Hispanos en la Cumbre Mundial contra la Sustracción Forzada de Órganos: El PCCh alcanzó una perversidad suprema

Por Alicia Marquez
20 de Septiembre de 2021
Actualizado: 20 de Septiembre de 2021

Este fin de semana se llevó a cabo la primer ronda de intervenciones de expertos en la Cumbre Mundial contra la Sustracción Forzada de Órganos, del 17 al 19 de septiembre que incluyó la intervención del abogado defensor de derechos humanos Carlos Iglesias y el eurodiputado español Hermann Tertsch.

El abogado español Carlos Iglesias Jiménez, dijo que este crimen de la sustracción forzada de órganos “es un crimen que nunca antes había conocido la historia de la humanidad”. Además señaló que lleva 18 años en la defensa de los derechos humanos en China, y que le es difícil describir en pocas palabras sus vivencias durante esos años.

“Aprendí en todos estos años a amar y a respetar, no solo la cultura tradicional china de 5000 años, sino al propio pueblo chino, sus valores, sus creencias, lo que hace de verdad fuerte a la nación y al pueblo chino, pero desde hace décadas China está sangrando en su corazón”, dijo Iglesias.

“Es muy triste vivir lo que está ocurriendo bajo la dictadura del Partido Comunista Chino (PCCh) y específicamente en este crimen de la sustracción forzada de órganos”, agregó.

Iglesias en su participación señaló que “este crimen tiene individualidad propia, tiene caracteres propios, esta atrocidad nunca antes la había conocido la historia de la humanidad”

Y agregó que este crimen tiene características que lo diferencian de otros crímenes; La primera característica es: “eliminar físicamente a las personas por sus creencias espirituales, pueden ser cristianos, tibetanos, budistas, pero muy especialmente a los millones de practicantes de Falun Gong”; la segunda característica es: “la búsqueda de enriquecimiento corrupto del propio PCCh”. Iglesias recordó que cuando el líder Jiang Zemin comenzó la persecución contra millones de practicantes de Falun Gong en 1999 “diseñó muy bien la estrategia, desde arriba hacia abajo involucrando todos los estamentos de la propia estructura del PCCh y su objetivo básico era erradicar las firmes creencias del pueblo chino”.

Iglesias, además señaló que cuando se habla del tráfico ilegal de órganos “no estamos alcanzando la perversidad que el crimen de sustracción forzada de órganos provoca”, incluso señaló que la perversidad suprema que alcanzó el PCCh “se ideó de una manera incluso diabólica, de no solo de cómo eliminar, asesinar a las personas, sino cómo enriquecerse a través de esos asesinatos”.

Señaló que el régimen del PCCh suprime las libertades individuales y hasta colectivas del pueblo chino.

Esta práctica de sustracción forzada de órganos comenzó en 1984 en China cuando se implementó una ley que permitía sustraer órganos de prisioneros ejecutados en China y la primera vez que salió a la luz este tipo de práctica fue en 2001 tras el testimonio del Dr. Wang Guoqi ante el Congreso de Estados Unidos, según la organización de Médicos contra la Sustracción Forzada de Órganos (DAFOH).

De acuerdo con DAFOH, en 2006, con los primeros testigos y más tarde con el Informe de Kilgour y Matas se concluyó que se sustrajeron órganos a presos de conciencia vivos, de los cuales, la mayoría fueron practicantes de Falun Gong detenidos.

David Kilgour es el exsecretario de estado canadiense para Asia-Pacífico y David Matas es un abogado de derechos humanos, que juntos fueron los primeros en investigar y comprobar de forma independiente las alegaciones de la sustracción forzada de órganos a escala masiva en China.

En España, Iglesias señaló que en el tema de la donación de órganos, España, a pesar de ser un líder mundial y pionero en la modificación de su código penal para prevenir y sancionar el crimen del tráfico ilegal de órganos, “no ha tomado ninguna acción tampoco, para denunciar estos hechos”, y agregó que esto a pesar de que en España se han presentado “251,000 firmas al congreso de los diputados, que no han tenido ningún resultado, ni acción por parte de los políticos” en el país.

“Por lo tanto, como abogado defensor de los DD. HH. en China y en el mundo en general, el mundo tiene que despertar, no puede ser que después de tantos años continúen impunes estos crímenes, la sociedad civil es la que tiene que dar un impulso, ante el silencio cómplice de los gobiernos occidentales”, agregó.

Por su parte, el eurodiputado español Hermann Tertsch dijo que los trasplantes forzados de órganos que se producen en China bajo el régimen comunista es uno de los asuntos más preocupantes y que lo “conmueve por su enorme tragedia que lleva escondida detrás de los hechos duros y crudos que son la realidad”.

Además señaló que la práctica espiritual Falun Gong está enormemente afectada por la sustracción forzada de órganos, “y los presos políticos en general son siempre uno de los objetivos que pueden en cualquier momento verse sometidos a un trasplante forzoso” y muchos de ellos son ejecutados con el fin de “suministrar órganos a personas extranjeras o chinas que estén dispuestos a pagar ese órgano por [alguna enfermedad] para seguir viviendo”.

“Esta atrocidad, esta monstruosidad que se produce miles y miles de veces al año”, dijo Tertsch. “Se produce en un país con el cual todos tenemos unas relaciones absolutamente normalizadas, es más, con un país que tiene un dictador de un Partido Comunista implacable, que no tolera ningún tipo de discrepancia, ni de oposición, ni de crítica libre”.

China tiene a “un dictador, a Xi Jinping, que cuando va al Foro de Davos, por ejemplo, se pliegan al dictador chino, aplauden al dictador chino por sus supuestas conquistas, por sus soluciones a los problemas actuales, soluciones eficaces, desde una dictadura que desprecia absolutamente la vida humana, que desprecia todo derecho, desprecia la vida misma”. Y agrega que además, el régimen “se permite este terrible crimen que son los trasplantes forzosos”.

Por lo que dijo que se tiene que estos crímenes se tienen que dar a conocer y se tiene que hacer algo contra ellos, y cuestiona: “¿Por qué esto no se extiende? ¿Por qué las televisiones de todo el mundo no hacen programas sobre una monstruosidad de este calibre?”.

A lo que respondió: “posiblemente porque hay unos pactos de silencio hoy en día en el mundo que son muchos de ellos inconfesables, que permiten que unos crímenes reciban toda la atención y otros ninguno”. Además, criticó a los criterios que tiene “el mundo mediático que tiene la hegemonía en la comunicación en el mundo, son unos criterios que siempre están definidos en los últimos 50 años, en una dirección que trata de forma tan benévola los crímenes” de lesa humanidad que ocurren en el régimen comunista chino.

La próxima ronda de conferencias de la Cumbre Mundial contra la Sustracción Forzada de Órganos continuará del 24 al 26 de septiembre.

Con información de NTD News.

Siga a Alicia Márquez en Twitter: @AliceMqzM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS