Hannity, Ingraham, Giuliani estaban bajo vigilancia judicial por el Departamento de Estado en Ucrania

Por ISABEL VAN BRUGEN
04 de Septiembre de 2020
Actualizado: 04 de Septiembre de 2020

Los registros del Departamento de Estado hechos públicos el 1 de septiembre, revelaron que en la primavera de 2019 diplomáticos estadounidenses de la embajada en Kiev monitorearon las redes sociales de 13 personas sin su conocimiento, incluyendo periodistas y un miembro de la familia del presidente Donald Trump, en relación a sus posteos sobre Ucrania.

Los registros (pdf), obtenidos por el grupo conservador de vigilancia Judicial Watch, muestran que los funcionarios apuntaron a las cuentas de Twitter de los presentadores de Fox News, Sean Hannity y Laura Ingraham; el comentarista de Fox News Lou Dobbs; el abogado personal del presidente Trump, Rudy Giuliani; el exagente del Servicio Secreto, Dan Bongino; el analista militar y de inteligencia, Sebastian Gorka; el periodista de investigación, John Solomon; Jack Posobiec de One America News; Ryan Saavedra de The Daily Wire; la colaboradora de Fox News, Sara A. Carter; el hijo mayor del presidente, Donald Trump Jr, el embajador de Estados Unidos en Rusia bajo el gobierno de Barack Obama, Michael McFaul; y la activista estadounidense, Pamela Gellar.

El principal procurador de Ucrania acababa de abrir una investigación en ese momento sobre si las fuerzas de seguridad del país filtraron ilegalmente información para influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016, a favor de Hillary Clinton.

Las 13 cuentas fueron monitoreadas usando CrowdTangle, una compañía de análisis de redes sociales propiedad de Facebook, los términos analizados incluyen: “Yovanovitch” (exembajadora de Estados Unidos, Marie Yovanovitch); “embajador de Ucrania”, “Ucrania Soros”; “campaña de Clinton”, y “Biden-Burisma”, según los documentos.

Según los correos electrónicos internos hechos públicos por el grupo de vigilancia, Yovanovitch y el exsubsecretario de Estado adjunto, George Kent, estaban al tanto de los trabajos de vigilancia. Yovanovitch fue despedida por Trump de su puesto diplomático en mayo de 2017.

Los registros, que se obtuvieron en una demanda por la Ley por la Libertad de Información (FOIA Act) en enero de 2020, muestran que un contratista del Departamento de Estado de Estados Unidos también advirtió a sus colegas que podrían estar infringiendo las leyes de privacidad con su vigilancia de las cuentas de los 13 estadounidenses.

“Yendo al grano aquí, en lo que respecta a los influencers, hay algunas implicaciones legales al hacer una lista de influencers de Facebook y Twitter ya que son técnicamente ciudadanos privados (aunque estén públicamente en Internet) y no podemos compilarlos en una lista y monitorear lo que están diciendo usando una aplicación de terceros sin su conocimiento”, escribió el contratista en un correo electrónico en mayo de 2019. “Para ver lo que están diciendo, desafortunadamente hay que usar la forma de la vieja escuela e ir manualmente a sus muros y ver de esa manera. Es engorroso, pero cumple con la Ley de Privacidad de 1974”.

El presidente de Judicial Watch, Tom Fitton, dijo en una declaración que los documentos “confirman que los funcionarios del Estado Profundo en la Embajada de Ucrania parecían haber creado una lista de enemigos para ayudar a vigilar e informar de manera ilícita sobre las publicaciones en las redes sociales de la familia y el abogado del presidente Trump, así como de los periodistas. El Departamento de Estado escondió estos humeantes documentos durante meses”.

“Esta era una lista de enemigos”, dijo Solomon al programa Hannity de Fox News, señalando que los individuos objetivo habían planteado previamente preguntas sobre Rusia y la conducta de “cosas como Joe Biden”.

“La embajada nos estaba vigilando, no por razones de seguridad nacional, sino por razones sobre la reputación de la gente del anterior gobierno, el gobierno de Obama-Biden-[Hillary] Clinton”, dijo el periodista de investigación.

Solomon declaró que siente una “gran preocupación” y cree que otras comunicaciones también pueden haber sido vigiladas en base a la información que vio en los documentos recién publicados. Él pidió a la ODNI y al Departamento de Estado que “se presenten y le hagan saber al pueblo estadounidense” si este fuera el caso.

“Se le dijo al Departamento de Estado y a la embajada que estas acciones violan el Acta de Privacidad [de 1974] de los 13 estadounidenses cuyas cuentas fueron monitoreadas y la verdadera pregunta ahora es, ¿es esto lo único que hicieron?”, añadió.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Bajo investigación judicial, lo que calla la prensa sobre Hillary Clinton

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS