Grupos izquierdistas de la Universidad Estatal de Arizona exigen la expulsión de Kyle Rittenhouse

Por Bill Pan
29 de Noviembre de 2021
Actualizado: 29 de Noviembre de 2021

Una coalición de grupos de estudiantes progresistas en la Universidad Estatal de Arizona (ASU) pidió la expulsión de Kyle Rittenhouse, quien recientemente dijo que le interesaba continuar estudiando allí de forma presencial.

Después de ser absuelto de todos los cargos en su contra tras dispararle y abatir a dos hombres y herir a otro en defensa propia, hecho que ocurrió durante una protesta en Kenosha, Wisconsin, en agosto de 2020, Rittenhouse reveló en una entrevista con Tucker Carlson de Fox News: “[Ahora quiero] simplemente continuar con mi vida como un chico normal de 18 años que asiste a la universidad”.

“Estoy en la universidad. Soy estudiante de la Universidad Estatal de Arizona”, le dijo a Carlson y agregó que le gustaría vivir en el campus y estudiar enfermería o derecho.

“No lo sé con certeza todavía, pero tengo la intención de ir al campus y seguir una carrera en enfermería”, dijo. “He estado investigando la ley. Quizás quiera convertirme en abogado. Aún no lo he decidido por completo, pero quiero ser enfermero, así que he estado cumpliendo los requisitos previos para eso”.

Rittenhouse se inscribió en un programa online de enfermería que no exige titulación y que comenzó el 13 de octubre, unas semanas antes de que comenzara su juicio, informó el periódico estudiantil The State Press, citando a un portavoz de ASU. Este programa no requiere que los solicitantes pasen por el proceso de admisión típico, pero les permite usar las clases que toman como créditos luego que son admitidos en la escuela de enfermería de la universidad.

A pesar de que Rittenhouse es un estudiante online que toma cursos que no son de grado, la mera posibilidad de que pueda asistir a ASU en persona ha provocado indignación entre la izquierda del campus. Grupos progresistas como MEChA (Movimiento Estudiantil Chicanx de Aztlán), Estudiantes por el Socialismo, Estudiantes por la Justicia en Palestina y la Coalición de Solidaridad Multicultural anunciaron que se reunirían y protestarían el 1 de diciembre para “sacar al asesino Kyle Rittenhouse del campus”.

“Incluso con un veredicto de no culpabilidad del sistema de ‘justicia’ defectuoso, Kyle Rittenhouse sigue siendo culpable para sus víctimas y las familias de esas víctimas”, se lee en un comunicado publicado por los grupos en Instagram.

Específicamente, los grupos exigen que ASU retire la inscripción de Rittenhouse, emitan una declaración condenando la “supremacía blanca” y declarando a Rittenhouse un “asesino racista”. Además, quieren que se reafirme que el Centro Multicultural de ASU es un “espacio libre de la supremacía blanca” y que se redirigirán los fondos de la policía del campus al Centro.

Mientras tanto, el capítulo de ASU de College Republican United continuó apoyando a Rittenhouse. Según el sitio web de la organización nacional, CRU donó más de USD 14,000 para los honorarios de los abogados de Rittenhouse y ahora están recaudando fondos para ayudar a Rittenhouse a “demandar a los medios de comunicación por negligencia, calumnia y difamación”.

“[La ASU] debería suspender la organización estudiantil y las personas involucradas en esta campaña de acoso contra el estudiante”, escribieron los republicanos de la ASU en Twitter.

Jonathan Turley, profesor de derecho constitucional en la Universidad George Washington, escribió a favor de Rittenhouse. “El hecho es que Rittenhouse no puede ser expulsado o mantenido fuera del campus debido a tales medidas mafiosas. Rápidamente prevalecería en la corte”, argumentó.

Turley también estableció similitudes entre el movimiento anti-Rittenhouse y un intento anterior de impedir que Nick Sandmann asistiera a la Universidad de Transilvania en su estado natal de Kentucky, y señaló que las narrativas falsas impulsadas por los medios de comunicación desempeñaron un papel en ambos incidentes.

El encuentro de enero de 2019 entre Sandmann y el activista nativo americano, Nathan Phillips, en los escalones del Monumento a Lincoln ganó la atención nacional después de una amplia cobertura de los medios basada en un video corto, en el que Sandman parecía estar “sonriendo” a Philips, mientras que sus amigos con gorras con el logo MAGA de la Escuela Secundaria Católica de Covington coreaban y animaban en señal de burla. Sin embargo, un video mucho más largo que surgió más tarde muestra que los estudiantes de Covington estaban recibiendo ataques verbales racistas de un grupo de israelitas hebreos negros y que fue Philips quien se acercó a Sandmann y golpeó un tambor a pocos centímetros de la cara del joven.

En un artículo de opinión en Daily Mail, Sandmann alentó a Rittenhouse a emprender acciones legales contra los medios de comunicación hegemónicos por difamación. El propio Sandmann demandó a CNN, a The Washington Post y a NBC Universal en 2019 por USD 800 millones en daños. En 2020 llegó a un acuerdo con CNN y The Post por montos no revelados.

“Este es el problema con los medios de comunicación liberales en Estados Unidos”, escribió Sandmann. “Quieren obtener la historia primero, obtener la mayor cantidad de vistas, ganar la mayor cantidad de dinero y promover la agenda de sus patrocinadores liberales. Estos medios se cubren cuando se equivocan con pequeñas notas a pie de página al final de artículos largos, aclarando que ha salido nueva información y que han actualizado su cobertura”.

La ASU no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS