Harvey vuelve a tocar tierra firme en Luisiana y se esperan más inundaciones

30 de Agosto de 2017 Actualizado: 30 de Agosto de 2017

Luego de los estragos que dejó el paso del huracán Harvey por Texas, el fenómeno climático volvió a tocar tierra estadounidense este miércoles a través del estado de Luisiana. Con el transcurrir de las próximas horas se espera que la ahora tormenta tropical –que ha causado al menos 18 muertos- se debilite y siga su rumbo hacia el norte, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La tormenta regresó a unos 8 kilómetros al oeste de Cameron con vientos sostenidos máximos de 72 kilómetros por hora. Se espera que Harvey deje fuertes precipitaciones en Louisiana para luego continuar hacia Arkansas, Tennessee y parte de Missouri, estados que también podrían sufrir inundaciones.

Personas caminan a un bote del sheriff del condado de Harris para escapar de un vecindario inundado durante las secuelas del huracán Harvey el 29 de agosto de 2017 en Houston, Texas. (BRENDAN SMIALOWSKI / AFP / Getty Images)
Personas caminan a un bote del sheriff del condado de Harris para escapar de un vecindario inundado durante las secuelas del huracán Harvey el 29 de agosto de 2017 en Houston, Texas. (BRENDAN SMIALOWSKI / AFP / Getty Images)

Será “el principio del fin” de Harvey, afirmó Dennis Feltgen, meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes, aunque advirtió que muchos habitantes “van a sentir el impacto de la tormenta”.

De hecho, los meteorólogos estiman que en el oeste de Luisiana podrían caer entre 13 y 25 centímetros de lluvia en las próximas horas.

Las devastadoras inundaciones causadas por Harvey -que tocó tierra por primera vez el viernes en Texas como huracán de categoría 4- trajeron al presente los dramáticos recuerdos del huracán Katrina, que arrasó Nueva Orleans hace 12 años.

[insert page=’inundada-por-la-lluvia-houston-aguarda-varios-dias-mas-de-tormenta’ display=’template-relacionadas.php’]

Oficinas estatales y escuelas en 28 condados, principalmente en el área de Batton Rouge no abrirán el miércoles en anticipación a posibles condiciones inclementes.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, pidió a la población permanecer alerta.

El meteorólogo Roger Erickson advirtió que algunos ríos costeros no podrán desaguar porque los vientos de Harvey están empujando las oleadas, agravando las inundaciones en áreas que ya tienen más de 51 centímetros de lluvia. Se predicen rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora para áreas costeras y hasta 65 kilómetros por hora en Lake Charles a lo largo del corredor de ruta interestatal 10.

Sin embargo, Erickson destacó que se trata de la última etapa del fenómeno. “Estamos comenzando a ir hacia el fin del túnel de toda esta lluvia”, indicó.

Con información de VOA

TE RECOMENDAMOS