Grupos de derechos de armas buscan bloquear la declaración de emergencia del gobernador de Virginia

Por Bowen Xiao
17 de Enero de 2020 Actualizado: 17 de Enero de 2020

Las organizaciones de defensa de los derechos de armas, acudirán a los tribunales para poner fin al estado de emergencia temporal declarado por el gobernador de Virginia antes de una manifestación planificada en la Plaza del Capitolio del estado.

La orden ejecutiva del 15 de enero firmada por el gobernador Ralph Northam, quien es demócrata, prohíbe “todas las armas, incluidas las armas de fuego, en los terrenos del Capitolio” antes de la manifestación por los derechos a portar armas que se espera que atraiga a “decenas de miles de defensores” de todo el país el próximo 20 de enero.

Los analistas de inteligencia de las fuerzas del orden, según la oficina de Northam, habían identificado “amenazas creíbles de violencia en torno al evento”, afirmando que la convocatoria es parte de la “retórica nacionalista blanca y planes de grupos de milicias de otros estados”.

La declaración de emergencia dura desde el 17 de enero a las 5 p.m. hasta el 21 de enero a las 5 p.m.

“Hay grupos con planes maliciosos para la concentración que está prevista este lunes”, dijo Northam a los periodistas. Todas las personas que asisten a la manifestación deben ingresar a través de un puesto de control de seguridad, según los funcionarios.

La manifestación, en lo que se conoce como día del Lobby, está siendo organizada por la Virginia Citizens Defense League (VCDL), una ONG sin fines de lucro cuyo objetivo es promover los derechos de los virginianos a mantener y portar armas.

Gun Owners of America (GOA), una organización con más de 2 millones de miembros, dijo que se está uniendo a VCDL para pedir a los tribunales “que emitan una restricción judicial de emergencia que prohíba la aplicación de la prohibición ilegal del gobernador”.

“El mitin del Lobby Day se celebra anualmente con miles de participantes y sin incidentes”, dijo Erich Pratt, vicepresidente senior de GOA, a The Epoch Times por correo electrónico.

“La única diferencia este año es que, en respuesta al intento de los demócratas de destripar la Segunda Enmienda, se espera una multitud mucho mayor”, declaró.

Los defensores de los derechos de las armas y los defensores de la Segunda Enmienda se están uniendo para que los legisladores estatales dejen de presionar por un control más estricto de las armas. Los defensores de la Segunda Enmienda le habían dicho a The Epoch Times, que las propuestas de control de armas respaldadas por Northam violan sus derechos constitucionales.

Pratt, en una declaración, argumentó que las acciones del gobernador violaron la constitución y la ley estatal de 2012 que “limita estrictamente la capacidad del gobernador de prohibir las armas en un estado de emergencia”.

“Si el gobernador de Virginia Northam respeta sinceramente los esfuerzos de la NRA y a sus 5 millones de miembros, puede demostrar ese respeto al no infringir nuestros derechos”, dijo Jason Ouimet, director ejecutivo de la Asociación Nacional del Rifle, en un comunicado.

Dave Workman, editor principal de la Fundación de la Segunda Enmienda, una organización sin fines de lucro que apoya los derechos de las armas, dijo a The Epoch Times que las acciones del gobernador no los sorprenden.

“Siempre hemos dicho que es un estandarte de armas y ahora, solo nos está demostrando que tenemos razón”, dijo Workman.

Los demócratas obtuvieron el control de ambas cámaras de la legislatura estatal de Virginia en las elecciones de noviembre de 2019 y han prometido promulgar una legislación que, según dicen, ayudará a reducir los disparos y las muertes, y “romperá el ciclo” de la violencia armada.

Virginia se ha convertido especialmente en el centro del debate sobre armas, con 91 de los 95 condados del estado declarándose “santuarios de la Segunda Enmienda” o aprobando algún tipo de medida que afirma su apoyo a los derechos de la Segunda Enmienda. Varios municipios del estado también han aprobado leyes similares.

En su cuenta oficial de Twitter, Northam, citando información de inteligencia de las agencias de aplicación de la ley, dijo que las amenazas de violencia en torno a la concentración planificada incluyen “una retórica extremista similar a lo que se había visto antes de incidentes importantes, como Charlottesville en 2017”.

El Departamento de Justicia anunció el 16 de enero que tres hombres fueron arrestados por el FBI y se los acusó de uso de “armas de fuego y cargos relacionados con extranjeros”. Se alega que son miembros de un grupo extremista violento con motivaciones racistas conocido como “La Base”. Según los informes, los hombres habían hablado de viajar al mitin de Virginia, según The New York Times.

Cientos de defensores de la Segunda Enmienda convergieron en la capital del estado de Virginia el 13 de enero, para oponerse a una serie de propuestas de control de armas que votaron los legisladores estatales. Cuatro de las medidas terminaron avanzando en la Asamblea General del estado después de la aprobación del Comité Judicial del Senado.

El comité aprobó una legislación para la verificación de antecedentes universales, una medida que permite a las localidades prohibir las armas en algunos eventos y edificios gubernamentales, un proyecto de ley de “bandera roja” que permite a las autoridades confiscar temporalmente armas de ciertas personas consideradas un riesgo, y una ley que limita la compra de armas de fuego a solo una por mes.

Los cuatro proyectos de ley ahora avanzan al Senado de Virginia para una futura discusión. Tendrían que ser aprobados por el Senado y la Cámara de Delegados, y Northam debería firmarlos para convertirse en ley.

Sigue a Bowen en Twitter: @BowenXiao

¿Sabías?

Miles conmemoran los 20 años de persecución a Falun Dafa y siguen pidiendo justicia

TE RECOMENDAMOS