Heces de animales y pelos de roedores: los comemos todos los días sin darnos cuenta, según la FDA

Por Julian Bertone
07 de Octubre de 2019 Actualizado: 07 de Octubre de 2019

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) reveló una serie de “defectos alimenticios” presentes en una gran variedad de alimentos comunes que serían capaces de arruinar el apetito de cualquiera que piense demasiado en ello.

Como es sabido, a pesar de todos los controles de la industria alimenticia moderna, resulta casi imposible que los alimentos no presenten al menos un porcentaje mínimo de contaminantes. ¿Pero qué tal un poco de excremento en el cafe?

La FDA permite que el café molido contenga un promedio de 10 miligramos de heces animales por cada 450 gramos de producto, y este es solo un ejemplo. En el caso de los frijoles, se permite un rango de infección por insecto y hongos de entre el 4 y 6% de acuerdo al conteo.

Fragmentos de insecto en la pimienta negra, pelos de roedores en el chocolate o la mantequilla de maní e incluso insectos enteros cada 100 gramos de mermeladas, son ingredientes invisibles que consumimos comúnmente sin darnos cuenta, según la FDA.

Las bebidas tampoco están exentas.

Jugos de cítricos o de tomate, cócteles afrutados o néctar de durazno por ejemplo, pueden tener legalmente cinco o más huevos de mosca de la fruta u otros huevos de mosca por taza, y también gusanos.

La lista de comestibles con “defectos alimenticios” no es corta, y abarca las cuatro comidas del día, según un informe de CNN en español que pone en evidencia el rango de contaminantes permitido por la FDA y el tipo de controles por el que pasan los alimentos.

“Los fabricantes de alimentos tienen empleados de control de calidad que constantemente toman muestras de sus productos envasados y terminados para asegurarse de que no están poniendo nada en contra de las reglas”, dijo el especialista en seguridad alimentaria Ben Chapman, profesor de ciencias agrícolas y humanas en la Universidad Estatal de Carolina del Norte a CNN.

Moscas de la fruta. (Dominio público)

Chapman también aclaró que a pesar de ser una situación común representa un “muy, muy, muy bajo riesgo” para la salud humana. “Lo veo como un factor de asco versus un factor de riesgo. Las partes de los insectos son asquerosas, pero no conducen a enfermedades transmitidas por los alimentos”, señaló el profesor.

Por otra parte, indicó que el mayor riesgo para la salud proviene de la contaminación cruzada de los alimentos crudos, una cocción insuficiente y de no lavarse las manos contribuyendo a la propagación de gérmenes, lo que deriva en millones de casos de enfermedades transmitidas por alimentos cada año.

*****

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS