Hija de Paul Walker florece como modelo y continúa compartiendo la pasión de su padre

Por Louise Bevan - La Gran Época
06 de Marzo de 2019 Actualizado: 06 de Marzo de 2019

Meadow Rain Walker tenía solo 13 años cuando su padre, la estrella de Rápido y Furioso Paul Walker, murió en un accidente automovilístico. En los casi siete años siguientes, Meadow ha crecido y apenas se la reconoce. La deslumbrante joven de 20 años (que también era adorable de niña, ¡debemos añadir!) es ahora una modelo.

Ocasionalmente Meadow comparte fragmentos de su vida en los medios sociales, pero no tenemos suficiente.

Ver esta publicación en Instagram

Donating a bunch of food to a local homeless shelter today!! I love seeing all of your random acts of kindness and can’t wait to see more#PWFdogoodchallenge

Una publicación compartida de Meadow Walker (@meadowwalker) el

La muerte de un padre a una edad temprana puede ser un evento devastador para un niño. Pero solo la hija Meadow, que se acercó a su padre antes de su muerte, supo utilizar una asombrosa fuerza interior para una mujer tan joven y ha puesto su talento y ambición al servicio de algo extremadamente bueno. Meadow vivió con su madre en Hawaii cuando era niña, pero se mudó a California para vivir con Walker en 2011, dos años antes de su muerte. El padre y la hija desarrollaron una relación maravillosa.

Meadow está causando sensación en Instagram con su etéreo y buen aspecto, y en la industria de la moda con una floreciente carrera de modelo.

Pero los logros no se detienen ahí. En 2015, Meadow inició la Fundación Paul Walker en honor a una de las mayores pasiones de su padre: la biología marina. Y no fue solo un interés pasivo. Walker se unió a la junta directiva de The Billfish Foundation en 2006, e incluso cuatro años después protagonizó una serie de National Geographic Channel llamada Expedition Great White. Walker pasó una semana y media como parte de la tripulación del barco, que capturó y marcó siete grandes tiburones blancos en la costa de México. Fue un sueño hecho realidad para el joven actor.

Walker también formó parte de un equipo de ayuda humanitaria, Reach Out Worldwide (ROWW). Por cierto, fue la recaudación de fondos de esta organización benéfica a la que Walker asistió inmediatamente antes de partir en su Porsche Carrera GT y sufrir el ahora infame accidente que le costó la vida. Walker fue muy activo con ROWW, incluso viajando a Haití después del terremoto de 2010 para ayudar a las víctimas de las devastadoras consecuencias.

El manifiesto de la Fundación Paul Walker afirma que “sirve como una luz perdurable del espíritu único de Paul”. Meadow misma lo explicó en Instagram: “Me encontré reflexionando sobre sus pasiones. Su pasión por el océano, su pasión por rescatar animales, su pasión por ayudar a la gente y su pasión por la buena voluntad espontánea”. Entre otros proyectos, la fundación ofrece subvenciones y becas a investigadores que trabajan en el campo de la conservación marina.

La leal hija de Walker explicó que quería compartir la pasión de su padre con el mundo: “Quiero compartir esa parte de él con los demás”, escribió.

En un documental sobre la vida de Walker, “I Am Paul Walker”, el hermano de Walker, Cody, reconoció el estrecho vínculo padre-hija entre Walker y Meadow: “Le encantaba ser padre. Estaba tan orgulloso de ella”, dijo Cody.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Meadow Walker (@meadowwalker) el

Meadow se está haciendo un nombre, no solo con su impresionante belleza, sino también con su enorme corazón y lealtad a su amado padre. Lleva el nombre Walker como una insignia de orgullo, y ciertamente lo lleva bien.

*********************************

Descubre la razón:

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

TE RECOMENDAMOS