión holandesa, Sjoerd den Dass, durante su reportaje para la emisora NOS en una calle muy transitada cerca del estadio. La FCCC señaló que den Dass estaba parado en un lugar al que la policía lo había dirigido solo unos minutos antes.

El mal manejo de den Dass está lejos de ser el único incidente que generó preocupación. La FCCC citó otros incidentes, incluido el de los oficiales de seguridad que impidieron físicamente a los reporteros entrevistar a los residentes locales cerca de la sede olímpica de esquí, y la intervención de la policía para evitar que un equipo de la agencia de noticias francesa AFP filmara la ceremonia de apertura desde un apartamento privado a 1.2 millas del estadio Nido de Pájaro y no dentro del área oficial acordonada.

Además de esos casos de acoso físico e interferencia con el trabajo de los periodistas internacionales, la FCCC expresó su preocupación por las restricciones emitidas por los funcionarios chinos, que dijeron a los periodistas que todo reportaje en zonas públicas requería la aprobación previa de las autoridades.

“Los funcionarios de seguridad en Beijing parecían particularmente sensibles a que los reporteros filmaran cualquier cosa relacionada con los Juegos Olímpicos”, continúa la declaración de la organización, citando el bloqueo a un reportero de un medio de comunicación estadounidense para que no pudiera entrevistar a la gente sobre la mascota olímpica fuera de una tienda de productos oficiales. Los funcionarios le dijeron al reportero que se pusiera en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores para seguir con la entrevista.

Los funcionarios también le dijeron a una periodista que no tenía permiso para filmar el logotipo olímpico.

Además, varios periodistas se han convertido en un objetivo de campañas de acoso por Internet derivadas de su cobertura a los Juegos. Los medios estatales chinos y diplomáticos anónimos impulsaron algunos de estos ataques, dijo la FCCC.

“La FCCC insta a las autoridades chinas a respetar sus propias reglas establecidas sobre la prensa extranjera acreditada en China: Es decir, que permitan a los periodistas reservar y realizar sus propias entrevistas sin la amenaza de la interferencia del Estado y que informen libremente en las zonas públicas”, dice la declaración.

“Desafortunadamente, ninguna de las reglas se aplicó, en un momento en que la atención global se centró en China más que nunca”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.