Héroe cava sin ayuda un camino de 15 km con sus manos para facilitar el viaje a pie de los aldeanos

Por La Gran Época
16 de Abril de 2019 Actualizado: 16 de Abril de 2019

Para llegar al centro comercial, los aldeanos de Kaganda, en el condado de Muranga (Kenya), tuvieron que utilizar un atajo, es decir, el sendero en una zona montañosa y frondosa que pasaba a través de una propiedad privada. Sin embargo, el viaje se hizo difícil después que el sendero fuera vallado por el terrateniente que acusó a los aldeanos de invadir su finca.

Los aldeanos estaban molestos porque tuvieron que tomar la ruta más larga de 4 kilómetros para llegar al centro comercial. Afortunadamente, la esperanza llegó en forma de Nicholas Muchami, quien decidió tomar el asunto en sus propias manos. Literalmente.

Para aliviar las penurias de sus vecinos, Nicholas, de 45 años de edad, cavó sin ayuda un camino a través de la espesa vegetación que conducía al centro comercial de Kaganda, usando solo una pala, una azada y un hacha.

Bajo el sol abrasador, Nicholas trabajó 10 horas al día, de 7 a.m. a 5 p.m., para cumplir su misión antes de la temporada de lluvias.

Los aldeanos consideraron increíble que Nicholas se haga cargo de construir la carretera. Le preguntaron, escépticos, mientras trabajaba en la carretera: “¿Te pagan (por hacer esto)?”.

En realidad, a Nicholas, un trabajador ocasional durante el día y un guardia durante la noche, nadie le pagó ni un centavo.

“Tengo mucha energía dentro de mí. Decidí ser voluntario”, expresó a la BBC.

Con determinación, Nicholas sacrificó su tiempo y utilizó su salario con moderación para limpiar la carretera, que los dirigentes locales prometieron construir hace cinco años, pero no lo hicieron. En solo seis días, el buen hombre abrió un camino de 1,4 kilómetros.

“Había hecho peticiones desesperadas a los líderes locales para que construyeran la carretera, pero todo fue en vano. Fue entonces cuando decidí construirlo usando mis herramientas agrícolas por el bien de las mujeres y los niños, para ahorrar tiempo”, declaró a  Nation.

El 10 de abril, Nicholas tenía alrededor de 483 metros de arbustos por cortar. Suspendió el trabajo temporalmente porque necesitaba volver a su trabajo ocasional para poder ganarse la vida.

Después de ganar lo suficiente para su supervivencia, Nicholas se dedicó a completar el resto de la sección él solo, ya que otros aldeanos se negaron a trabajar voluntariamente.

Gracias al esfuerzo desinteresado de Nicholas, los viajes se hicieron más fáciles para los aldeanos. A pesar de que la carretera aún no está terminada, los lugareños, incluidos los estudiantes, comenzaron a viajar en la sección que él despejó.

“Le debemos mucho. De hecho, seré el encargado de reunir a los residentes locales para que al menos le den de comer mientras trabaja en la parte restante del camino. También estoy contento de que ahora voy a volver a ir a la iglesia, hace dos años que dejé de ir debido al mal estado de la carretera, que también está en una zona montañosa. Mi cuerpo está débil”, explicó Josephine Wairimu, de 68 años.

La nueva carretera reducirá a la mitad el viaje al centro comercial a 19 kilómetros.

“Ahora hizo feliz a la gente, y yo también lo estoy. Mi trabajo ayudó a toda clase de gente”, afirmó Nicholas.

Si bien los benefactores estuvieron enviando regalos a la casa de Nicholas, sus esfuerzos le valieron la atención de los medios de comunicación de todo el mundo después de que Kinyungu Micheke compartiera su historia en Facebook. Nicholas está siendo aclamado como un héroe local en la aldea de Kaganda y como un patriota por los usuarios de las redes sociales.

Todos deberíamos seguir el ejemplo de Nicholas. Como lo expresó el presidente Kennedy durante su discurso inaugural el 20 de enero de 1961: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti, pregunta lo que tú puedes hacer por tu país”, todos podemos contribuir al bien público, haciendo de nuestros respectivos países un mejor lugar para vivir.

Mira el video a continuación:


Empleados mantienen vivo a un hombre que sufrió un ataque al corazón

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS