Encuentran a bebé recién nacido en puesto de frutas y para honrar su rescate lo nombran “¡Sandía!”

Por La Gran Época
04 de Septiembre de 2017 Actualizado: 03 de Junio de 2019

Llegar a este mundo no es nada fácil, pero nacer y quedar solo y abandonado en medio del mundanal ruido, debe ser más que aterrador. Un comprador que pasaba por un puesto de sandía en Tailandia fue testigo de esta triste realidad cuando un fuerte llanto terminó en una escena muy perturbadora.

Worrapol Chimpong, de 40 años, realizaba sus compras junto al río Kwai de Tailandia, cuando un fuerte llanto llamó su atención. Fue a echar un vistazo y encontró a un pequeño recién nacido abandonado en una mesa de bambú de un puesto de sandía fuera de servicio.

El pequeño estaba envuelto en una cobija roja y tenía la apariencia de un niño triste y olvidado. Definitivamente un hallazgo impactante para cualquiera.

“Había un bebé adentro y todavía tenía líquido sobre él y se veía rojo”, declaró Worrapol según Daily Mail.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Pixabay)
Imagen Ilustrativa (Crédito: Pixabay)

Fue entonces cuando Worrapol soltó un gritó de ayuda y las personas alrededor se acercaron para asistirlo y llamar a emergencias. Los paramédicos se llevaron al bebé al Hospital de Makarak en ambulancia para recibir inmediatamente tratamiento.

Nuttawut Bunnang, la trabajadora que ayudó en el rescate comentó que el bebé fue llamado “Tang Mo”, que significa en tailandés “Sandía”, pues parecía ser una buena selección por el color y el lugar donde fue rescatado.

Afortunadamente, las autoridades del hospital reportaron que el niño estaba en buenas condiciones de salud y que aparentemente tenía uno o dos días de nacido por el color rojizo de su cuerpo al momento de encontrarlo. Realmente fue un milagro que su salud fuera buena dadas las condiciones que vivió en sus primeras horas de nacido.

Seguramente, una de las cualidades de Tang Mo será su gran fortaleza.

Nuttawut comentó brevemente con respecto a la madre: “No quiero decir nada sobre la mamá, porque nosotros no la conocemos, pero lo que ella hizo fue realmente algo malo. Abandonar a su propio bebé”.

Aunque el futuro de este pequeñito no puede saberse, lo importante es que en aquel preciso momento se encontró con las personas indicadas que lo ayudaron a sobrevivir y seguir con su camino de vida. ¡Te deseamos una buena y feliz vida pequeña “Sandía”!

Impresionante maniobra de un médico para reposicionar bebé dentro del vientre de su madre

¿Te gusto este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS