Guerrilla zapatista dice que combatirá “hasta morir” los proyectos que anunció López Obrador en Chiapas

Por Anastasia Gubin
01 de Enero de 2020
Actualizado: 02 de Enero de 2020

El grupo guerrillero de adiestramiento marxista. Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), comunicó que defenderá a la “Madre Tierra” en el estado de Chiapas de los megaproyectos de infraestructura que busca concretar en los próximos años el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El grupo izquierdista se dio a conocer tras combatir y ocupar seis ciudades en Chiapas el 1 de enero de 1994, entre las cuales figura San Cristóbal de las Casas. Desde entonces se ha mantenido vigente en la lucha armada bajo los gobiernos del Partido Revolucionario (PRI), el Partido de Acción Nacional (PAN) y ahora con el mandato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El subcomandante Moisés hizo un llamado a sus bases el 31 de diciembre para defender la tierra combatiendo “hasta morir si es preciso”, según la agencia Efe.

La razón es que uno de los proyectos de López Obrador, el Tren Maya, pasará por Chiapas además de los estados de Quintana Roo, Campeche, Yucatán, Tabasco y el Corredor Transístmico, para unir los océanos Pacífico y Atlántico.

“El capataz (López Obrador) que ahora manda en el lugar que se llama México, hizo una simulación de que pidió permiso a la Madre Tierra (el 1 de diciembre de 2018) para destruirla (…) así cree que la Madre Tierra le da permiso para matarla y hacer un tren que debería llamarse como su familia”, dijo el guerrillero.

El guerrillero zapatista también criticó al Gobierno de López Obrador diciendo que hace unas semanas hizo otra simulación de una supuesta consulta, sobre la construcción del Tren Maya, donde “solo informó que hay muchas cosas buenas de los megaproyectos, pero no dijo nada de todas las desgracias que trae para le gente y la naturaleza”.

Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) nace como fracción del grupo guerrillero Fuerzas de Liberación Nacional o FLN, y en sus bases cuenta con asesores maoistas, grupos de la iglesia católica adscritos a la teología de la liberación y militantes de izquierda.

Su preparación antes del levantamiento armado de 1994 fue larga, según algunos historiadores. “Habían pasado por diez años de preparación en la clandestinidad, de entrenamiento y formación política” (comunista -marxista).

El primer núcleo de combatientes fundadores del EZLN “fue formado casi en partes iguales por jóvenes urbanos de origen criollo-mestizo, con formación de estudios universitarios en su mayoría, e indígenas hablantes de lenguas mayenses de Chiapas y de vocación campesina”, destaca un estudio del académico de la Universidad Autónoma de Nueva León, Gustavo García Rojas, en su reporte de 2013.

El EZLN urbano se instaló en la zona para adiestrar a las comunidades indígenas locales, en los conceptos revolucionarios de ideología de masas, algo no muy lejano de la dictadura cubana y el marxismo promulgado por Maduro, hoy acusado de corrupción y destrucción de la selva indígena venezolana en el Arco Minero.

“El EZLN se convirtió, política y no solo sociológicamente, en un ejército indígena”, con “una concepción de construcción colectiva del poder”, que adquiere primacía “frente a planteamientos tradicionales de lucha por el poder estatal y la transformación desde arriba presente en otros movimientos revolucionarios”, según García Rojas.

Para ello debió poner como prioridad algunos intereses reales de las comunidades y tomar conocimientos de ellos. “Estos cambios, que no son irrelevantes, no implican sin embargo un abandono de la tradición marxista revolucionaria en la que la mayoría de los militantes zapatistas habían sido formados”.

“Parece más plausible plantear que lo que ocurrió (y quizá sigue ocurriendo) es que continuaron usando las herramientas de interpretación del marxismo pero con cierta libertad y mezclándolas, a veces en forma creativa, con otras referencias”.

Uno de sus lemas zapatistas es “mandar obedeciendo” los acuerdos del grupo guerrillero, dice el académico.

Este lema podría parecer razonable para muchos pero también podría limitar el desarrollo personal de cada indígena como un individuo independiente con derechos y obligaciones en una democracia.

EZLN sostuvo diálogos en la Catedral de San Cristóbal de las Casas y realizó acuerdos en 1996. Después de una ruptura del diálogo ha mantenido su presencia en varias zonas del estado de Chiapas y ha rechazado contactos de diálogo con los Gobiernos de los presidentes Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018), según la agencia Efe.

Promulgando su teoría marxista, durante su comunicado del 1 de enero dado a conocer por la agencia de noticias, divulgado en todos los medios internacionales, el comandante zapatista aprovechó a culpar capitalismo de “destruir la naturaleza, pueblos enteros, culturas milenarias, civilizaciones completas, incluso el planeta entero”, evitando mencionar que la destrucción de la naturaleza y el ser humano también han sucumbido bajo los grandes regímenes revolucionarios socialistas y comunistas.

Según el guerrillero, el “capataz” que gobierna México “retó a todos los pueblos originarios” ya que “no le importa lo que pensamos y sentimos”, y ‘les guste o no les guste’ a los indígenas, él va hacer lo que le ordenó su patrón”.

A continuación

Maoístas de EE.UU. apoyan al movimiento revolucionario mexicano

TE RECOMENDAMOS