Hay que descentralizar las redes sociales, dice cofundador de Wikipedia

Por Petr Svab
05 de Marzo de 2021
Actualizado: 05 de Marzo de 2021

El cofundador de Wikipedia, Larry Sanger, propuso una forma de descentralizar las redes sociales que podría desactivar la censura y mejorar la privacidad.

Sanger, que se separó de la dirección del proyecto de Wikipedia hace casi dos décadas, trabaja ahora en el desarrollo de normas técnicas que podrían quitar el poder a las empresas gigantes sobre las redes sociales y dar a los usuarios más control sobre el contenido que producen y ven.

En los últimos años, la preocupación por el poder de las plataformas de redes sociales emergió a todo lo ancho del espectro político. Los conservadores se manifiestan en contra de los gigantes de la tecnología sobre todo por la censura del discurso político, mientras que muchos liberales llevan mucho tiempo criticando a estas empresas por la recopilación intrusiva de la información personal.

“Lo que debe existir es un sistema que facilite al usuario medio la difusión de su contenido en las redes sociales desde un lugar que le pertenezca, como un blog, y que luego esté disponible en todas estas plataformas diferentes, de modo que no importe qué plataforma se utilice”, dijo Sanger a The Epoch Times en una llamada telefónica.

“Así que esto devuelve el punto de control a las manos de la persona media, el usuario final”.

Ya existen soluciones técnicas parciales. La plataforma de gestión de redes sociales Hootsuite, por ejemplo, permite a los usuarios navegar por las noticias y publicar en varias redes sociales simultáneamente. Pero solo funciona con un puñado de plataformas heredadas, como Twitter, Facebook y YouTube. Además, el contenido sigue viviendo principalmente en esas plataformas. Si deciden censurarlo, este contenido desaparece.

Las redes sociales alternativas, como Gab y Parler, tampoco son la solución, en opinión de Sanger.

“Son alternativas, pero en sí mismas siguen implicando que la plataforma es dueña de sus datos (…) No constituyen realmente una solución al problema que nos plantean Twitter y Facebook y el resto”, indicó.

Sanger dice que imagina una herramienta como un complemento del navegador, que agregue el contenido de todas las cuentas que el usuario sigue en todas las innumerables plataformas. Si el usuario quiere publicar su propio contenido, lo haría en una especie de microblog que el complemento recogería y distribuiría a algunas o todas las plataformas en las que el usuario tiene una cuenta. El microblog funcionaría con un sencillo sistema de gestión de contenidos que podría colocarse en cualquier servicio de alojamiento web o incluso alojarse en el propio servidor del usuario.

El truco es que los sistemas de microblogging tendrían un protocolo estandarizado que permitiría que un único plug-in tradujera el contenido a los distintos formatos adecuados para las diferentes plataformas de redes sociales.

“Uno no puede tener una red descentralizada verdaderamente exitosa de algún tipo de contenido (…) a menos que esas cosas sean capaces de hablar entre sí y estén hablando en el mismo idioma”, dijo Sanger. “De lo contrario, solo se tiene una proliferación de silos”.

Por esta razón dice que le gustaría convencer a las empresas de redes sociales de que adopten el mismo protocolo para garantizar una transferencia fluida de los contenidos entre los blogs y las plataformas.

“Allí no se hablan entre sí”, dijo. “Estas necesitan ser interoperables”.

Si Sanger tiene éxito, su plan convertiría las plataformas de las redes sociales en meros “clientes”, es decir, diferentes interfaces para acceder al contenido de los microblogs de los usuarios. Podría dar lugar a nuevas herramientas desarrolladas exclusivamente para ofrecer a los usuarios una experiencia superior de navegación e interacción con los contenidos.

Sanger no tiene muchas esperanzas de que los grandes actores, como Facebook o Twitter, estén dispuestos a seguir su plan.

Estas empresas basan su negocio en la monetización de los datos de los usuarios, que puede verse muy limitada si la gente ya no necesita interactuar con las propias plataformas.

“No nos importa la monetización. Es decir, si solo es una persona que quiere compartir su opinión, ¿le importa la monetización? No. Solo trata de llegar a su gente”, dijo Sanger.

En su opinión, la presuposición de que es necesaria una plataforma propietaria que recopile datos de los usuarios es exactamente lo que intenta evitar.

“Lo que ha llevado a todo el problema al que nos enfrentamos ahora es el hecho mismo de que exista una plataforma propietaria monetizable. Es el hecho mismo de que Internet esté dominado por esas plataformas es lo que hizo posible que esas plataformas cierren tanto la libertad de expresión e hizo posible que los gobiernos de todo el mundo contemplen la escalofriante y asombrosa noción de que podrían utilizar al sector privado para censurar la expresión política”, dijo.

“Así que es muy importante que dejemos de pensar en términos de monetización y empecemos a pensar en términos de liberación”.

Sanger tiene previsto organizar una serie de seminarios en los que expondrá su plan y ofrecerá los conocimientos técnicos necesarios para su desarrollo.

Siga a Petr en Twitter: @petrsvab


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS